Deserción escolar en Jujuy: “la deserción se ha mantenido estable, pero podemos hablar que hubo mayor retención”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, la Coordinadora del Servicio de Orientación Adolescente (SOA), Beatriz Lambrisca, conjuntamente con una integrante del staff de este servicio, Sara Velásquez, se refirieron a la deserción escolar en nuestra provincia, en especial en el ámbito de la educación secundaria, los factores que influyen para que los estudiantes tomen esta decisión, como así también a la responsabilidad de los distintos miembros de la sociedad educativa, entre ellos, los padres.

Si bien las razones que inciden en el abandono escolar han cambiado debido al cambio en el escenario nacional y provincial en los últimos 20 años, pasando desde lo social, lo económico, psicológico, y hoy llegando hasta lo pedagógico, a la relación entre pares, la discriminación y el mismo hostigamiento; pero en cierto modo,  las políticas que fueron tomadas desde distintos ámbitos, han logrado que estos índices tengan otro resultado, logrando una mayor retención de los chicos en las escuelas.

Al definir este fenómeno de la deserción escolar, Beatriz Lambrisca, alejó el concepto del término “problemática”, manifestando en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “la vemos mas como una situación que tenemos que revisar muchos de los actores involucrados. No podemos hablar de problema porque el hecho de que alguien abandone  definitivamente el sistema, hoy es medio difícil, porque hay muchas otras posibilidades. Hoy la persona que deja la escuela seguramente  vuelve, a través de distintos planes y programas, para finalizar sus estudios. Hay más posibilidades, no facilidades, pero de todas maneras hay que ver caso por caso”.

Al referirse globalmente a los cambios de los factores que incidieron en la deserción escolar en los últimos años, la Coordinadora del SOA, expresó que “todo ha cambiado, por la misma ley de protección al menor, y la ley de educación donde la escolaridad hasta la secundaria es obligatoria. Hay toda una continuidad en relación al chico en la escuela, cuando un chico empieza a faltar mucho, hoy la escuela tiene la obligación de ver que lo que le pasa, y de informar, para ayudar y acompañar a estos chicos”, y agregó que “hay otros tipos de políticas como la asignación universal por hijo, donde los padres tienen la obligación de mandarlos a la escuela. Se han dado muchas posibilidades de la promoción de los alumnos, para que no haya tanta repitencia, aunque mucha gente piensa que es facilitarle al alumno, lo cual no es así, son cosas que hace años no se pensaban aplicar”.

Al referirse a los factores más frecuentes que presentan los chicos a la hora de decidir abandonar la escuela, Sara Velásquez expresó que “desde lo pedagógico uno de los problemas que se presentan es la discontinuidad en la presencia de los docentes y el acompañamiento mas integral del docente, en el sentido que el docente no puede generar un vinculo mas o menos estable con los alumnos debido al mismo sistema, ya que en el secundario un docente tiene un horario ‘mosaico’, va de una escuela a la otra y eso le impide tener un acompañamiento más fluido tanto desde lo pedagógico como afectivo, ese es un obstáculo y vemos frecuentemente en el servicio” y agregó que “otro son las cuestiones que tiene que ver con el avance de la tecnología: si el docente no se apropia de estas nuevas herramientas didácticas, puede producir incluso la desilusión del alumno. Del otro lado está el docente que se siente superados en la relaciones tecnológicas”.

Además señaló que “también es cierto que la problemática del proceso de enseñanza/aprendizaje, tiene que  ver con al vertiginosidad con la que se van dando los cambios contextuales, esos cambios ‘desubican a los alumnos’ “, y añadió que “otro obstáculo que se ve mucho, y debo decirlo con mucho dolor, es que el docente al momento de acompañar al alumno se siente desprovisto de herramientas que tiene que ver con la psicología, pero muchos no piensan que no hace falta ser psicólogos para escuchar, comprender y ayudar para que la situación mejore”.

En relación a este mismo tema, Beatriz Lambrisca indicó que “también existen cortes en el aprendizaje que ocurren como la inasistencia de los alumnos, ya que es importante la continuidad en la construcción del conocimiento, hay chicos que pasan semanas donde faltan mucho o no tienen ciertas materias y esto se ve luego en el rendimiento y puede terminar determinando algún tipo de decisión sobre seguir o no en la escuela”.

Asimismo, la Coordinadora del SOA, se refirió a los factores que inciden para que los chicos sigan estudiando, expresando que “en lo socioeconómicos, hoy se tiene  por ejemplo la asignación por hijo, lo cual brida más posibilidades para que los chicos estén en las escuelas y no tengan que trabajar ni estar a cargo de la casa, cuando los padres tenían que ausentarse por trabajo y ellos quedaban como pilares de  la casa. También es una motivación extra las netbook, y las escuelas también han sido provistas de material bibliográfico como nunca la hemos vivimos, es decir las escuelas han sido bien equipadas”, y agregó que “también, por ejemplo, en las situaciones que se presentan como la de una adolescente embarazada, que antes podría haber sido determinante para la continuidad del estudio, hoy no es tal, porque en el grupo de pares, los adolescentes hoy son muy solidarios antes estas situaciones, acompañan, ayudan, están mucho mas abiertos”.

Además indicó que “desde lo educacional, se han implementado distintos programas como el Plan FINES, para la terminalidad educativa, otras estrategias como acotar la curricula. Hoy hay muchas alternativas, el bachillerato a distancia y el nocturno, hay opciones para no dejar o volver a la escuela”.

En relación al rol de la familia y de los docentes, Sara Velásquez manifestó que “pensar en la familia que acompaña a su hijo en la enseñanza, que está pendiente de él, es el modelo familiar que todos quisiéramos tener, pero también está la familia ausente, pero no es culpa de ellas, porque en muchos casos la familia está trabajando, no pueden estar pendiente de todos los hijos, no se puede culpabilizar a la familia, y esto se da por la necesidad que ambos padres a veces deban salir a trabajar”, y agregó que “hay docentes que dicen no estar preparados por no tener una preparación psicológica para atender estos temas, pero le puedo asegurar que si se ponen en el rol como padre o madre, le aseguro que a preparación académica y la capacitación va a ser superada por el sentido común y por el criterio de amor. El docente que elige serlo por vocación tiene esas cualidades, en cambio el que elije por otras razones  posiblemente tenga algunas falencias”.

Para finalizar, Beatriz Lambrica expresó que “la deserción se ha mantenido estable pero podemos hablar que hubo mayor ‘retención’, y no solo es producto de una mayor tolerancia, sino también desde lo educativo, donde se ve un cambio, donde se ha obtenido un logro importante, no el deseable, pero ha permitido a que sigamos trabajando y se llegue a mejorar esta situación”, concluyó.

 

1 COMENTARIO

  1. Por fin alguien que ocupa una función dentro de la provincia que nos habla de la verdad de la mal llamada Educación. Se insiste en que la AUH incremento la asistencia de menores a la escuela, pero ello no significó haber aumentado el nivel de Educación, y se sigue manteniendo el alto porcentaje de deserción, entonces el resultado que se ha obtenido es practicamente nulo. Aumentar el número de inscriptos no significa haber aumentado el nivel educativo ni haber corregido las falencias que llevan a la deserción escolar, son números sin contenido.Ratifican mis expresiones anteriores, y esto me hace pemsar en la gravedad que presenta el enfermo que es la base de un sociedad sana, culta y pensante, es decir utilizar los medios que nos diferencian del resto de seres de la fauna que vive en el planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.