“La mayoría de los chicos que son violentos con sus pares es porque son objetos de violencia de los mayores”

Jujuy al día® – Así lo manifestó en diálogo con nuestro medio el responsable del Programa Provincial de Asistencia Integral de Violencia Familiar, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, Pablo Fernández, quien se refirió a la problemática del maltrato infantil y a la violencia entre niños que se vive en nuestra provincia.

Pablo Fernández se refirió en una entrevista con JUJUY AL DÍA® a la situación del maltrato infantil en Jujuy manifestando que esto “siempre se ha visto dentro del programa de violencia familiar. Esta situación en realidad se mantuvo, y es gracias a los trabajos de prevención en distintos ámbitos, como salud y educación. Lo que si han existido casos de  maltrato con mucha violencia, como ocurrió hace poco, donde a unos niños su progenitora les quemó la cara con una cuchara. Con ayuda de otros adultos, eso se está notando”.

Además señaló que “lo que ha aumentado en materia de violencia fue la violencia entre la pareja y eso victimiza a los chicos porque son testigos, y al estar creciendo en un medio de violencia se va naturalizando y ven como natural golpear a una nena o a la madre y ellos mismos se conducen así”.

Al referirse al tipo de maltrato que sufren los chicos de nuestra provincia mencionó que “no solo podemos hablar de violencia a nivel físico sino también a nivel psíquico, emocional, económico, que es cuando no le pasan los alimentos, es otro tipo de violencia y también el abuso sexual, que no solo implica penetración o lesión, sino el hecho de una insinuación, seducción o que los hagan ver películas para adultos. Esto forma parte de abuso infantil. Por eso nuestro trabajo es prevenir el maltrato infantil y restituir los derechos”.

Respecto a las edades de las víctimas de maltrato y quiénes son, con mayor frecuencia, los victimarios, Pablo Fernández expresó  “hemos visto casos de bebés víctimas, así que podrán darse una idea, y no hay una diferenciación a nivel sexual a la hora del maltrato”; y añadió que los victimarios “en su mayor parte son los padres, y dentro de ellos, el papá, y esto es en general, los mayores casos son de hombres victimarios a pesar que puede haber violencia cruzada en la pareja que luego repercute en el niño”.

Fernández definió la situación del maltrato infantil como “una problemática donde, más allá de las políticas públicas que intervengan desde el estado, se necesita mayor recurso humano a nivel profesional, mayores recursos a nivel de capacitación permanente ya que los modelos de paradigmas y conocimientos están cambiando igual que las leyes”, y agregó que “se necesita el fortalecimiento institucional en esos lugares que trabajan la problemática porque hoy se trabaja más en la cuestión asistencial y en la parte de prevención se hace menos, hay que fortalecer todos los ámbitos, los niveles de prevención y asistencial”.

En otro tramo de la entrevista con nuestro medio, se refirió a la violencia entre los menores manifestando que “la mayoría de los chicos que son violentos con sus pares es porque son objetos de violencia de los mayores y repiten de manera compulsiva hacia el otro, hacen activo lo que ha sufrido pasivamente”.

“El niño sufre como objeto la violencia de parte de los mayores y actúan así hacia su par, para de esa forma elaborar esa situación traumática de violencia y la elaboran mal porque es una repetición de la violencia”, sostuvo.

Asimismo, en relación a la violencia entre chicos dentro de las escuelas y a la capacidad de los docentes para intervenir en estos casos, el responsable del Programa Provincial de Asistencia Integral de Violencia Familiar expresó que “el tema de la violencia es muy difícil, es una especialización, y una cosa es capacitarse como docentes y otra es hacerlo en otra profesión. El docente está más capacitado en información para la prevención pero no está capacitado para la intervención y en eso es importante que se capaciten”, indicó y añadió “uno debe estar preparado no solo como profesional sino como ser humano para tratar a la víctima, si es hombre, mujer, niño o adolescente ya que cada uno tiene una situación específica para trabajar, no se puede hacer lo mismo con niños, con adolescentes o adultos”.

“Entre los niños es una problemática que ellos mismos están reflejando esa violencia social que hay entre los adultos, en partidos de futbol, en partidos políticos, donde hay un código de intercambio agresivo y violento que se replica en los chicos. Los dibujos animados, los juegos de video, están para preparar a un chico para la guerra. Creo que hay que estudiar porque se van preparando a los chicos  para una cuestión de guerra, ya sea una guerra tribal, entre vecinos, entre religiones, todas estas diferencias los chicos las incorporan inconscientemente y las repiten, entonces es una cuestión que hay que investigar, los chicos son el reflejo del mundo adulto”.

También se refirió al efecto del bombardeo tecnológico y de los medios sobre los chicos, opinando que “estamos en un mundo lleno de violencia que no solo se da en la televisión sino también en el medio social. Hay una cuestión de violencia sutil o simbólica y eso el niño lo va viviendo y lo percibe a través de los medios e internet, porque estamos viviendo en un mundo en crisis de valores económicos, políticos y sociales y esto afecta lo que uno está viviendo”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.