Aseguran que en Jujuy los mayores de 40 años son quienes más demandan exámenes psicofísico

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Jefe del Servicio de Promoción de la Salud del Centro Sanitario “Carlos Alvarado”, José Sergio Llamas, se refirió a la particular situación que han detectado referida a las personas que van a realizar el estudio de aptitud psicofísica que expide la institución, ya que, con mayor frecuencia, se están presentando a realizarlo personas de más de 40 años. Además hizo referencia al aumento en la demanda del mismo y del carnet sanitario.

En diálogo con JUJUY AL DÍA®, José Sergio Llamas, se refirió acerca de la demanda que tiene el carnet sanitario en Jujuy manifestando que “la demanda de carnet sanitario ha aumentado respecto al año pasado. Aproximadamente se realizan 150 carnet diarios en el Centro Sanitario, esto debido a trabajos de promoción, donde salimos a realizarlos a los lugares de trabajo y también así evitar el carnet ‘trucho’. Además también se han incrementado los profesionales y eso hizo que se haya incrementado al demanda de carnet sanitario”.

Mencionó que los sectores que más realizan este trámite es generalmente toda la administración pública, docentes  y diferentes entidades, y luego la cadena privada, supermercados, frigoríficos, etc.

A raíz de la aparición y circulación de carnet apócrifos, José Sergio Llamas comentó los trabajos que se realizan para contrarrestar esto indicando que “para evitar estas situaciones salimos a terrenos y así tratar evitar la circulación del carnet ‘trucho’, ya que era espantosa su circulación, porque algunas personas pagaban precios elevados con tal de no venir a hacer los trámites. Sumada a esta estrategia le hemos dado más agilidad al trámite para que la gente entre las 8 y las 10 de la mañana pueda estar desocupada, y se está procurando que las altas de los diferentes servicios sean dentro de los diez días para que puedan tener lo antes posible el carnet sanitario”.

JUJUY AL DÍA® consultó al profesional acerca del porcentaje de carnet sanitarios que no son entregados a los solicitantes debido a que se han detectado diferentes patologías, quien comentó que “por lo general los carnet salen en un 100%, salvo a los que se les detectan una patología tras el análisis de sangre como sífilis por ejemplo, pero antes de rechazarlo, el paciente es estudiado, derivado para que sea chequeado por la enfermedad infectocontagiosa y una vez que consiga el tratamiento y el alta que nos dan los profesionales de los hospitales, liberamos el carnet, pero son los mínimos”.

Por otra parte, y en referencia a la demanda y características del estudio de aptitud psicofísica, el jefe del Servicio de Promoción de la Salud del Centro Sanitario, manifestó que “este estudio es sobre todo para ingresos a algunas empresas, y a la misma administración pública, es más completo; podríamos decir que es un estudio pre laboral. Con él se determina todo su aspecto general, desde lo traumatológico, como su columna, el funcionamiento cardiovascular, y la aptitud psicológica; y así entramos en el terreno preventivo, donde el paciente previene una patología”.

Sobre estos exámenes, indicó que “ha aumentado su demanda, porque se incrementa la población trabajadora, y mas ahora, porque en años anteriores se expedía un certificado de buena salud con pocas revisaciones, hoy el psicofísico abarca mucho mas. Su importancia está en saber la condición de una persona para trabajar, porque antes entraba a trabajar y al año estaba presentando problemas de columnas, muchos partes de enfermos, y esto caía sobre los empleadores. Con esta aptitud psicofísica se están tratando de evitar estos compromisos y eso ayuda a que la gente entre no solo sano si no con un tiempo laboral, mas ahora que la jubilación es a los 65 años”.

Asimismo se refirió al nuevo sistema de clasificación de este certificado, indicando que “antes solo se ponía ‘apto’ o ‘no apto’, pero hoy se habla de una aptitud A, B, C, D”. Explicó que A es cuando una persona está prácticamente sana; B puede tener un patología corregible, por ejemplo una persona es sana pero con un impedimento en la vista pero con una corrección con anteojos se puede solucionar. El C es dudoso, puede haber una patología que ha largo plazo no sea corregible, como un trastorno en la columna vertebral; y el D es el famoso ‘no apto’, al cual la gente le tiene miedo ya que lamentablemente no puede ingresar al sistema laboral, pero por suerte la población jujeña es por lo general sana y está entrando en la categoría A y B”.

Consultado sobre si esta clasificación puede ser considerada discriminatoria, expresó “no discrimina a las personas, antes era peor, porque al decirle ‘no apto’ la gente se iba mal, y se daba esta clasificación con patologías que se podían corregir, entonces al hacer esta clasificación evita la discriminación porque es mas flexible y así deja de ser discriminativa porque el paciente no solo se entera que tiene, por ejemplo, los triglicéridos altos sino que puede hacer un tratamiento y puede trabajar”, y agregó que “hoy podemos tener personas con diferentes discapacidades trabajando, porque son muy capaces y ellos mismos se sienten útiles y parte de la sociedad, eso es lo que ha corregido esta clasificación”.

Sobre el consentimiento para la realización del estudio de HIV a todas las personas que se van a realizar los estudios Llamas indicó que “el análisis de HIV se les pide, ya forma parte de una rutina, como antes era un hemograma, hoy este estudio va conjuntamente con el de chagas y de las hepatitis A y B. A los pacientes siempre se les pregunta, porque no se lo podemos exigir, pero muchos lo demandan, quieren saber si tiene la enfermedad, ya  hay una conciencia de lo que es la enfermedad y de cómo cuidarse, hoy la gente viene y lo solicita, no hay ningún problema. Es mas, a una persona que tiene el resultado positivo hoy puede entrar en una clasificación B si está bajo tratamiento, no se lo puede discriminar”.

Además, se refirió a las edad de quienes demandan estos exámenes, comentando que “si bien, normalmente, es para personas que están en edad para el ingreso laboral, de 25 a 30 años, se está dando mucho en gente mayor de 40 o 45 años, debido a que todavía no han podido conseguir un trabajo fijo, porque la gente no consigue un trabajo. La demanda laboral que hay hace que la gente se pase en edad, llegando a una edad donde las empresas no lo quieren”.

Agregó que “por ejemplo, en el caso de un chofer, que a esa edad no pueden entrar  a trabajar porque ya tiene trastornos visuales y auditivos, o pasa lo mismo con personas que a esa edad tiene problemas en la columna: el sistema laboral los rechaza”.

“Todo esto está dado por lo que conocemos, por la demanda laboral, por la falta de trabajo que hace que pasen los años y por eso vemos psicofísicos de personas de 45 a 50 años”, sostuvo finalmente Llamas.