Román sobre avances contra el VIH: “no hay que perder el horizonte que sigue siendo la prevención primaria”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Jefe de la Unidad de Infectología y VIH del Hospital San Roque, Raúl Román, se refirió a la aprobación por parte de la Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA por sus siglas en inglés), de la comercialización del medicamento antirretroviral TRUVADA como tratamiento preventivo y posible cura del VIH, manifestando que “no es un medicamento que cure el VIH ni mucho menos, lamentablemente no hay un medicamento que hoy pueda eliminar por completo y con criterios de curación al VIH del cuerpo humano. En un trabajo británico se demostró una reducción del riesgo de infección de hasta un 70%, 74%, o sea que tenemos en contra casi un 30%, por eso no podemos hablar de curación con un porcentaje tan alto en contra que demuestra que no previene la infección en todos los casos”.

TRUVADA es la combinación de dos medicamentos, TENOFOVIR y EMTRICITABINA, medicamentos que impiden la replicación viral a través de la inhibición de una enzima. El medicamento es usado como parte del cóctel de tratamiento del VIH aproximadamente desde el 2004 en nuestro país.

Respecto al medicamento TRUVADA, Raúl Román explicó a JUJUY AL DÍA® que “no es un medicamento que cure el VIH, y se utilizó en algunas poblaciones para prevenir el ingreso del virus al cuerpo humano. En un trabajo británico, realizado en una comunidad homosexual, demostró una reducción del riesgo de infección de hasta un 70%, 74%, o sea que tenemos en contra casi un 30%, por eso no podemos hablar de curación con un porcentaje tan alto en contra, que demuestra que no previene la infección en todos los casos”.

Román indicó “creo que no se puede hablar de una curación ni que depende, en si, el futuro de TRUVADA; el futuro va consistir en una vacuna que prevengan la infección, y creo que falta mucho, pero se puede tratar el cambio en nuestras pautas culturales en lo que tiene que ver con la sexualidad”.

Además señaló que las noticias sobre este fármaco y los avances que se están dando contra el HIV “fue una noticia buena, y hay que tomarla así, y salió como tantos otros medicamentos aprobados por la FDA, que en la Argentina ese papel lo realiza el ANMAT, quien todavía no se expidió sobre esto, ya que aprueba TRUVADA como tratamiento no como prevención primaria ni profilaxis de preexposición”.

“Si bien es cierto que se vienen haciendo trabajos en todo el mundo y no solo con TRUVADA sino con otros medicamentos que se toman antes de una relación sexual, pero esto hoy no es verdadero, mas para la población en general”, afirmó. “Además hay que tener en cuenta el costo y para cuanta población: por ejemplo, si en la Argentina tendríamos 20 millones de personas sexualmente activas y debería repartirse TRUVADA  a estas personas es inviable, ilógico e incoherente, por eso no podemos perder de vista aquel horizonte, la prevención primaria”.

Respecto a la prevención, Raúl Román manifestó a nuestro medio que “por esta información no hay que perder el horizonte, la prevención primaria, la educación en las escuelas, en las familias, la reducción de las relaciones potencialmente de riesgo, reducción de parejas, volver a la monogamia y a la abstinencia sexual, o lo que tenemos más eficazmente probado, el uso del preservativo”, y agregó que otra forma de trabajar “es realizar un diagnostico rápido en un paciente asintomático, para tener la oportunidad de hacer un diagnóstico temprano y poner el tratamiento en forma oportuna, de esta manera vamos a disminuir la circulación del virus en la población, pero esto es una estrategia y lleva tiempo, y cambiar algunos hábitos de nuestra sexualidad, esa es una estrategia”.

JUJUY AL DÍA® consultó al jefe de la Unidad de Infectología y VIH del Hospital San Roque acerca de la cantidad de pacientes que toman esta droga como parte de su tratamiento, quien indicó que “en nuestra  lista, sobre 600 pacientes que han iniciado el tratamiento, un 10%, lo toma, pero siempre como parte de un esquema de tratamiento, nunca solo ni como profilaxis ni preexposición”.

Roman expresó que “hay una carrera desde hace mucho para buscar el medicamento ideal que elimine el VIH, y aun no tenemos ese medicamento. El tratamiento antirretroviral elimina los virus circulantes y los virus se esconden o son atrapados por el sistema inmunológico en algunos órganos, pero no hay virus circulante, por eso hoy podemos hablar de un control muy efectivo, con un bajo nivel de transmisión a la pareja en un paciente muy bien controlado”, y agregó que “hablar de curación implica no encontrar rastros de virus, incluso la negativización del anticuerpo. Hoy por hoy estamos un poco lejos de esa solución definitiva. Si bien hay varias vacunas en experimentación, pero cuando se las lleva a la práctica los anticuerpos son muy pocos, como este 70% de TRUVADA, que da un porcentaje negativo y no se puede exponer a la población a un 30% de riesgo de contraer la infección”, concluyó.