En Jujuy “ni médicos ni enfermeros están capacitados para tratar a una mujer trans, y no hacen nada para revertir esta situación”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Ailen Nahir Chambi, delegada en Jujuy de la Asociación de Travestís, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA), se refirió a la discriminación que sufren las personas trans de Jujuy indicando que en el sistema sanitario es uno de los lugares donde más se los discrimina.

En relación a la discriminación hacia la comunidad trans de Jujuy, Ailen Chambi manifestó en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “la verdad es que la discriminación existe y existirá, sobre todo contra las mujeres trans, porque somos la cara visible de lo que la sociedad quiere esconder, como el derecho que tiene cada persona de elegir sobre su propio cuerpo o poder elegir que es lo que desea de acuerdo a su orientación sexual o identidad de genero. Esto le duele un poco a esta sociedad heterosexista, machista y patriarcal, que alguien renuncie a los ‘privilegios’ de pertenecer a esta clase y pasar al otro lado, al de las mujeres”.

Además señaló que “la discriminación se ve en muchas personas, se ve el repudio, la discriminación tanto en las personas que tienen y las que no tiene una educación, esto es así”.

Al referirse a la discriminación en los distintos ámbito de nuestra comunidad, la delegada de ATTTA Jujuy, expresó que “ejemplos sobran para decir que en todos los ámbitos hay discriminación, violencia y maltrato hacia las personas trans. Una mujer trans que camina por la calle siente las miradas de odio de las personas a su alrededor, pero no saben por qué la sociedad las mira con odio, con bronca o insultan”.

Y comentó que “el sistema educativo no permite, aun cuando se trata en las cartillas de educación sexual, que se hable el tema de la diversidad sexual en las aulas y con los docentes. Por ejemplo, al tratar el tema del bullying, lo tratan  específicamente hacia la comunidad heterosexista y no se trata el bullying hacia las personas de la diversidad sexual”, afirmó.

Respecto al ámbito laboral y de la salud, manifestó que “en el ámbito laboral, es sabido que nadie le daría trabajo a una mujer trans porque existe un estigma, el pensamiento que tienen sobre que las mujeres trans solo sirven para la prostitución o el trabajo sexual, y por ello no van a poder desempeñar otro cargo. Tenemos compañeras con títulos de profesoras que tiene que vivir el día a día en la calle porque ni la salud ni el sistema educativo les permiten que ejerzan su profesión”, y añadió respecto al sistema sanitario, que “en el ámbito de la salud siempre hemos tenido este problema, los médicos ni los enfermeros están capacitados para tratar a una mujer trans pero tampoco hace nada para capacitarse, para saber lo que implica la identidad de genero, los médicos no hacen nada, no dejan que se pueda revertir esta situación”.

Para Ailen Chambi “el Estado es discriminador en todo sentido, porque por ejemplo, mantiene algo tan simple como el Código Contravencional, que veda nuestros derechos constitucionales y sigue abusando y dándole el poder a la policía para que decida que es merodeo o prostitución escandalosa y sigan persiguiendo a las identidades y expresiones de genero. El Estado y la sociedad jujeñas son discriminadores por el hecho que no se preocupan por dar una formación a las nuevas generaciones y  la sociedad se pone en el papel de juzgar al otro, desde ese momento toda la sociedad nos esta discriminando, pero no solo a las personas trans sino también a los que no entran en los parámetros normales. Esto lo viven las personas con discapacidad, las personas con VIH, las personas de otros países, la sociedad discriminadora existe y está muy marcada en nuestro suelo, no como en otras provincias”.

Para finalizar la delegada en Jujuy de la Asociación de Travestís, Transexuales y Transgéneros de la Argentina, opinó acerca del seminario que se dictaría en la provincia de Entre Ríos, el cual serviría para “curar” la homosexualidad. Al respecto declaró que “es un falta de respeto hacia los derechos humanos, es lamentable que en la sociedad sigan fomentando este tipo de negocio, porque eso es, están cobrando dinero y  burlándose de la gente, tratando de sacar beneficio del dolor de muchas personas, muchas familias que tiene un hijo o pariente que pertenece a la diversidad sexual pero por la formación que tienen no saben comprenderlo ni entenderlo, y juegan con ese sentimiento”, y agregó que “debería haber seminarios para curar la discriminación, la violencia de genero, para curarnos de aquellas cosas que nos hacen sentir superiores a otros. Dentro de la sociedad hay quienes quieren seguir mintiendo en esto que se puede curar, en hacerla ver como una patología, realmente es una total falta de respeto”, concluyó.