Aun se desconoce cuando asumirá el nuevo Obispo de Jujuy, pero estiman que puede ser “en cualquier momento”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Obispo Administrador de la Diócesis de Jujuy, Monseñor Daniel Fernández, indicó que aún se desconoce quién será el encargado de remplazar a Marcelo Palentini como Obispo de Jujuy, y aclaró que la comunicación de la decisión de la Santa Sede puede ser en cualquier momento.

Al respecto, Monseñor Daniel Fernández manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “van pasando los meses, dentro de poco van a ser 9 meses  que murió el Padre Marcelo, y este tiempo pareciera que son los plazos normales que transcurren estos tramites de análisis y evaluación de la Iglesia”, y agregó que “aun no tengo ninguna certeza sobre la designación, porque me enteraré el día anterior que se entere todo el mundo, me llamarán y me lo dirán”.

Además indicó que “hay que tener en cuenta que puede ser una situación normal ya que en el medio tuvimos dificultades como el cambio del Nuncio Apostólico, que se fue en diciembre y el nuevo llegó en marzo, y eso supuso tres meses de cierta inactividad en las consultas”.

También, Monseñor Fernández, indicó que “decir que podría ser en julio es un anhelo, porque después, en el mes de agosto, como están en verano, en Roma empieza la feria, y en ese tiempo, como en todas las actividades, decrece el trabajo y tendríamos que esperar mas”. Estimó que “puede ser en cualquier momento”.

“Esperemos que con las evaluaciones que se hacen busquen a la mejor persona para nuestra provincia y que durante la espera, todos los jujeños recemos para pedir esto”, señaló.

En otro tramo de la entrevista con nuestro medio, el Obispo Administrador de nuestra Diócesis, se refirió al proyecto de despenalización de tenencia de drogas para el consumo personal, el cual se está debatiendo en la Cámara Baja, manifestando que “veo que hay cosas que son claras, no podemos penalizar al pobre consumidor, porque él no es el mas indicado para ser penalizado, sino el traficante, el que está provocando un gran daño”.

Además señaló que “algo, que ya no se vería como prohibido si no como permitido, no lo convierte de por si en algo bueno, entonces no nos daría la impresión que por estar permitido es bueno. Pero si hay cosas fundamentales, con las cuales acordamos en muchos puntos de estos proyectos que se van a tratar: una es perseguir al traficante y el negocio de la venta de estupefaciente, que es el gran cáncer, y otro es proteger al adicto”.

En relación a la protección de las personas que sufren de estas adicciones, Monseñor Fernández expresó que “hoy en día no hay protección para el adicto en la medida que hace falta, basta ver nuestros lugares mas pobres y ver el daño que hace el paco y la marihuana. Sabemos que ningunas de las drogas son inocuas, tarde o temprano terminan haciendo mal o llevando a tener experiencias mas fuertes con otros tipos de drogas. Ese es el drama que nos cuentan las familias de los adictos, basta escucharlos para saber que es un problema enorme, y que necesitan del estado una completa atención”.

Agregó “necesitan un tratamiento, alternativas para poder superar los problemas y mejores oportunidades de vida, de trabajo. La droga puede ser un pasatiempo o diversión en las clases altas pero es un enorme cáncer en las clases bajas, donde muchas veces  la usan para poder salir del sin sentido, de la no oportunidades que le ofrece la vida, de los agujeros afectivos en su familia”.

Además indicó que “hacerse cargo de todo esto es un enorme desafío y ojalá que el Estado, con estas leyes, dé un paso adelante en algunas cosas y que sean conscientes de la enorme responsabilidad que tienen en atender a las victimas de este flagelo que todos queremos combatir”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.