Para no seguir propiciando la adicción: presentaron proyecto para regulación del juego de azar en Jujuy

Jujuy al día® – Con autoría del diputado Jorge Rizzotti y el acompañamiento de sus pares de la UCR, ingresó ayer un proyecto de ley sobre regulación de salas de juego. La salud y el enriquecimiento poco claro de unos pocos en perjuicio de muchos son los puntos centrales a los que atiende la iniciativa.

“Presentamos nuevamente este proyecto para regularizar el Juego de Azar en nuestra provincia, con modificaciones realizadas al proyecto original, fruto de debates y aportes de toda la comunidad porque entendemos que la adicción al juego, afección que desintegra a cientos de familias en Jujuy, se propicia con espacios no bien regulados”, expresó Jorge Rizzotti en torno a la iniciativa, cuya primera forma ingresara el año pasado a la Legislatura provincial. “De por sí, tanto la OMS como miles de instituciones y organismos de todo el mundo entienden que la actividad de juegos de azar no es una actividad promovible; nosotros entendemos que prohibirla simplemente llevaría al juego a la clandestinidad y la ilegalidad, por lo que proponemos una regulación atenta a la transparencia y a la salud individual y social”, agregó el diputado.

En los fundamentos del proyecto de ley, que ayer pasó para su tratamiento a las comisiones de Asuntos sociales, Finanzas y Legislación general, se explica sobre el notable incremento de salas de juego y casinos en Jujuy. “Dichas salas –argumenta la iniciativa-, generan escasos recursos económicos para el Estado Provincial, a costa de la salud y el dinero de jujeños que en su gran mayoría pertenecen a los sectores más vulnerables social y económicamente, provocando enormes daños en las relaciones interpersonales y en todo el tejido social”. El proyecto también invita a las y los diputados de la Legislatura a “que concurran a una de estas salas ubicadas en el centro de nuestra ciudad Capital, o a las de las ciudades del interior, y observe por sí mismo este espantoso fenómeno”. “A esto debemos sumar que las concesiones para la explotación de estas salas están tercerizadas, sin un claro proceso licitatorio por parte del Banco de Acción Social, organismo natural a cargo de la explotación, regulación y control”, aumenta.

La poca claridad en el manejo del juego “en donde los mercaderes que los explotan no son debidamente controlados, sumado a que debemos prevenir y tratar a la ludopatía, enfermedad que cada vez es más notoria y que para combatirla es fundamental regular y limitar el juego, nos lleva a la conclusión que el Estado debe ser el único encargado de explotar el juego, sin delegarlo a  empresas privadas”, expresa el proyecto.

Para tal fin, explicó el diputado Rizzotti, se remarcó tener en cuenta el marco regulatorio de esta actividad en nuestra provincia, que es la Ley N° 3388 de Prohibición de los Juegos de Azar en el Territorio de la Provincia de Jujuy,  sancionada en el año 1977 y convalidada y ratificada por el artículo 13 de la Ley 4133., la cual no es cumplida por los organismos encargados de controlar y fiscalizar los Juegos de Azar, y la Ley N° 2908 de Creación del Banco de Acción Social. También, se reseñó que la Iglesia Católica argentina, en la 157° reunión de la Comisión Permanente de Obispos emitió el documento “El juego se torna peligroso”, donde se señala al juego como un negocio en beneficio de unos pocos en detrimento de muchos, especialmente de los más pobres.

Los puntos del proyecto

El proyecto de ley prevé la prohibición en todo el territorio de la provincia, a partir de la vigencia de la ley, de la instalación de salas de máquinas tragamonedas y toda otra forma de juegos de azar, ya sean eléctricos y/o electrónicos, exceptuando a los Casinos, que deberán contener únicamente juegos de paño.

Se pretende también una modificación la ley 3388, donde se acotará que los juegos sólo serán explotados en el Casino de la Provincia de Jujuy y los Casinos con el único fin de promoción turística.

En cuanto al tratamiento de la ludopatía, el Poder Ejecutivo establecerá un porcentaje del total de los para ser destinados a la prevención y tratamiento de la enfermedad. En torno a esto, también se anticipa la prohibición de la instalación de cajeros automáticos dentro de un radio de 200 metros alrededor de los locales donde funcionen las salas del Casino.

La instalación de nuevas salas del Casino de la Provincia y la concesión de Casinos para ser explotados por terceros deberá hacerse mediante licitación pública y solamente para fines turísticos. Y lo otorgado en materia de concesiones y licencias tendrá vigencia hasta la fecha estipulada en los instrumentos respectivos, quedando prohibido cualquier prorroga. Las concesiones y licencias otorgadas provisoriamente o  sin observar los procesos de licitación pública estipulados por la ley, quedarán sin efecto y caducarán a partir de la ley prevista, que exceptúa a las rifas, tómbolas u otros juegos de azar realizados sin fines de lucro.