Revelan que en Jujuy aumentaron los consumos, se relajaron controles y aparece un problema con drogas y alcohol que incluye a los padres

[pullquote]Respecto al consumo de marihuana en nuestra provincia, esclarecedoramente, el Secretario de Coordinación y Programación para la Prevención y Lucha contra el Narcotráfico de Jujuy manifestó que “al revisar las cifras nacionales, y pese, y entiendan bien, a que somos vecinos de un país productor, la cifras de Jujuy están por debajo de la media nacional”[/pullquote]

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Secretario de Coordinación y Programación para la Prevención y Lucha contra el Narcotráfico de la provincia de Jujuy, Eduardo Alderete, se refirió acerca del aumento en el consumo de alcohol en adolescentes, como también a los valores en nuestra provincia respecto a la cantidad de adolescentes que han empezado a probar la marihuana.

Un estudio realizado por el SEDRONAR sobre el consumo a nivel nacional, donde encuestaron a 90.450 adolescentes estudiantes secundarios, reveló que el alcohol y tabaco son las sustancias psicoactivas de mayor consumo entre los adolescentes escolarizados. Además señala que el 50% de los chicos que realizaron la encuesta tomaron alcohol 30 días antes de ser encuestados, donde la ingesta de alcohol en fue de 5 vasos o tragos.

También, el mismo denota que el consumo abusivo de alcohol tiene una “tendencia clara y ascendente”, en ambos sexos y en todos los grupos de edad, pero identifica como más preocupante al rango entre los 15 y 16 años.

Respecto a esta situación en nuestra provincia, Eduardo Alderete, Secretario de Coordinación y Programación para la Prevención y Lucha contra el Narcotráfico de la provincia de Jujuy manifestó en una entrevista con JUJUY AL DÍA® que “hace 4 o 5 años la Secretaria realizó un trabajo que mostraba palmariamente que en el consumo de los adolescentes, incluido el alcohol, había bajado la edad y se había incorporado unas preocupantes cifras indicando que el consumo por parte de las mujeres equiparaba al de los varones”.

Sostuvo que “como esta situación no se daba solo con el alcohol si no también se daba en drogas ilegales, y me refiero a marihuana y cocaína, la provincia inició un trabajo que hoy cubre a mas de 50 mil chicos y 1200 docentes, el programa ‘Quiero ser’, para que el chico con esta precocidad en el inicio en el consumo tenga un nivel de alarma, adquiriendo información sobre prevención”.

Además expresó que “con esto quiero decir que las cifras del aumento del consumo son reales, las conocemos por los trabajos que realizamos acá. Todo lo que se lee con asombro en los diarios de circulación nacional, es una medida nacional que se genera y construye con mediciones de todas las provincias y de ahí se saca un media”, y añadió que “luego hay que analizar esa media nacional que se ha formado, cuantitativamente con cifras que, con dirección de la Secretaria Nacional, se han generado en cada provincia, muestran que desde hace 10 años hasta hoy, el que niegue que ha disminuido el consumo en alcohol, marihuana y cocaína, está mintiendo”.

Al referirse al alcohol como iniciadora para el consumo de sustancias ilegales, Alderete indicó que “no conozco ningún chico que pase al consumo de una droga ilegal donde la secuencia sea agua mineral o gaseosa y droga: el alcohol siempre está presente. Así como está el alcohol en lo que se llama el poli consumo, hay otras cuestiones que revisar, a veces consiguen con la metodología del delivery, es el consumo del psicofármacos, porque en la mayoría de los casos, lo declare o no el paciente, hablando de un enfermo, no hay solamente consumo de drogas ilegales que son sinónimos por lo que cuanti y cualitativamente de cocaína y marihuana, también están presentes los psicofármacos”, y agregó que “quiere decir que también habría que revisar la metodología por la cual algunos acceden a la compra de un psicofármacos sin cumplir con la receta y la orden. Habría que revisar si cuando los laboratorio dejan su pedido en determinada droguería o farmacia, no dejan la mitad para se cumplan con la norma y la otra mitad para que se venda, diría, libremente. No lo digo por culpar a nadie, sino para decir que cuando hablamos de drogas, no hablar de alcohol ni psicofármacos es verdaderamente no sincerar el problema con un criterio abarcativo”.

