En junio comienza el primer juicio oral y público por crímenes de lesa humanidad en Jujuy

Jujuy al día® – El primer juicio oral y público por crímenes de lesa humanidad en Jujuy, comenzará el 13 de junio y en él se investigará la desaparición de Julio Rolando Álvarez García, hecho ocurrido el 21 de agosto de 1976, y por el que están imputados Luciano Benjamín Menéndez y Mariano Rafael Braga, informaron fuentes allegadas a la causa.

Álvarez García fue secuestrado por un grupo de tareas en su domicilio ubicado en la calle Libertad 556, en el barrio Ciudad de Nieva, cuando se encontraba almorzando con toda su familia.

El abogado de la familia, Pablo Pelazzo, confirmó hoy la fecha de inicio del juicio, decidida por el Tribunal que integran los jueces René Vicente Casas, Gabriel Eduardo Casas y Marcelo Juárez Almaraz.

Esta causa estuvo tramitada por el juez Federal 2, subrogante, Carlos Olivera Pastor, quien presentó su renuncia al cargo hace pocos días, y estaba acusado por las organizaciones de Derechos Humanos de demorar los juicios.

Por el hecho están imputados Luciano Benjamín Menéndez y Mariano Rafael Braga, apodado “cara cortada” por una cicatriz en el rostro, quien en la actualidad cumple arresto domiciliario en Buenos Aires.

Pelazzo explicó que los querellantes van a solicitar la presencia del represor durante el juicio “porque no hay ninguna razón para que así no sea”.

Según consta en el expediente, Álvarez García, a quien apodaban “Pampero”, fue llevado secuestrado al Regimiento 20 de Infantería, hecho que fue constatado por uno de sus hermanos que siguió al vehículo, tras lo cual fue trasladado en un avión Hércules, con destino a Tucumán.

Julio Alvarez García era estudiante de Derecho en Tucumán y estaba casado con Inés Peña, quien es hoy la titular de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, con quien militaba en la Juventud Universitaria Peronista.

La víctima había sido secuestrada por primera vez en el mes de febrero de 1976 y detenido por 35 días en un campo clandestino que funcionó en la Escuela de Educación Física de San Miguel de Tucumán.

Seis meses después, según consta en la causa, fue detenido en su domicilio del barrio Ciudad de Nieva de la capital jujeña por dos personas de civil, una de las cuales tenía una cicatriz en la cara, al igual que Braga.

Este último hecho fue denunciado ante la policía catamarqueña, y de acuerdo a trascendidos, en la fuerza habrían tenido conocimiento de que a Alvarez García lo trasladaron en un avión en diciembre de 1976, coincidiendo con otros relatos.

En ese marco Luis Morales, un recluta que realizaba el servicio militar en Tucumán, declaró que en una oficina del cuartel de Tucumán advirtió una lista de nombres, entre ellos el de Álvarez García, que según le indicaron los oficiales tenía que ver con las personas que serían “boleta”.

El inicio del juicio constituye un hito en Jujuy, dado que junto a Catamarca eran las únicas provincias de la región que no habían logrado avanzar con los juicios en los que se investigan la participación de civiles y militares durante la última dictadura.

Sin embargo, tras varias movilizaciones y reclamos de organismos de Derechos Humanos bajo la consigna “un día más sin juicios es un día más de impunidad”, se alcanzó el primer juicio en el que se encuentran imputados Menéndez y Braga.

En paralelo a la movilización de distintos organismos, la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado, había advertido del retraso en los procesos por delitos de lesa humanidad.

A la vez, hace diez días, se produjo la renuncia del ex juez subrogante Carlos Olivera Pastor, acusado por su dilación en las causas que tramitaba el Juzgado Federal 2.

Las audiencias del juicio oral y público se llevarán a cabo el 13 de junio a partir de las 9,30 y continuarán los días 14, 21,22, 28 y 28 a las 14,30. En el mes de julio las audiencias se realizarán los días 5, 6, 12 y 13 a las 14,30.