Aseguran que la situación financiera de Jujuy “es ajustada, justa, pero no crítica”

[pullquote]“Creo que se va a terminar mas o menos bien el año, ordenadamente, pero no existe mayores posibilidades de aumentar el gasto”[/pullquote]

Jujuy al día® – Así lo manifestó en dialogo con nuestro medio, Juan Ljungberg, reconocido economista de nuestra provincia, al realizar un análisis de la actual situación económica financiera de la provincia, y proyectando lo que pasará en los próximos meses del año. Además se refirió a los reclamos que realizan las provincias de Córdoba y Corrientes por una deuda del estado nacional y a la situación de Jujuy dentro de este marco.

Sobre el escenario actual y futuro de nuestra provincia, Juan Ljungberg manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “conforme a lo que ya se preveía con la ley de presupuesto sancionada porla Legislatura, donde se preveía un déficit de 700 millones de pesos, el mismo fue disminuido porque Nación, quien refinanció la deuda alrededor de 250 millones de pesos, que serían los vencimientos de este año, con lo cual el déficit bajo a valores entre 450 a500 millones que era lo que había que conseguir con financiamiento y se está consiguiendo parcialmente por aportes especiales del tesoro nacional, alrededor de 200 millones de pesos recibió Jujuy con lo cual es de suponer  que se va a cerrar el año compensando el déficit proyectado”.

Además explicó “a esto habría que agregar el incremento salarial que ya se otorgó escalonadamente, que fue del 21 % nominal pero probablemente el monto en el costo va a ser sustancialmente menor, estaríamos en un 12 o 13% del incremento del costo en realidad y seguramente eso, que es un déficit adicional, también va a ser cubierto con financiamiento nacional. Sin duda que se está en una situación ajustada, justa pero no crítica, que requiere un manejo prudente para evitar incurrir en déficit que no sean financiables. Creo que se va a terminar más o menos bien el año, ordenadamente, pero no existe mayores posibilidades de aumentar el gasto”.

Por otra parte se refirió a la situación que atraviesan provincias como Córdoba y Corrientes, quienes reclaman deudas al estado nacional. Al respecto manifestó que “esto surge con el Pacto Fiscal, que es un acuerdo entre Nación y las provincias sobre una redistribución de los fondos de la coparticipación federal, destinados y motivados por la necesidad  de financiar  el déficit del sistema provisional argentino, y como los jubilados son del todo el país, las provincias debían contribuir en financiar ese déficit, que no solo era del sistema previsional nacional sino también de los provinciales, ya que cada provincia tenía sus cajas de jubilaciones que en general eran deficitarias, entre ellas Jujuy”.

Y señaló que “se permite a las provincia transferir todos sus sistemas provisionales a Nación y formar un sistema provisional argentino y las provincias cedían una parte de los recursos de coparticipación,  la precoparticipación, equivalente al 15% de los recursos coparticipables. Jujuy transfirió su caja, por lo que no tiene deuda que reclamar, lo que ha permitido que desde el momento de la transferencia los jubilados cobren normalmente sus haberes sin ningún problema, pero algunas provincias como Córdoba y Corrientes decidieron no transferir las cajas, pero si aceptaron esta precoparticipación”.

Agregó que “a cambio de eso recibieron el compromiso de Nación de un aporte determinado para financiar las cajas que también eran deficitarias y hoy surge el conflicto que tienen estas provincias, ya que desde Nación no se está transfiriendo los fondos acordados mientras que todos los meses, antes de dividir los fondos coparticipables se retrae el 15%, por eso el reclamo”.

“Lo que está en cuestión es el sistema previsional  que hoy se financia con los aportes de los empleadores y de los empleados mas estos aportes de impuestos, pero algo que fue una gran discusión en los 90 y seguirá siendo, es porque aparece un tercer actor frente a la coparticipación, no solo Nación y provincia sino el sistema provisional.La ANSESaparentemente superavitaria, aunque esto es con las condiciones actuales pero si cumpliese  las sentencias dela Suprema Cortede Justicia, dejaría de ser superavitaria y se replantearía el problema como se financia ese déficit”, explicó.

Ljungberg comentó que, si bien Jujuy no tiene posibilidad de reclamar una deuda como la que reclaman dichas provincia, “lo que queda pendiente es un reclamo que en su momento, cuando ocupe por segunda vez el Ministerio de Economía, hicimos un trabajo y una presentación a nación que nunca tuvo respuesta. Era sobre una compensación que solicitábamos por dos conceptos: uno el incremento de costo que tiene Jujuy por la atención de servicios básicos ya sean sanitarios, de seguridad, educativos, por la población inmigrante. La política migratoria es nacional con lo cual la provincia  no puede ejercer ningún control ni oponerse pero las consecuencias si las paga la provincia, ya que somos una provincia de frontera, el primer impacto del flujo migratorio lo tenemos acá, como pasa en Formosa, Misiones y demás, entonces eso significa un incremento”.

Además señaló que “como la política migratoria argentina ha sido amplia, de apertura y atrae poblaciones y muchas personas se quedaban en las provincias fronterizas, lo que aumenta la demanda de servicios básicos desde vivienda, agua, energía, educación salud, que no se ven reflejados en los fondos que recibe la provincia porque los fondos de coparticipación están fijados con parámetros de hace 30 o 40 años y no reconoce las nuevas realidades, pero esto nunca tuvo ni siquiera respuesta”, aseguró.

Sobre el otro punto añadió que “el otro fue respecto a la trasferencia de los servicios educativos secundarios nacionales a las provincias, Nación transfirió recursos pero eran limitados no cubrían el efectivo costo de los servicios transferidos, entonces  hicimos el estudio y pedimos la diferencia  entre el costo real y los montos que se transferían todos los meses. En ese momento eran cifras importantes que se habían acumulado, que luego de más de 14 años son cifras enormes. Estas serian cosas pendientes, que la provincia nunca siguió reclamando”, concluyó.