Se realizó la 16º Edición de la feria del Cambalache y trueque en El Charcal

Jujuy al día® – Con esta consigna, se realizó el sábado 14 y domingo 15 de abril, la 16º edición de la Feria del Cambalache y Trueque de la Red Puna, en la Comunidad de El Churcal – Juella,  5 km al norte de Tilcara, con la masiva participación de 600 campesinos y campesinas aborígenes, que llegaron en camiones, colectivos y camionetas, provenientes de  46 comunidades de la Puna (de la zona de Yavi, de Puesto del Marqués,  de Rinconada, de la zona de las salinas, y de distintas comunidades de la Quebrada, con una enorme variedad de productos como: sal, papas criollas, habas, quesos, carne de llama y cordero, cueros, lanas, tejidos, frutas, verduras, dulces, miel, y una gran cantidad de especies y variedades de semillas.  La organización estuvo a cargo de la Comunidad Aborígen de El Churcal y la Red Puna.

El cambalache se inició con la “chayada”  por la llegada del agua a la Comunidad de El Churcal, luego de más de un año de trabajo comunitario. Agua que proviene de un toma realizada a más de 8 km río arriba, y entubada hasta la comunidad. La apertura de un grifo frente al CIC, fue el hito que marcó ese gran esfuerzo y la lucha de las familias por su territorio. Alegría y festejos acompañaron ese momento.

Luego continuó con el intercambio de una enorme variedad de productos alimenticios: frutas, carnes, verduras, semillas, alimentos, granos, sal, cueros, artesanías, lanas y todos aquellos productos que se producen en las comunidades y  hacen falta para todo el año. Bolsas y cajones se movían de un lado para otro.

Durante todo el encuentro hubo un gran reconocimiento a la importancia de los cambalaches como forma de mantener la cultura, las tradiciones y sobre todo defender el estilo de vida campesino indígena y de alimentación. En este sentido se reconoció la importancia de la producción agroecológica campesina, a diferencia del modelo de los agro-negocios que nos quieren imponer con semillas transgénicos, agroquímicos y un sistema de producción homogéneo, que limita la variedad de productos y semillas, de manera de controlar el sistema de producción y alimentación de nuestros pueblos. Sin lugar a dudas, el evento se convirtió en una fuerte defensa de nuestra soberanía alimentaria,  la lucha por la tierra y el territorio que lleva adelante la Comunidad Aborígen El Churcal de Juella, así como una defensa al agua y a la vida frente a la megaminería contaminante a cielo abierto, que nos quieren imponer. El cambalache se realizó en el marco de las acciones por el Día Internacional de la Lucha Campesina, que se recuerda el 17 de abril.