Cooperativa redobló sus esfuerzos para mantener la producción tabacalera

Jujuy al día® – La Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy ha iniciado desde hace mas de 10 años un camino de inserción internacional que hizo posible el incremento de la producción de los 22 millones a los casi 50 actuales. Esto ha sido además acompañado por un fuerte proceso de inversiones que hizo hoy que su proceso industrial le permita acceder a exigentes mercados.

Como desde entonces y a pesar de épocas de penurias económicas no ha dejado de apostar a aumentar y mejorar la producción tabacalera jujeña. Esta actividad, como todos sabemos, es un puntal importante de la economía jujeña, no solo por su importancia económica, sino además como la empleadora privada más importante de la provincia.

Por esta razón la comunidad jujeña no es ajena a la situación por la que atraviesa este sector.  Por ello ha sido una decisión de la conducción de la Cooperativa redoblar el esfuerzo y extremar la imaginación para hacer posible soluciones que le permitan enfrentar el mal momento. No solo por los compromisos comerciales de la compañía, como se expresaron en oportunidad del último viaje a la República Popular China y otros mercados visitados, que han tenido como resultado una mejora sensible en la demanda de la producción, sino también por el compromiso social de esta compañía jujeña (y de muchísimos jujeños).

En ese sentido vale destacar que la producción tabacalera de jujuy en los últimos años ha logrado recuperar la confianza de los principales mercados del mundo y afianzarse en China, lo que habla del acierto de su dirigencia. Hoy el tabaco jujeño apunta a ser un producto diferenciado por su excelencia.

En un breve dialogo con Toribio Cayón, Vocal Primero de Cooperativa de Tabacaleros, expresó que “estos logros para la cooperativa  son el resultados no solo de su dirigencia únicamente, sino de una acumulación de saberes y prácticas colectivas de más 40 años, un capital social humano bien jujeño, del cual nos sentimos orgullosos y agradecidos de todos los que hicieron  posible esto mas allá de la familia tabacalera”.

También nos comento que, los resultados de estos esfuerzos están a la vista, -ya que, a pesar de las demoras en la remisión de los recursos del FET – se ha podido mantener un buen ritmo de actividades productivas, que aseguran  el mantenimiento de los niveles históricos de producción, y con ello la normal ocupación de mano de obra local. Podemos afirmar que de no empeorar las demoras en las remesas del FET, se alcanzaran implantar las 17 a 18mil has.

Que hoy la cooperativa puede hacer este esfuerzo por haber alcanzado un alto grado de confiabilidad entre sus habituales proveedores que han sabido responder a un pedido de acompañamiento, tanto los de insumos como los de servicios financieros, todos han ayudado a que hoy un gran número de productores cuenten con insumos y asistencia financiera más o menos apropiada para paliar las circunstancias desfavorables.

Manifestó su preocupación porque esta nueva demora  en la remisión del FET, y la incertidumbre que genera la posibilidad de su normalización, vuelve a poner la Espada de Damocles sobre la producción. Si bien, hoy existen aproximadamente 8400 has plantadas que representan  el 46,6 % de las 18,000 has que podrían plantarse, solo es apenas es el 40% de lo que Jujuy plantó hace 2 años, superficie a la que aspirábamos en los meses de marzo  y abril, pero que hoy parece muy lejana e inalcanzable. Siendo la Cooperativa quien demanda más del 60% de lo que se produce y sus compromisos todos con mercados externos.

En este sentido el dirigente comento con tristeza “vemos con preocupación nuevamente, que se expone  este capital de 40 años de constante construcción que hoy es la Cooperativa”.  Agregando que “los negocios se mueven y crecen en ambientes de riesgos acotados y de certezas, no son afectos a caprichos, ni políticas voluntaristas, nuestros clientes y proveedores nos observan atentos, se pueden perder mercados y hundir inversiones costosísimas, que pasaran muchísimos años para encontrarles otros usos colectivos de importancia, como las estufas para los productores o los fierros (planta proceso)  para la cooperativa, que solo sirven para hacer tabaco”, aseguró.

Por esta razón “Emitimos este juicio, como una advertencia, por que el riesgo de este patrimonio jujeño, no es el riesgo de hoy, es el de las generaciones futuras de los productores, la incertidumbre cansa, desalienta, obliga a cambiar, y muchos de nuestros productores son mayores que están incorporando a sus hijos y otros el grueso son jóvenes pujantes que ante este panorama podrían tomar otros rumbos y se perdería la tradición del cultivo del tabaco”. Y si esta se corta “es muy difícil recuperar el saber hacer el buen tabaco porque este saber  no  se  adquiere solo por el estudio  sino también por la experiencia  y con ello perderemos parte de nuestra historia y también el futuro”, afirmó.¬

A pesar de este escenario desde la institución se muestran optimistas en que junto al gobierno provincial, nacional y todas las instituciones se va lograr encontrar una solución para salir de esta difícil situación.

Ramón Cayón,  recomendó no perder la memoria diciendo,  “recodemos todo lo que se hizo desde la provincia en estos años, fue muy importante para el sector, la más importante quizás sea la actualización del FET, para lo cual se conto con el importante apoyo de los actuales Gobernador y Vicegobernador, entonces legisladores nacionales, como también del gobierno nacional”. Y sentencio “por esta razón, tenemos el compromiso de encontrar una manera inteligente que nos permita contar con los recursos y no malgastar el trabajo que hizo la dirigencia con los poderes legislativo y ejecutivo nacional,  para la actualización de estos recursos. Sería malísimo perder esta oportunidad sobre todo en Jujuy donde no tenemos la posibilidad de hacer otra actividad o muy pocos la tienen”.

En este sentido Cayón aseguró “que la institución es un instrumento fundamental para el futuro de la producción, por lo cual seguimos esperanzados en no perder esta oportunidad de mercado y de ingresos que hoy se le presenta a los productores y a la provincia “.

Aseguro además  que  “sabemos que la gestión de los recursos del FET está principalmente  en la entidad gremial (Cámara del Tabaco)”. Pero con la misma vehemencia dijo “no hay que olvidarse que el gremio es la madre de todas las instituciones”. En otro pasaje sentencio “si el fondo no viene, el negocio no funciona, y no existe ninguna producción tabacalera ni dirigencia que pueda sostenerse,  lo  que es perjudicial también para la provincia”. Agrego “y lo mismo sucede con Cooperativa, donde uno está de paso,  lo importante es cuidar el negocio más allá de las personas y sus diferencias políticas,  que siempre existieron lo cual no significa que no se pueda conversar, discutir y acordar para alcanzar las soluciones a los problemas y seguir adelante sobre todo con un negocio cercano a los 1000 millones de pesos”.

Por último Cayón fue categórico al señalar  “no vamos a bajar los brazos, vamos a seguir trabajando con firmeza y buscaremos las mejores herramientas para que el productor siga con esta actividad,  que hoy es la única que tenemos, que además tiene una importante ocupación laboral  que nos obliga a una mayor responsabilidad social”.