Sostienen que la prostitución de mujeres trans es consecuencia de la falta de políticas de inclusión laboral

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Ailen Nahir Chambi, delegada en Jujuy de la Asociación de Travestís, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA) se refirió a las nuevas políticas que se implementaría para lograr la inclusión de personas trans en nuestro país, afirman que esto es “una deuda pendiente que tiene el estado nacional”.

Sobre las problemáticas de inclusión laboral, Ailen Chambi manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “desde el momento que se aprobó la ley de identidad de género, esto es una deuda pendiente que tiene el Estado nacional con toda la población trans, y mas con las mujer trans, que somos las que hemos sido más víctimas de la discriminación, de la marginalidad”.

Chambi comentó que “desde el Ministerio de Desarrollo Social de Nación se lanzó una coordinación que tiene varios objetivos, y uno de los principales es el hecho de mostrar cual es la realidad, no solo de la población trans sino de toda la población gay, lesbianas y bisexuales de la Argentina, y ver la forma de incluirnos”.

Sobre los motivos de esta falta de inclusión en ámbitos laborales de personas trans indicó que “básicamente volvemos al tema de la discriminación, que al no tratarse desde la familia y los establecimientos educativos primarios y secundarios se genera estos escenarios. Hoy puede haber dos imágenes que causan más escándalo en la sociedad: el tener una persona trans prostituyéndose en la calle o parada en una oficina o con un delantal dando clases. Esa es la mirada de exclusión que existe en la sociedad, no nos dan la oportunidad de acceder al trabajo, esto lo que provoca es que personas de la diversidad sexual realicen trabajos sexuales”.

Además expresó “ese es el producto de la intolerancia; las compañeras ya excluidas del hogar, que es el primer lugar donde tendrían que tener contención, por eso encontramos adolescentes de 12 o 13 años que están instaladas en la calle trabajando sexualmente. Y antes que se estableciera la ley de identidad de género no tenían ningún tipo de derecho, ni el mismo Estado se hacía cargo de ellos. Todo eso es productos de la intolerancia, nadie tiene esa mirada inclusiva, nadie te ve como un par sino como una paria”.

“Tenemos esperanzas en estas nuevas políticas, desde el momento en que se está dando la oportunidad  de tener acceso a los derechos, podemos decir que tenemos la esperanza de un futuro mejor”, sostuvo finalmente Chambi.