¡¡¡Mientras yo estuve, esto no pasaba!!!

Estas palabras resonaron en el recinto en que se reunía el bloque del PJ en pleno, no tanto por la potencia del tono utilizado sino por la contundencia de las palabras del diputado Julio Frías cuando se daba a conocer el malestar de muchos legisladores respecto del tratamiento que el gobierno provincial estaba recibiendo desde los medios de comunicación, algunos locales y, la mayoría, de orden nacional. Parece ser que hay algunos asuntos que están siendo publicados que desvelan a algunos, inquietan a otros y crispan al gobernador.

Durante muchos años, los dos primeros mandatos de Eduardo Fellner y el de Walter Barrionuevo, el escribano Julio Frías fue el responsable de la relación con los medios de comunicación, tanto locales como los que no lo son. No estamos diciendo que fue merito del ahora diputado Frías, no lo sabemos, pero en todo ese tiempo se podría aseverar que el gobierno de Jujuy, insistimos, el gobierno de Jujuy, nunca fue destratado ni señalado como lo está siendo desde hace unos meses a esta parte ¿Será casual? ¿Será que antes había en el área gente con mayor solvencia para resolver algunas cosas? ¿Será que la realidad ya no es posible taparla con algunos pesos o llamados telefónicos intimidantes? ¿Será que la propia política nacional les está jugando en contra al ceñirlos a un esquema totalmente inconveniente e incómodo? ¿Será que la oposición comenzó a jugar un juego que hasta ahora escondía esperando, como se observa, señales de debilidad?

La provincia de Jujuy, durante los últimos 15 años ha pasado por un sinnúmero de acontecimientos que la llevaron a ocupar las portadas de los diarios de mayor tirada del país y también de los que circulan en la provincia. Fue motivo de comentarios, opiniones e informes especiales de una buena parte de los medios electrónicos (radio y TV) y digitales locales y del país. Lo curioso es que todas estas veces fue expuesto por fenómenos naturales, hechos políticos, sociales o policiales, pero nunca gubernamentales, el gobierno de Jujuy (particularmente los dos períodos de Eduardo Fellner) nunca fue cuestionado o al menos no como lo está siendo los últimos meses por fallas y falta de gestión, por la pérdida de iniciativa política y fundamentalmente por la falta de advertencia, de interpretación, de un rumbo que le propone una parte de la sociedad. Los acontecimientos van siempre por delante de las resoluciones, éstas invariablemente se ven como tardías.

Trazando una raya

Lo que para unos fue una iniciativa política sagaz, para otros no fue más que un manotazo de ahogado ante el incontenible avance de algunos grupos que hoy concentran más poder político y económico que la propia provincia, lugar donde germinó la idea de impunidad, de que todo se puede hacer por medio de la fuerza, metiendo miedo. Cuando una parte de una conocida agrupación social se escindió, creyendo que serían convidados a la mesa para participar de un reparto –tal vez alguien les hizo creer eso- se dieron con que las cosas no serían así y que haber sacado los pies del plato les traerían más zozobra que beneficios. Al darse por notificados de que no participarían de ningún reparto comenzaron a desplegar la agenda y ofrecer algunos “servicios”. Claro, parece que alguien los escuchó y creyó, tras una mala lectura, que aprovecharse de la fuerza de choque y la impunidad de la que alguna vez gozaron estos grupos les garantizaría la resolución positiva de algunos “negocios”, que de otra manera resultaban imposibles de emprender. El destino quiso que esta asociación, al menos en un caso, le costara la vida a un joven y tras de esta acción, probablemente, caigan los autores intelectuales de tamaña barbaridad.

Para intentar un remedio a esta realidad el gobernador pidió al Poder Judicial, a los Fiscales, que pusieran todo de sí a fin de que, a partir de ahora, insistimos, a partir de ahora, a estos hechos se les aplique todo el rigor de la Ley. Como resultado, poquísimos días después se produjo una toma de terrenos en Libertador Gral. San Martín, allí se detuvo a un hombre. Se propagandizó esta detención como si con esto se hubiera resuelto toda la problemática. Lo concreto es que la mayoría de la gente que acompañaba al sujeto detenido no eran de Jujuy y muchos ni de Argentina. Como conclusión, el detenido mantuvo esa condición sólo por 24 horas.

