Entregarán “premio al mérito en salud pública” que llevará el nombre de Carlos Alvarado

Jujuy al día® – El galardón reconocerá a trabajadores y personalidades que hayan realizado aportes significativos. Alvarado fue un sanitarista jujeño que propició la estrategia de la atención primaria.

El Ministerio de Salud de la Nación instituyó el “Premio al Mérito en Salud Pública”, que llevará el nombre del sanitarista jujeño Carlos Alvarado y reconocerá a trabajadores y personalidades que hayan realizado aportes significativos a la salud pública nacional.

Así quedó establecido en una resolución que lleva la firma del titular de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur, la cual expresa que “los trabajadores del sector salud de la Argentina, así como de otros países de la región, trabajan intensamente aportando para producir mejoras sostenibles tanto a nivel de los sistemas y servicios como en el estado de salud de la población”.

La medida establece que el otorgamiento del “Premio al Mérito en Salud Pública Doctor Carlos Alberto Alvarado” se realizará una vez al año para distinguir a personalidades que un Comité de Selección integrado por funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación haya considerado apropiadas. Además, señala que el objetivo del galardón es reconocer “a las personas comprometidas con la salud pública cuya actuación haya contribuido al estado de salud de la población, a propuestas para el sistema o a las políticas de salud o avances relevantes para el conocimiento en la materia y la gestión de procesos que impacten positivamente en la calidad de vida de las y los ciudadanos de la República Argentina”.

Un orgullo para los jujeños

La resolución recuerda que “el Doctor Carlos Alberto Alvarado ha sido un sanitarista nacido en la Provincia de Jujuy y que en 1966, frente la presencia del Chagas, diseñó una estrategia, operación y metodología a la que denominó Programa de Salud Rural, que suponía la construcción de áreas programáticas, teniendo en cuenta la accesibilidad, la población, características geográficas y demográficas y pautas culturales”, entre otras cuestiones.

Luego de indicar que la estrategia propiciada por el sanitarista jujeño “significó el nacimiento de la Atención Primaria de la Salud”, el texto señala que “en 1978 la Organización Mundial de la Salud, durante la Conferencia Mundial de Alma-Ata, recomendó la adopción de esta estrategia para todo el mundo y la denominó Atención Primaria de la Salud”.