Gerardo Morales señaló la necesidad de replantear la matriz productiva en Jujuy para generar mayores fuentes de trabajo genuino

Jujuy al día® – El Vicepresidente del Senado de la Nación, Gerardo Morales, señaló la necesidad de replantear la matriz productiva en Jujuy para generar mayores fuentes de trabajo genuino. Indicó que actualmente el sector estatal es el principal empleador y advirtió que se han perdido 4 mil puestos de trabajo por las demoras que registra la remisión del Fondo Especial del Tabaco. Paralelamente a esto, los productores se han volcado a la producción de caña de azúcar, un cultivo que -respecto  del tabaco presenta una menor capacidad de empleabilidad.

El senador jujeño, en primer término enfatizó que “uno de los desafíos que tendrá Jujuy en los próximos años será modificar su matriz productiva”. Objetó Morales que, en la última década, “no obstante el crecimiento sostenido de la economía, en la provincia no se han efectuado inversiones en obras de riego que hubieran permitido ampliar las áreas cultivables y generar más trabajo”.

En esta línea observó que Jujuy “ha recibido importantes fondos para la obra pública”, pero sin embargo esto no ha contribuido a sentar las bases para una economía dinámica y con capacidad de empleo. Explicó que la inversión se ha orientado a obras de infraestructura vial, desconociendo la realidad local y en función de las directrices del Ministerio de Planificación que conduce Julio De Vido.

“Si en estos 9 años en vez de ir por esa matriz de obra pública, hubiéramos invertido la mitad de los fondos en obras de riego, seguramente tendríamos entre 20 mil y 30 mil hectáreas más con riego para poner tabaco o caña de azúcar” afirmó.

Interpretó Morales que existe una decisión política del oficialismo de “mantener y profundizar este modelo donde el Estado es el principal empleador junto con los planes sociales que bajan a través de los programas nacionales”.

Destacó el senador jujeño la gravedad de esta decisión que se enraiza en la política del Gobierno de la Nación. Precisó que en ese contexto se inscriben medidas como el desaliento al sector tabacalero.

En este sentido, Morales indicó que “es la primera vez en muchos años que se demora tanto el pago del FET” y apuntó que  hasta ahora sólo se han enviado 90 millones, mientras se mantiene una deuda con los productores que supera los 60 millones de pesos.  “Entendemos que hay una decisión política del gobierno nacional avalada por el Gobierno provincial de terminar con la producción tabacalera” consideró el senador.

También recordó Morales que el Gobernador Eduardo Fellner, a quien señaló como “el máximo responsable de la profundización de este modelo de dependencia”, en su discurso de apertura de las sesiones de la Legislatura Provincial, instó a los productores tabacaleros a diversificar la producción”.

Interpretó Morales que esta es una clara señal de desaliento a un sector que tiene una enorme potencialidad. Advirtió que, a raíz de la incertidumbre que provoca la dilación en la percepción del FET, desde la campaña productiva del año pasado hasta ahora, se han perdido 3400 hectáreas de tabaco y 4 mil puestos de trabajo en el sector. Esto ha provocado una migración de productores hacia el cultivo de la caña de azúcar.

Pero “mientras el tabaco ocupa 10 trabajadores por unidad de producción, la caña de azúcar sólo requiere de 1 o 2 trabajadores, es decir tiene una capacidad sustancialmente menor de empleabilidad”.

Morales apreció que este cuadro de situación es el resultado de la incertidumbre que provoca la política del Gobierno Nacional respecto del FET y es –subrayó- responsabilidad del Gobierno Provincial que permite y deja que se vaya configurando de esta manera el sector productivo.

“El Gobierno de la provincia y su titular Eduardo Fellner deben rendir cuentas de esta situación y decirle al pueblo de Jujuy que quiere hacer con la matriz productiva y qué hará para recuperar los puestos de trabajo que se han perdido en el sector tabacalero”, expresó.

Finalmente Morales indicó que “por este camino, vamos hacia una progresiva pérdida de puestos de trabajo y consecuentemente hacia una pérdida de oportunidades para dignificar la vida de la población”, por eso recalcó que existe un desafío en este sentido y llamó al Gobierno Provincial a tomar decisiones para modificar la matriz productiva, a partir de una inversión en obras que contribuyan a ampliar el mercado de trabajo.