Interés privado en la actividad láctea de Jujuy

Jujuy al día® – Productores y empresarios de la firma SanCor se reunieron con el Ministro de Producción Gabriel Romarovsky y recorrieron predios dedicados a la actividad láctea para analizar la viabilidad de la industria en Jujuy.

La delegación fue encabezada por el Presidente del Centro de Industrias Lácteas de Argentina ingeniero Miguel Paulón, el Presidente de la Federación de Centros Juveniles Agrarios Cooperativistas SanCor Ramiro Echavarry junto al Gerente Oscar Payra, productores y técnicos especializados.

Bajo la premisa de analizar la factibilidad del rubro en la provincia, los visitantes se reunieron con el Ministro Romarovsky y miembros de su gabinete, tomaron contacto con productores lecheros y recorrieron la zona con la mayor potencial productivo.

En principio, la comitiva arribó a los predios del productor local Edgardo Echeñique de Monterrico, donde conocieron las condiciones de cría, alimentación, sanidad, reproducción, genética animal, niveles de elaboración de leches y quesos, e industrialización. También la delegación recabó datos en las instalaciones de la Usina Láctea de Santo Domingo y en el tambo del productor Julio Castell, de Finca La Nación, concluyendo su itinerario en la Finca Experimental El Remate.

Desde el área ministerial trascendió que la lechería se encuentra escasamente desarrollada en Jujuy: la demanda es de 184 mil litros de leche por día con un consumo de 100 litros por habitante por año, mientras que localmente se produce solamente alrededor de 6 mil litros por día, destinada principalmente a la elaboración artesanal de queso criollo y quesillos. En consecuencia, aproximadamente el 97 por ciento de los lácteos consumidos en la provincia son importados de otras jurisdicciones.

Como contraparte, se generó la visita de esta comitiva tomando como parámetro la importancia de la industria láctea (tercera en el rubro alimentario de Argentina después de carnes y aceites), que emplea a más de 30 mil personas. Se estima que por cada mil litros de producción diaria se generan entre 3 y 7 puestos de trabajo directos; por consecuencia, esta actividad intensiva anualmente provoca un fuerte arraigo poblacional y además logra un fuerte impacto en el empleo indirecto.

La región pampeana (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa) concentra la producción láctea del país, las principales cuencas lecheras y casi la totalidad de tambos e industrias del sector, características que fueron reflejadas en las entrevistas mantenidas con la delegación SanCor.