Vigilancia del HLB: prevención ante enfermedad que mata a los cítricos

Jujuy al día® – El Ministerio de Producción de Jujuy junto a la Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino, el INTA y el SENASA, desarrollaron capacitaciones para personal de puestos de control zoo-fitosanitarios de cara a la prevención del Huanglongbing (HLB). Se destacó el rol de la ciudadanía en la lucha contra esa enfermedad.

Los entrenamientos promovidos desde del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación se cumplieron en el salón de usos múltiples de la cartera provincial, con la presencia de numerosos agentes y técnicos de los organismos antes mencionados.

Al respecto, la Gerente Técnica de la Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino, ingeniera Gloria Pérez, destacó que las capacitaciones se enmarcaron en el Programa Nacional de Prevención del HLB a fin de intensificar la lucha contra la enfermedad más destructiva e incurable que está devastando la citricultura en diversos países asiáticos y africanos. La misma también fue detectada en América del Norte, Centroamérica y Brasil, e implica una amenaza desde Bolivia y Paraguay, por el déficit de información oficial de ambas jurisdicciones.

Al ser consultada por la problemática a nivel fronterizo y la posición geográfica de Jujuy, la referente de Afinoa instó a la población en general a evitar el traslado de citrus y plantas que no cuenten con certificación correspondiente de organismos como el Instituto Nacional de Semillas y el SENASA, ya que uno sólo de esos materiales de propagación puede poner en riesgo las diversas plantaciones locales y 100 mil puestos de trabajo directos generados a través de la actividad citrícola.

Por su parte, el Director de Control Agropecuario, Industrial y Comercial, doctor Leandro Giuponni, aseveró que la situación es de máxima alerta, por lo que esas capacitaciones se fundamentan en la necesidad de proteger toda la cadena productiva.

Acotó que inspectores en barreras a su cargo fueron instruidos por profesionales del INTA y el SENASA, en virtud del Programa Nacional de Prevención del HLB y del convenio suscripto oportunamente entre el Estado Provincial y Afinoa.

Si bien tales acuerdos se iniciaron décadas atrás para erradicar la cancrosis, Giupponi afirmó que hoy todos los esfuerzos se avocaron al monitoreo y vigilancia del HLB, procurando evitar la pérdida de miles de cultivos citrícolas.

Cabe destacar que esa enfermedad deviene de una bacteria que puede afectar a naranjas, mandarinas, pomelos, limones y algunas plantas ornamentales, cuyo insecto vector es la denominada “chicharrita” (diaphorina citri). Ante la manifestación del HLB, los daños son irreversibles por lo que la especie vegetal infectada debe ser eliminada.

En ese contexto, se busca resguardar 140 mil hectáreas productoras y 3 millones de toneladas anuales de citrus elaborados en Argentina, séptimo país a escala mundial productor de fruta cítrica fresca y primero a escala global en exportación de limones.

La enfermedad puede ingresar a la provincia con sólo ingresar una planta infectada -que actúa como reservorio del agente causal- por lo que se recomienda a toda la ciudadanía evitar el traslado de material de propagación no controlado desde otras jurisdicciones hacia nuestro territorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.