Olivera Pastor: “no puedo seguir los tramites de estas causas bajo presión de ninguna naturaleza”

Jujuy al día® – En la mañana de ayer, Carlos Miguel Olivera Pastor, el hasta hoy juez a cargo del Juzgado Federal N° 2 de Jujuy, anunció su renuncia a la subrogancia del Juzgado Federal, cargo que cubría desde hace siete años, argumentando, entre las razones que lo llevaron a tomar esta decisión, presiones y una campaña de desprestigio hacia su persona y a los trabajos que realiza el juzgado en las causas por los detenidos desaparecidos  de nuestra provincia.

En diálogo exclusivo con JUJUY AL DÍA®, Carlos Miguel Olivera Pastor explicó los motivos de su renuncia manifestando que “los motivos concretos, la opinión publica lo sabe, acá no hay quejas en cuanto al funcionamiento del juzgado, ni denuncias de ningún tipo en ninguna de las secretarias, excepto en la Secretaria de Derechos Humanos, ya que todas las causas de derechos humanos de Jujuy están en este juzgados, las que hemos llevado adelante con mucho esfuerzo, sacrificio y muy poca gente, nunca nos han provisto de los recursos necesarios, en especial de personal a pesar de los reiterados pedidos que hice”, y agregó que “desde mediados del 2009 hemos vendido trabajando, y hemos logrado elevar 11 causas a juicio y 3 mas que están en vía de hacerlo, actué en una causa de Salta, donde se habían excusados muchos jueces que no querían agarrar esas causas, y pude dictar sentencia, con lo cual quiero decir que se ha venido trabajando incansablemente en estas causas en la jurisdicción, sin embargo nada de eso se reconoce, siempre se ve el vaso medio vació y no medio lleno”.

Además expresó que “se ha montado una campaña de desprestigio y una serie de versiones que no son adecuadas a la realidad, tanto a nivel provincial como a nivel nacional, por la fiscalía particularmente, esa campaña ha sido de alguna manera aceptada en distintos lugares, sin preocuparse de averiguar en el juzgado como se trabajo, con que se trabajo y que resultados hemos tenido, porque tenemos muchos resultados para mostrar, y hemos llegado a un punto critico que por cuestiones de principios  no puedo seguir los tramites de estas causas bajo presión de ninguna naturaleza o que de algún modo tenga que claudicar esos principios que son la rectitud de la justicia, parcialidad y particularmente su independencia”, y añadió que “la justicia tiene que ser independiente de los vaivenes políticos circunstanciales, de las presiones  que pueden ocurrir y debe mantener un rumbo firme y cuesta,  porque es difícil enfrentar esa corriente, muchos se enmarcan en esa corriente porque es mucho mas fácil, mas cómodo, hoy navega para un lado y después para el otro dependiendo de los vientos que soplen, entonces no es justicia ni mucho menos independientes, por eso prefiero renunciar antes de seguir”.

Asimos se refirió acerca de si se sintió apoyado en la función que realizó durante este tiempo, manifestó que “uno nunca buscó un apoyo para estar en una función judicial, donde muchos veces uno esta solo, de acuerdo a sus criterios y principios jurídicos, donde cada decisión que uno tome puede ser compartidas o no y muchas veces no lo son, cuando hay personas que han tomado partido por una propuesta o por una idea y el juez resuelve en contra de eso, pasa a ser el enemigo publico numero uno”, y agregó que “en ningún momento he buscado el apoyo pero si pretendí,  y creo que debería ser así, comprensión, porque un juez actúa de determinado modo, resuelve de un modo las cosas, y no pueden decir livianamente cosas por ahí, un juez no se puede dejar llevar por lo que  parece o lo que dicen, estrictamente debe ceñirse a lo que esta en el expediente, y lo que no esta en él  no existe, desde el punto de vista jurídico, y eso la gente, muchos o alguien no lo comprenden o no lo quieren comprender porque no conviene en estos momentos o no le convienen a sus intereses y chocamos con esta situación que obliga a tomar ciertas decisiones”.

En otra parte de la entrevista, Carlos Miguel Olivera Pastor se refirió a los dichos del Senador Gerardo Morales realizados al término de la Asamblea Legislativa que se llevó a cabo este sábado 24 de marzo, por el Día de la Memoria, Verdad y Justicia, al respecto, expresó que “las manifestaciones del Senador Morales me parecieron sorprendentes, porque un senador de Jujuy, un Senador de mi provincia, quien siempre tuvo abiertas las puertas del juzgado, que tiene contacto directo conmigo y con personas que trabajan acá, si bien no tenemos una relación de amistad, pero nos conocemos, podría venir al juzgado antes de emitir una opinión de ese calibre, con epítetos muy duros en contra de mi persona y mi función, podría ser, creo, prudentemente haberse primero contactado conmigo o con el juzgado pedir algunas explicaciones en su carácter de senador nacional”, y agregó que “debió escuchar la campana del juzgado y no solamente dejarse llevar por lo que en Buenos Aires le dijeron o informaron erróneamente, mentirosamente, y me decepcionó enormemente, afectó moralmente a mi persona, a mi actividad la que he venido desarrollando con absoluta honradez, objetividad y ecuanimidad”.

Además señaló que “el Senador Morales debe saber como he trabajado, porque imagino  que debe conocer como se ha manejado el juzgado y como se ha llevado adelante esto, y subirse a momentos políticos que soplan y decir lo que convenía en ese momento para quedar bien políticamente dejándose llevar por una sola campana, no me ha parecido prudente, pero si fue un insulto hacia mi persona, y a la administración de Justicia Federal en Jujuy por haber tenido semejantes expresiones que no se las puede aceptar”.

Al referirse si tomara personalmente o desde el juzgado alguna medida ante estos dichos, Olivera Pastor explicó que “no se , veremos, porque tampoco quiero llevar esto a un enfrentamiento dialéctico o lo que fuere, es algo en el que no tengo interés de participar, y banalizarlo o politizarlo no es mi intención, para mi la justicia y la administración de justicia es muy seria, no se puede estar banalizando con expresiones desafortunadas o acomodaticias al momento político en que se viva, entonces ya veremos”.

Para finalizar, Olivera Pastor, señaló que “luego de renunciar al cargo de Juez Federal Subrogante, volvería a mi cargo titular que es Secretario del Juzgado y ver luego como sigue la historia, ahora se tendrá que designar otro juez, la Cámara tomará las medidas que corresponda, y veremos como marcha esta cuestión”, concluyó.