El Obispo Administrador de la Diócesis de Jujuy manifestó que “si dijera que la corrupción no existe, mentiría”

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el Obispo Administrador de la Diócesis de Jujuy, Monseñor Daniel Fernández se refirió al informe presentado por el Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEA), monseñor Jorge Lozano, quien advirtió la preocupación de la iglesia por los “niveles importantes de corrupción” en el país.

Al respecto Daniel Fernandez manifestó a JUJUY AL DÍA® que “aun que aun no hemos conversado sobre este tema, esto no es nuevo, la iglesia siempre está interesada en elevar el nivel de nuestra vida democrática, de nuestra participación y de la transparencia de todas las acciones de los funcionarios y ciudadanos, y por eso no tiene que extrañar que siempre pidamos una mayor clarificación y transparencia”.

Para Fernandez “si dijera que la corrupción no existe, mentiría. Solo con el sentido común, la gente se da cuenta que hay cosas que no andan bien y que podrían andar mejor, lo importante es que ninguno nos debemos sentir cómplices de ninguna de esas acciones”.

También se refirió acerca del tratamiento de la “Ley de identidad de genero”, la cual se trataría en los próximos días en la Cámara Alta, e indicó al respecto que “la iglesia desde un principio hizo conocer su opinión, creemos que el ser humano es creado por Dios, varón o mujer, que viene constituido con nuestra naturaleza humana y a partir de ahí queremos empezar a dialogar, con respeto, sin ningún tipo de intolerancia, manifestando nuestra opinión, que en este caso, es contraria a la de tantos”.

“La identidad viene dada por el sexo que recibimos y por la identidad que traemos desde el seno de nuestra madre”, afirmó el Obispo Administrador de la Diócesis de Jujuy a nuestro medio.

Asimismo el Padre Fernández, hizo referencia a la opinión de mucha gente sobre el pensamiento de la iglesia ante este tipo de temas, que señalan que la iglesia no ha evolucionado tan rápido como lo hizo la sociedad. Al respecto manifestó que “la iglesia es siempre fiel a sus principio y en la base de sus pensamientos esta la Biblia, la palabra de Dios, datos que no inventamos hoy, si no son parte de la tradición judío cristiana que tiene miles de años, eso es lo que llamamos la fuente de nuestra fe, y no lo podemos cambiar, al contrario tenemos que tutelarlo, custodiarlo y presentarlo con humildad y sencillez, sin pelearnos con nadie”, y agregó que “la iglesia comprende la situación, mira estas cosas con preocupación muchas veces, dice lo que tiene que decir  y después los ciudadanos y los dirigentes son responsables de los caminos que tomen”, concluyó.