Violento incidente en asentamiento con cinco detenidos

Jujuy al día® – Cinco personas que residen en un asentamiento de la zona sur de la ciudad fueron detenidas luego de que intentaran linchar a un sujeto que había ingresado a una de las viviendas con aparente intención de robo, circunstancia en la que fue sorprendido por personal de sector. Pero los vecinos ante la intervención policial arrojaron piedras y elementos contundentes contra los uniformados por lo cual se procedió a la demora de tres hombres y dos mujeres. Las actuaciones del caso se encentran a cargo del personal del destacamento policial con asiento en el barrio San Francisco de Álava, por este hecho que se produjo durante la noche del sábado, a la hora 22:00 aproximadamente cuando efectivos del Cuerpo de Protección Ciudadana efectuaban recorridos preventivos por las inmediaciones del Centro de Integración Comunitario (CIC) del barrio Alberdi se les acercó una mujer para manifestarles que un hombre había ingresado a su domicilio. Ante esta situación los policías se dirigieron al lugar y una vez allí observaron que varias personas se encontraban en el lugar y tomaron conocimiento que el sujeto que había ingresado a la casa de la mujer había intentado robar por lo que estas personas comenzaron a arrojarle piedras. Ante esta situación el personal actuante intentó calmar los ánimos, pero los vecinos se tornaron violentos, comenzando las mujeres a proferir insultos, en tanto que uno de los hombres tomo del cuello y de las prendas del sujeto intentando derribarlo, intercediendo otro de los efectivos logrando que se calmaran. Debido a la cantidad de personas y como la tensión persistía posteriormente arribó al lugar un grupo de efectivos del Cuerpo de Infantería. Al advertir que estas personas se encontraban en estado de ebriedad y para evitar que lincharan al inculpado, procedieron a la demora del mismo y a su traslado hasta la Comisaría Seccional 6ta. donde quedó alojado. De todos modos posteriormente los vecinos agreden a los escuderos que habían descendido del móvil arrojándoles piedras y cascotes por lo cual los policías procedieron a demorar a tres hombres y dos mujeres y al traslado de los mismos hasta una sede policial donde tras advertir que se encontraban en aparente estado de ebriedad se pidió la presencia del médico policial para después recepcionar los descargos correspondientes. Ante esto las personas se tornaron agresivas amenazando y agrediendo verbalmente al personal actuante.