Otro trabajo realizado por la SEDRONAR indicó que en diez años creció un 204% la cantidad de chicos que han probado marihuana, pasando de un 4,6 a un 14%, donde el 27,3% consume habitualmente. Asimismo este informe muestra que en el año 2001, el 1,4% de los jóvenes encuestados había probado cocaína, mientras que el año pasado representaba el 4,6%.

Respecto al consumo de marihuana en nuestra provincia, el Secretario de Coordinación y Programación para la Prevención y Lucha contra el Narcotráfico de Jujuy manifestó a nuestro medio que “no quiero que a través de esta consideración, Jujuy saque una buena nota, porque a mí me preocupa tanto que el consumo de marihuana sea el 0,5 o el 1%, pero al revisar las cifras nacionales, y pese, y entiendan bien, a que somos vecinos de un país productor, la cifras de Jujuy están por debajo de la media nacional”, y agregó que “¿esto qué significa, que estamos muy bien, que el problema no existe, que estamos escondiendo la basura bajo la alfombra? No, en absoluto, aquí también han aumentado los consumos, también se han relajado los controles, aquí también aparece un problema que incluye a los padres, y al que le quepa el saco que se lo ponga: existe la permisibilidad social. Si tiene la oportunidad de ir en enero o febrero a algunas de las fiestas de tradición y alegría de Jujuy, van a ver, por ejemplo, el consumo en principio, también de alcohol, se realiza mas allá de lo que significa el jolgorio, la idiosincrasia y el folklore, de manera excesiva”.

Al referirse a los factores que afectan a este aumento en el consumo de sustancias, Eduardo Alderete expresó que “hay una multiplicidad de factores, donde la falta de contención de la familia está presente, donde la permisibilidad social está presente, donde el no saber con quién se junta, que hace y a qué hora vuelve el chico también está presente, donde las propagandas de los lugares bailables se hacen con la pauta de ‘la noche del Fernet’, o ‘de la cerveza’, o ‘de la jarra loca’, y está mal que se haga eso, porque hay otras maneras para recuperar el dinero de la inversión de un boliche”.

“Lo que también está mal que el descontrol se dé con 500 chicos bailando, disfrutando de la noche, que no son 500 huérfanos. Habría que replantearse una serie de cuestiones. Hace un tiempo, la gran contención, haciendo memoria a nuestros abuelos y padres, era la familia, pero en 37 chicos derivados durante el 2011 por la Secretaria en el 85% los hogares que nosotros creíamos e indicábamos como elementos de contención, por razones sociales y económicas habían explotado en mil pedazos. No excuso a nadie, pero es la realidad”.

Asimismo comentó que “en estos casos, los chicos se encontraban frente a este problema sin nadie que le brinde el afecto ni el amor, o la contención social y eso pertenece a la realidad”, y agregó que “el chico que irresponsablemente bebe mucho, quizás ese no es problema, en su totalidad, el problema es que también maneja un auto y sale a la ruta y tiene dinero para la nafta, el alcohol y otras cosas, y alguien se lo da. Quiero decir que el problema es múltiple, el problema no está en definir si el boliche cierra a las 4 o a las 5, el problema son los controles, y estos tienen que ser de la familia, de los padres, del estado, de la sociedad y de los que tengan algún tipo de compromiso social, porque ¿ustedes creen que si un chico decide acceder a bebidas alcohólicas después de las 12 de la noche en Jujuy, se cumple la norma de no venderles a los menores? Por favor, si vamos a analizar el problema no seamos cínicos, lo que habría que tratar es, con el sinceramiento del análisis, buscar soluciones que le salven el porvenir y el futuro a los chicos”, concluyó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.