Pablo Baca propone un régimen para el tratamiento de los pasivos mineros

Jujuy al día® – El diputado provincial Pablo Baca (UCR), atendiendo la historia de pasivos ambientales mineros que registra Jujuy y cuyo caso paradigmático es la ex fundidora Metal Huasi, impulsó un proyecto legislativo para abordar esta problemática y evitar la constitución de nuevos pasivos que pudieren afectar los derechos al medio ambiente y la salud.

El proyecto, sintéticamente, establece la identificación de los pasivos ambientales de la actividad minera, de sus responsables y obliga a tomar las medidas necesarias para que cumplan con la remediación de los daños. Sólo en caso que no fuese posible establecer las responsabilidades, el Estado tendrá a su cargo la remediación ambiental.  En caso que hubiere minas en las que nos se desarrollen operaciones, el proyecto indica que habrá que llevar a cabo un Plan de Cierre. Además prevé sanciones para el caso de incumplimiento y aspira a que se de participación a la sociedad civil para el cumplimiento de sus objetivos.

“En la Provincia de Jujuy ha transcurrido una larga historia de generación de daños ambientales por parte de la actividad minera, que han sido producidos ante la ausencia una normativa que se ocupe de la prevención y reparación del medio ambiente. La reforma constitucional y los tratados internacionales incorporados con rango constitucional, han impulsado un nuevo marco jurídico que en materia ambiental obliga a la prevención de problemáticas que alteren el ambiente y a la reparación de los perjuicios provocados que pudieran afectar los derechos de las comunidades a vivir en un medio ambiente sano y equilibrado” refirió Baca.

El legislador mencionó entre los pasivos ambientales provocados por la minería, los referidos en trámites radicados en la Unidad Fiscal de Investigación de Medio Ambiente (UFIMA), por comunidades indígenas de la Puna. Entre esos pasivos, citó los de Mina Providencia, Mina Loma Blanca, Mina Pan de Azúcar, Mina Chinchilla, Mina Bélgica, Mina La Pulpera, Mina Alejandra, Mina San Marcial y Mina Santa Rosa, entre otros. Y mencionó como el caso paradigmático el de la ex fundidora de plomo situada en Abra Pampa, Metal Huasi que afectó el equilibrio ambiental y provocó daños sanitarios.

“Los casos citados son algunos ejemplos de los daños ambientales que perviven en la Provincia de Jujuy y que deben ser atendidos a través de acciones concretas en el marco de la política ambiental” aseveró Baca.

Pero además Pablo Baca recordó que “existen 36 perforaciones en el Parque Nacional Calilegua” y advirtió que “la situación del pozo e3 que actualmente contamina el Parque puede repetirse en otros 20 pozos abandonados pues no tienen el sellado correspondiente para no correr el riesgo de surgencias”.

“El proyecto sobre pasivos mineros apunta a constituir una herramienta que permita atender no sólo los daños producidos, sino también debe poder acudir ante eventualidades que se produzcan en el futuro”, subrayó el legislador quien preside la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del parlamento.

PRECISIONES DEL PROYECTO LEGISLATIVO

El proyecto, explicó Baca, establece en primer término que se deberá “identificar los pasivos ambientales de la actividad minera” y regular cuestiones como “el financiamiento para la remediación de las áreas afectada, las tareas destinadas a su reducción y/o eliminación con la finalidad de mitigar los impactos negativos sobre la salud de la población, al ecosistema circundante y la propiedad”. Además, el proyecto pretende también regular la responsabilidad y la obligación de recomponer sitios contaminados o áreas con riesgo para la salud de la población.

Baca precisó que a los efectos de realizar la identificación, elaboración y actualización del inventario de los pasivos ambientales mineros,  los titulares de concesiones mineras deberán brindar acceso a toda la información que pudiere requerirse.

En el proyecto se indica que “la responsabilidad de remediar alcanza a los titulares de la actividad generadora del daño y/o los propietarios de los inmuebles, en el caso de que no se pueda ubicar al titular de la actividad, así como los que -por cualquier otro motivo- deban responder por los daños provocados. La remediación ambiental, para ser considerada tal debe ser aprobada por la autoridad de aplicación”.

En aquellos casos en que no fuere posible obtener la remediación de los pasivos ambientales por parte de sus responsables, el Estado tendrá a su cargo esta tarea.

Además, en el proyecto se determina que “los responsables de los pasivos ambientales” deberán realizar “los estudios, acciones y obras correspondientes para controlar, mitigar y eliminar, los riesgos y efectos contaminantes y dañinos a la población y al ecosistema en general, dentro del término que al efecto fije el organismo de aplicación”.

También en el proyecto se señala que “los titulares de minas en que hubieren pasivos ambientales que no desarrollen operaciones mineras, deberán presentar un Plan de Cierre”.

Destacó Baca que el Estado tendrá a su cargo la fiscalización y el control del cumplimiento de las obligaciones asumidas por los responsables de pasivos ambientales mineros. Y en caso de incumplimiento, se les aplicará una multa en proporción a la magnitud del pasivo ambiental.

Por último, detalló Baca, el proyecto obliga al Estado a garantizar la “participación de terceros y de la sociedad civil en las acciones que coadyuven en la identificación de los pasivos ambientales, y la obligación de recomponer sitios contaminados o áreas con riesgo para la salud de la población”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.