En Jujuy, cerca de 6 mil empleados del escalafón general están en condiciones de jubilarse y aún no lo han hecho

Jujuy al día® – En una entrevista exclusiva con nuestro medio, el Director Provincial de Personal, Andrés  Eleit, se refirió a la cantidad de agentes públicos que conforman el escalafón general de la provincia que se encuentran en condiciones de jubilarse y que aún no lo han hecho debido a las condiciones salariales desfavorables que afrontan hoy en día al momento de hacerlo.

Andrés Eleit, Director Provincial de Personal explicó en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “hay que tener en cuenta que dentro del escalafón general de la provincia, sin tomar los convenios especiales y los convenios colectivos que rigen para algunas actividades de la provincia como ser el sector docente, o el de empleados de Luz y Fuerza o los Gráficos, donde entran los que realizaban trabajos en la imprenta del estado, y también se debe tomar en cuenta que tomamos solamente la edad y los años de antigüedad necesaria para la jubilación”. Añadió, “además tenemos que dividir la administración en Nación y Provincia, ya que es distinto el caso de Nación, donde está en plena aplicación la lay nacional, donde pasado un lapso de determinado tiempo se jubilan automáticamente o la administración instalara que lo hagan”.

Al referirse al porcentaje de empleados que se encuentra actualmente en condiciones de jubilarse y no lo han hecho aun, Andrés Eleit indicó “con la aclaración realizada,  estamos en condiciones de decir que, de un total de 60 mil empleados, incluido el sector docente, un 8,5 o 9% de la planta está en condiciones de jubilarse, y está en condiciones muy avejentada”, aseguró.

“Además hay que ver si las condiciones estas son acordes a las de cada una de las funciones que estos agentes públicos desempeña, pero es el 8,5  al 9% de la planta”, afirmó Eleit, y comentó que “los porcentajes son similares en todo el país, Jujuy no se aleja de la media nacional”.

Destacó que el sector que más empleados tiene en condiciones de pasar a la inactividad en nuestra provincia es el sector docente,  “tienen muchas personas en edad de jubilarse hoy, pero el porcentaje está dentro de la media, el 10%  de cada uno de los ministerios, aproximadamente”.

Opinó que esta negativa a jubilarse se debe “a nadie le gusta pasar a la inactividad por varios motivos, razones sociales, familiares, porque cuesta mucho este cambio, especialmente en personas de edad que está en condiciones de jubilarse”, y añadió que “también creo que el factor económico es un factor fundamental para que no se jubilen”.

Para finalizar, el titular de la Dirección de Personal de Jujuy, se refirió a cómo afecta esta situación a la hora del ingreso de personas jóvenes al sistema laboral estatal, comentando que “lo que pasa es que si en las finanzas de cualquier institución públicas o privada no se liberan recursos de algún sector o gastos, o se efectúan gastos en otro sector, es imposible cubrir más gastos si no se cuenta con los recursos necesarios para conseguir que la gente nueva ingrese”.

“Para que la gente joven ingrese hay que liberar los gastos de algún sector, por eso creo que los que estamos en condiciones próximas para jubilarse, lo tenemos que hacer”, afirmó finalmente Eleit.

5 COMENTARIOS

  1. Creo sinceramente que los 2 comentaristas encuentran algo de razón, el uno al otro. Pero no tomar postura seria restar valor al lector, al comentarista y sobre todo a mi mismo. Me parece que no tomamos un aspecto muy clave del articulo, cual refleja que ” Jujuy no se aleja de la media nacional” sobre el tema en cuestión. Es decir, es una responsabilidad del Estado, (y siempre lo sera) que una de las razones y/fundamento de no jubilarse, no sea principalmente la “económica”, que no sea causal de dejar el cargo o retirarse de el, para que otrora gente de generaciones futuras y ,con no menos,las “mismas actitudes” ingresen en el . Pero no es menos cierto que esa llamada “media” no es y no fue la de años anteriores. Los Jubilados tienen una hoy una ley en la cual son obligatorios 2 aumentos por año.. Lo se, nada mas fácil es decir que, eso “no alcanza” , pero también no es menos cierto que no es nada fácil lograr tales derechos, o mejor dicho reconocerlos.
    Por otro lado, logrado ese umbral, a mas de la ley, es de toda moral y conciencia en las personas saber que hay ciertas tareas que requieren condiciones y aptitudes que “natura solo da” por lo que la decisión en estos casos debería ser algo mas que un imperativo moral.
    Y es también como seres humanos, reconocer que no solo es el factor económico el que influye sino el psicologíco, familiar, social y el mas intimo de cada persona, el cual es comprensible que después de tantos años se pregunte ” ¿ y ahora que hago? “. Eso también es deber del Estado, no dejar de acompañar a esa persona nunca, en ningún aspecto de su vida, es persona.
    Ah sido , sera , es , y con sinceridad creo que esta siendo en el Estado, la preocupación por los Jubilados. Reforzar este tipo vicisitudes, requiere trabajo lo cual mi sentido optimista me incita a creer que así sera.

