Los conflictos laborales en Jujuy “forman parte de estructuras de reclamo que pueden repetirse en cualquier época del año”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Director de Trabajo de la Provincia, Gastón Galíndez, se refirió a la intervención que realizó dicha dirección en diferentes conflictos laborales que se presentaron en las últimas semanas en nuestra provincia, los cuales han llegado a principio de arreglo tras las negociaciones entre las diferentes partes, manifestando que “Jujuy no es ajena  a la realidad nacional donde en los primeros meses de cada año se presentan ciertas particularidades que tiene que ver principalmente con las negociaciones salariales del año, que vencen según los convenios colectivos de trabajo, las cuales son situaciones normales, que pueden llegar a darse”.

Al relatar el panorama de situaciones que se dieron en Jujuy, Gastón Galíndez manifestó que “se están llevando una serie de negociaciones del tipo salarial que han sido realizadas en la Dirección Provincial de Trabajo, ya tenemos un primer acuerdo subscripto con la empresa EJESA y EJSEDSA con el sindicato de Luz y Fuerza para lo que es la negociación salarial 2012. La misma se llevó a cabo en forma pacífica y con una breve intervención de nuestra parte”, y agregó que “estamos interviniendo desde hace dos semanas con la negociación paritaria de los empleados de Zapla, la misma se está llevando dentro de los cánones de la normalidad, a pesar que en el ínterin hubo un paro pero fue debido a un retraso en el pago del salario de marzo de este año, a raíz de un embargo que sufriera la empresa. Posteriormente se levantó el embargo y las medidas y estamos en negociaciones paritarias normales”.

Además señaló que “estamos en una mesa de negociación paritaria con Mina Pirquitas, y se viene avanzando, nuestra intervención fue por un paro de actividades que se dio en el establecimiento minero, y dictada la conciliación obligatoria las tareas se han retomado y las negociaciones están en un ámbito de respeto y buena fe”.

Fuera de esta situación de negociaciones salariales, se presentaron situaciones conflictivas que tomaron estado público, entre las que se encontraron el caso de Electroquímica El Carmen y el Ingenio La Esperanza. Al respecto Gastón Galíndez expresó que “en el caso de Electroquímica El Carmen, la situación es compleja, hay mucho puntos que tratar, referido a demoras salariales, casi estructural, en el sentido que se viene repitiendo durante muchos años en la empresa. Además de estos inconvenientes, la situación no sigue siendo del todo normal, ya que estamos evaluando las cuestiones de seguridad e higiene de los trabajadores y al utilización de figuras no laborales en fraude a la normativa laboral”.

Respecto a los sucedido en el ingenio azucarero, mencionó que “hemos intervenido en esta situación que por suerte e independientemente de todas las gestiones que se hicieron anteriormente, formales e informales, no solo por representantes de esta Dirección si no también del Ministerio de Trabajo de Nación, y la intervención mediadores del Ministerio de Gobierno, se dictó la conciliación obligatoria y se está encauzando un mecanismo de dialogo muy valorado por las partes por la cual tenemos expectativas que podamos encontrar soluciones”.

Por último, el Director de Trabajo de Jujuy describió este tipo de acontecimientos señalando que “son situaciones normales que tienen que ver con las negociaciones salariales, haya o no conflicto, son situaciones que pueden darse y forman parte de la estructura normal del acontecimiento de las negociaciones. En aquellos casos como los últimos, donde no hay negociación paritaria de por medio, pero hay incumplimiento que pueden llagar a surgir  en cualquier empresa”, y agregó que “es importante abordarlos, delinear los puntos en conflicto y eventualmente solucionarlos, puede haber alguna acumulación circunstancial de estos casos que en definitiva lo único que hace es exigirnos, mayormente al organismo, la necesidad de intervenir en cado uno, pero no han sido situaciones anormales, forman parte de estructuras de reclamo, de reivindicaciones laborales, normales, que se dan y pueden llegar a repetirse en cualquier época del año”.