Suicidio: “debemos difundir esta temática, sacarla del lugar del tabú para que sea una realidad donde se pueda intervenir”

Jujuy al día® –  En el marco del Día Mundial y Nacional para la Prevención del Suicidio, que se conmemora hoy lunes 10 de septiembre, nuestro medio entrevistó al presidente de la fundación Manos Unidas por la Paz, y embajador de Paz de la República Argentina, Ernesto Páez, quien se refirió a esta problemática que tiene a Jujuy como una de las provincias con mayor índice de suicidios. Indicó que las cifras “son alarmantes”.

Sobre esta problemática, Ernesto Páez manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “lo que estamos observando a nivel nacional y no podemos dejar de nombrar el NOA, es que la situación del proceso suicida se está agravando. A nivel nacional las estadísticas marcan que desde el 2005 al 2011 es la segunda causa de muerte en jóvenes. Las cifras son alarmantes”, advirtió.

Agregó que “está emergiendo de las distintas comunidades como una situación problemática compleja y de hecho este proceso particular empieza a tomar cierta dimensión  por el Ministerio de Salud de Nación quien está muy comprometido y en este día mundial de prevención del suicidio debe ser un espacio para generar conciencia, promoción y difusión de la temática ya que puede ser previsible y prevenible”.

Al referirse al rol del Estado en materia de prevención del suicidio expresó que “el Estado está comenzando a instalar esta temática y empezando desde distintos lugares a realizar intervenciones en beneficio de la comunidad. Podemos destacar que la provincia de Santa Cruz es la primera que tiene un proyecto de ley que está funcionando con un sistema de atención específico para personas que presentan un proceso suicida y situaciones de crisis. A lo largo de la República se está empezando con diferentes acciones”, y agregó que “hay instituciones que hace años vienen trabajando y desde el 2010 se declaró el 10 de septiembre como día nacional de prevención del suicidio con un proyecto que elaboró la diputada por Jujuy María Eugenia Bernal, lo que provocó una movilización en la sociedad”.

JUJUY AL DÍA® consultó a Páez acerca de la situación particular del NOA y de nuestra provincia, que es una de las que presenta mayores índices de suicidios, y manifestó “en realidad podemos hablar de provincias como Jujuy, Salta y La Rioja que son provincias que tienen una alta tasa de proceso suicida en la franja etaria de adolescente entre 14 y 24 años. La región del NOA es una región bastante compleja y en ese sentido es una de las grandes protagonistas de esta situación tan compleja del trastorno de la conducta suicida, y nos lleva a pensar que tenemos  que profundizar e investigar los factores de riesgos propios de cada región y es ahí donde los medios de comunicación, el sistema educativo, salud, desarrollo social están convocados  para descubrir que sucede con los jóvenes del NOA”.

“A través de ustedes debemos difundir esta temática, sacarla del lugar del tabú para que sea una realidad donde se pueda intervenir, investigar y profundizar sobre los factores y causas que llevan a un joven en el norte del país a construir un proceso suicida”, sostuvo.

Acerca de cuáles podrían ser los factores determinantes para que un joven construya un proceso suicida en nuestra región y en nuestra provincia, opinó que “si bien este tipo de proceso es un proceso multicausal y frente a este temas puntuales del NOA, que no escapan al resto de la república, este incrementó tiene  que ver con disfuncionalidades familiares, conductas adictivas donde tenemos mezclados el alcohol, que en el NOA tiene tasas muy altas en la juventud”, y añadió que “tenemos conductas adictivas con el consumo de sustancias y también muchas situaciones de cambios de conductas, aislamiento, depresión, baja autoestima. Se debería investigar y profundizar sobre cuáles de estos factores es el que  predomina y cuáles son los que acompañan”.

Para finalizar, el presidente de la Fundación Manos Unidas por la Paz, se refirió acerca de los procesos de instigación al suicidio señalando que “en ese dolor extremo de una persona que tiene un proceso suicida es algo que la persona que no lo siente es muy difícil que lo pueda comprender. Ese dolor emocional tiene umbrales altísimos y tiene un punto donde no se tolera mas, y una persona que construye un proceso suicida se encuentra vulnerable y cualquier situación desfavorable puede aumentar esta vulnerabilidad”, y agregó que “estamos hablando de una situación de dificultad que, sumada a estas características particulares, obviamente todo va a influir para que esta persona impulse este proyecto suicida y de alguna manera pueda encaminarse a llevar este pensamiento al acto y este acto repetitivo pueda llevar a la situación del suicidio consumado”, concluyó.