  2. Continúo, la inclusión social que pretendo es la que realmente se realice con dignidad, mejorandole sus condiciones de vida, de trabajo digno, de seguridad social, de educación, de salud, de viviendas dignas, de justicia independiente; y no la de las colas bancarias para percibir “Planes sociales” degradantes de la condición humana pero útiles al momento del voto por la necesidad de mantenerse sobreviviendo en un sistema donde se miente sobre inflación, seguridad, drogadicción como causante de la mayoría de los delitos que se cometen en todas las localidades. Quiero una sociedad que ampare al necesitado pero prestándole a que lo haga mediante un trabajo dignamente remunerado, donde el que más tenga más aporte, pero equitativamente se distribuya sin hacer distinción de color, ni partido político, ni religión, ni ningun otro signo que sea discriminatorio. Si este pensamiento es gorila, lo siento por los dueños del circo que se creen tener todos los derechos de avasallar al que piensa diferente y que creen en panaceas utópicas, cierran los ojos para no ver la realidad. En alguna oportunidad los tendrán que abrir y esperemos no sea tarde para el país.

  3. Ese discurso ya lo escuché antes, el apostrofar con títulos de antigua data. Si el pensar diferente merece los nombres que la baja estofa brinda, bienvenida sea, señal que hay quienes piensan con su bolsillo y su estómago antes que con la cabeza. Hablan de beneficios hacia los jubilados, les responden 460.000 expedientes judiciales de jubilados postergados en sus haberes. E. Congreso votó el 82% para los jubilados que desde la más alta investidura se encargó de vetar y llamar la atención a sus legisladores para que no insistieran en ello. Corría riesgo la Economía del país. Sin embargo ¿no corría riesgo cuando financian a Aerolíneas Argentinas manejadas por quienes desconocen el negocio aeronaútico? Otorgaron con fondos del Anses netbooks a alumnos llamandolo “inclusión social” ¿No debiera pertenecer al presupuesto del área del Ministerio de Educación atender esa inclusión en lugar de hacerlo con los de Seguridad Social?¿Se capacitó al docente para la implementación de tal instrumento en la educación?¿Es educación obtener información de internet sin conocer su contenido? Que lindo suena la “Inclusión Social” cuando se quitan fondos de una Garantía de Sustentabilidad pregonada pero que hasta ahora ha sido la “Caja” a la que hechar mano para la trapisondas a las que llaman con ese pomposo título pero que carece de realidad,¿O es que el que me antecede no conoce los problemas de sus comprovincianos y solo sabe lo que le mienten en cadena oficial y sus aliados políticos? Pienso que como siempre estaremos en las antípodas del país que queremos. La inclusión social se logra elevando el nivel de los necesitados con educación y posibilidades de trabajo digno y no comprando votos.

  4. Otra vez no entendió el sentido del artículo Quien no entiende sino su pertinaz crítica hacia el orden actual de las cosas. Andres Eleit expone una situación muy clara y real cual es la crisis de la jubilación y las implicancias personales y sociales que implica un cambio tan crucial para la vida de las personas. Planteos apocalipticos como del comentarista que me antecede, desnudan una vez mas el estrecho criterio de quien aduce que jubilarse es morir, producto de un pensamiento negativo que se centra en la actitud Gorila de oposición a las políticas de la Seguridad Social del gobierno nacional que como nunca se ocupan de los sectores mas necesitados y vulnerables como somos los trabajadores, jubilados, niños y mujeres tan vapuleados por gobiernos anteriores a los Kirchner que se ensañaron quitandoles sus derechos y disminuyendo un 13% los salarios para pagar al FMI y la timba financiera de empresarios y corporaciones nacionales y extranjeras que nos dejaron en la miseria total. Este opositor serial que seguramente responde a intereses espúreos para “embarrar la cancha” en favor de los privilegiados de siempre, no deja de insistir en ésa actitud mercenaria valiendose de la interpretacion intencionada de cuestiones de interés general.

  5. Nada más cierto que en nuestro país, y en las actuales circunstanias, “Jubilarse es un morir un poco”. El abandono a que es sometido el jubilado, pese a la propaganda proselitista del Anses y del Gobierno Nacional, deja de percibir un salario digno que le permita vivir en virtud de los años de trabajo brindados a la empresa básica fundamental de todo país del orbe: el servicio a la comunidad, obra que es brindada por el empleado de la Administración Pública y en especial por el ramo de la Educación. Los esfuerzos y ahorros que permiten hacer frente a la jubilación estan siendo utilizados en forma descomunal a favor de obras y empresas que dificultan el retorno de los fondos con una rentabilidad que asegure un futuro de haber para el jubilado anterior, y hoy lo perciben quienes estando en condiciones de pasar a la pasividad ganada despues de años de trabajo, verán menguados esos ingresos y tratar de sobrevivir dependientes de los caprichos de los gobiernos de turno. Nunca sera la jubilación el premio para los años de trabajo y/o sacrificio brindados. Es hora que aquellos que esten en condiciones de ser jubilados se unan en el reclamo que sus antecesores estan llevando reclamando por retribuciones justas y el 82% móvil vetado por la Presidente porqie ponía en “riesgo a la Economía” ya que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses es la “Caja” de la cual financian sus deudas. El Anses, como el Pami es de los jubilados y toda disposición de los fondos para otros destinos que no sea la Seguridad Social es una malversación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.