Comienza el juicio por la desaparición de Luis Aredez

Jujuy al día® – El Tribunal Oral Federal 2 de Jujuy comenzará hoy a tratar la causa por la desaparición de Luis Ramón Aredez, ex intendente de Libertador San Martín en la que está involucrado el dueño del Ingenio Ledesma, Carlos Pedro Blaquier.

Se trata del expediente 93/11, en el que están imputados Luciano Benjamín Menéndez, ya condenado en otras causas, y Antonio Orlando Vargas, director del Servicio Penitenciario entre marzo y diciembre de 1976, como partícipe necesario de los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada.

Las víctimas directas por las que se desarrollan estas causas son Luis Ramón Aredez, ex intendente de Libertador San Martín y asesor del Sindicato de Obreros del Azúcar de Ledesma, Ramón Luis Bueno, Antonio Filliu, Omar Claudio Gaínza y Carlos Alberto Melián.

En esta causa está involucrado el dueño del ingenio Ledesma, Carlos Pedro Blaquier, quien testimonió el miércoles de la semana pasada por videoconferencia desde el Consejo de la Magistratura en Buenos Aires.

El fiscal ad hoc, Pablo Pelazzo, pidió al juez federal subrogante Fernando Poviña la imputación de Blaquier por homicidio y privación ilegítima de la libertad entre otros cargos, que el magistrado deberá resolver.

El 24 de marzo de 1976 fueron detenidos Aredez, Bueno, Filliu y Gaínza, mientras que el 9 de abril del mismo año fue apresado Melián, según la requisitoria fiscal.

Las víctimas fueron llevadas por distintas dependencias policiales como la comisaría de Libertador San Martín y la llamada comisaría del ingenio, y luego alojados en el Servicio Penitenciario de Jujuy, sindicado como el centro clandestino de detención desde donde fueron trasladados en avión a la Unidad Penal 9 de La Plata, el 7 de octubre de 1976.

Al año siguiente los cinco fueron liberados en distintas fechas; Aredez el 5 de marzo y regresó a Jujuy, pero el 13 de mayo de 1977 fue interceptado su automóvil por 3 ó 4 personas al salir del Hospital Escolástico Zegada de Fraile Pintado, donde trabajaba, y desde entonces nada se sabe de él.

Desde ese momento, Olga de Aredez comenzó la incesante búsqueda de su esposo al punto de dar vuelta por la plaza de Libertador todos los jueves pidiendo por la aparición con vida de Luis Aredez, hasta que falleció en el año 2005 víctima de bagazosis, enfermedad que contraen las personas expuestas al polvillo del bagazo de la caña de azúcar.