Ladrones tras las rejas

Jujuy al día® – Personal policial procedió al traslado de una mujer, la que fue demorada en inmediaciones de un supermercado del barrio Chijra, tras perpetrar un hecho delictivo durante la tarde del sábado. Por otra parte también fue detenido un sujeto quien en complicidad con otros dos, atacó a una mujer mayor cuando se disponía a cerrar su local comercial -en el barrio Santa Rita- despojándola de 300 pesos.

En el primer caso el personal de seguridad de un supermercado ubicado sobre la avenida “Las Vicuñas””, en el mencionado sector barrial, alertó al personal policial de la Seccional 3era. que lograron aprehender a una mujer, la cual intentaba darse a la fuga, luego de haber sustraído mercaderías desde las góndolas del local comercial.

Por tal motivo una comisión de efectivos se apersonó al lugar del hecho y tras interiorizarse de lo ocurrido, se hicieron cargo de la mujer demorada, de aproximadamente 20 años, quien fue conducida a la sede policial donde quedó alojada a disposición de los requerimientos de la justicia.

En otro hecho ocurrido en horas de la madrugada, los vecinos del barrio Santa Rita, demoraron a un sujeto quien en complicidad con otros intentaba darse a la fuga, luego de haber cometido un ilícito en un local ubicado sobre la calle Pablo Arroyo del mencionado sector barrial, quien fue entregado a los efectivos policiales actuantes.

Por otra parte los efectivos de la Seccional 32, fueron alertados por medio de un llamado telefónico, recibido en la guardia policial, que vecinos del barrio Santa Rita tenían demorado a un delincuente, el cual habría protagonizado un ilícito.

Al arribar al lugar, ubicado sobre la calle Pablo Arroyo al 2000, lograron individualizar a un grupo de personas quienes tenían reducido al causante, por lo que luego de entrevistarse con la víctima, se tomó conocimiento que minutos antes en circunstancias que se encontraba cerrando las puertas de su negocio, fue que ingresaron dos personas de sexo masculino, uno de los cuales tenía un cuchillo con el cual la amenazó para sustraerle la suma de 300 pesos, dándose luego a la fuga.

Esta situación fue advertida por un grupo de jóvenes vecinos quienes lograron retener a uno de los agresores, mientras los otros dos consiguieron escapar.

De inmediato se dio aviso a los efectivos policiales, quienes trasladaron al inculpado hasta la sede policial, donde quedó alojado a disposición de la justicia tras ser identificado.