Esta acción de parte del ejecutivo provincial tuvo varias lecturas, una fue tan mal tomada que a algunos jueces y fiscales les cayó muy mal, pues circuló por algunos pasillos de tribunales que “pareciera que la justicia de Jujuy necesitara que el ejecutivo los inste a trabajar”, eso sin dejar de lado que la medida fue interpretada por otros que todo lo actuado era a partir de esta convocatoria, dejando ver que antes nada se habría hecho.

Tal vez al poner como ejemplo un suceso reciente estemos viendo el árbol sin ver el bosque. No vamos a caer en esa trampa, aún hay muchos temas de usurpaciones por resolver. Si bien es bueno que se traten de evitar los próximos intentos, habría que dejar en claro que hay otros anteriores que aún no se resuelven y que si nos dedicamos a mirar el árbol, nunca se resolverán y parecerá que porque ahora se eviten acciones tan repudiables, se debe o se puede olvidar lo que está para ser resuelto, que no es poco y que también, en algunos casos, se tradujo en muerte y desamparo.

Otro hecho destacable y que tiene que ver con trazar una raya fue la reunión del gobernador con autoridades de los municipios. El reclamo por respeto y respaldo como eje de la charla terminó siendo una especie de demanda tardía, al menos para algunos pues no debe olvidarse que estas reuniones, estas convocatorias, debieron realizarse por lo menos con dos meses de anterioridad. Aquí se puede observar claramente que el respeto y apoyo nació tras la entrevista, todo lo pasado deberá ser pisado y en el pasado dos mandatarios municipales quedaron en el camino.

Los dos temas que muestran a las claras la decisión del ejecutivo de trazar una raya y comenzar a contar la realidad desde ahora, olvidando que aún hay temas irresueltos, algunos heredados del gobierno de Walter Barrionuevo, son motivo de análisis de todos los sectores, incluido el periodismo, pues aquí se puede estar anunciando algo bueno hacia adelante (con 9 meses de demora) pero también sembrando dudas sobre la resolución de otros en que, por ejemplo, la Justicia Federal actuó y que hasta ahora no obtuvo el apoyo político necesario como para poner orden, cosa esta que tendría más afecto hacia adelante que la simple convocatoria a hacer lo que cada uno de los actores sabe que debe hacer pero que siempre encontró un escollo, la falta de apoyo político.

Apostillas

Dicen que el proyecto para construir la Ciudad Cívica en terrenos de Alto Padilla estaría sufriendo algunas demoras, no sólo por la imposibilidad económica de realizar la obra sino también porque hay dos terrenos que el estado provincial estaría interesado en comprar por una millonaria cifra que estarían flojos de papeles.

Dicen que el gobernador de la provincia está molesto con algunos medios, sólo con algunos, que insisten con que hay un cogobierno en Jujuy. ¿De dónde habrán sacado esa conclusión?

Dicen que el Juzgado Electoral de la provincia estaría comenzando a trabajar porque algunos partidos políticos de reciente constitución estarían inscribiéndose.

En la provincia de Buenos Aires, Kolina, la agrupación que “inspira” Alicia Kirchner (Ministra de Desarrollo Social de la Nación) fue inscripta como partido político. En Jujuy este agrupamiento político está encabezado por la Senadora Liliana Fellner ¿Aquí también se inscribirá como partido? En todo caso, en la provincia de Buenos Aires tiene sentido si tenemos en cuenta que allí funcionan y funcionaron muy bien las colectoras, es decir fueron necesarias para resolver la feroz interna dentro del FPV, si en Jujuy se inscribe ¿también obedecerá a lo mismo, a la interna del FPV?

Por último, dicen, que la actividad tabacalera en Jujuy estaría asistiendo a un intento de desguace ya que, cuentan, hubo algunas reuniones en Monterrico en donde se dio a conocer esa especie y se aconsejo a ir pensando como diversificarían la producción.

Siempre es bueno tener presente que: Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día