Narcotráfico: el Juez Olivera Pastor calificó la situación en la frontera de Jujuy como “grave”

Jujuy al día® – En una entrevista exclusiva con nuestro medio, el juez Carlos Miguel Olivera Pastor, a cargo del Juzgado Federal N° 2 de Jujuy, se refirió a los controles de narcotráfico y a la situación que existe en nuestra provincia en relación al tráfico y transito de droga.

En primer lugar, el juez federal se refirió a los trabajos que se realizan y a las metodologías que realizan los traficantes para intentar introducir droga a nuestro país, manifestando que “es un trabajo que no se termina, está plenamente vigente, los que pretenden entrar al país con droga utilizan diversos medios y métodos, hoy cuentan con muchos adelantos tecnológicos que les permiten ingresar sustancias al país, inclusive por medio aéreo”, y agregó que “utilizan sistemas de comunicaciones que les permite mandar alguien adelante para avisarle si el camino está despejado o no. Por ello el trabajo se sigue haciendo permanentemente, obviamente no es el juzgado el que implementa las políticas de prevención, es el Poder Ejecutivo a través de los órganos previsionales como la policía, gendarmería”.

Además señaló que “no hemos notado un estancamiento o retroceso, al contrario está en permanente ascenso, como por oleada, aunque hay temporadas donde se aplaca un poco”.

En relación al tipo de droga que ingresa por nuestra provincia y a los detenidos por esta causas, Olivera Pastor expresó que “en esta zona del país la droga que más se transporta por nuestra región es la cocaína, que ingresa por Bolivia, parte de esa cocaína queda en la provincia y se comercializa, pero la mayor parte pasa a otros lugares, inclusive a Europa o Japón donde tiene mucha más valor. En nuestra zona ingresa poca marihuana, no como ocurre en la zona de Misiones o Corrientes donde ingresa este tipo se sustancia desde Paraguay”.

Respecto a los detenidos, agregó que “tenemos muchos detenidos por las tareas de narcotráficos, detenidos que se generan en la zona de frontera o en el camino, y también muchos detenidos a nivel de la ciudad, donde trabaja sobre todo la policía de la provincia, estos delincuentes se dedican a la comercialización, quizás pocas cantidades, pero son los que tienen las bocas de expendio”.

En relación a una modalidad que si sigue detectando en los controles realizados por los diferentes organismos de seguridad, el Juez Federal, comentó que “se sigue utilizando muchos a las personas que insumen la droga en las llamadas capsulas, cada una tiene un peso aproximado de 10 gramos de cocaína, e ingieren entre 80 a 120 capsulas, por ellos pueden traer entre 500 gramos hasta un 1300 gramos, todo lo traen dentro de los intestinos”, y añadió que “la detección es un trabajo arduo, ya que no hay ninguna señal externa, al detectarlo Gendarmería hace las placas radiográficas en los hospitales de la zona, en el norte o el ramal, y luego viene el proceso de evacuar las capsulas el cual es riesgoso para el individuo por que pueden romperse en el intestino lo cual sería una muerte segura”.

Además mencionó que “utilizan mucho ese sistema por la facilidad de movilidad en el ingreso al país ya que no hay mucha trabas y se mueve mucha gente de Bolivia a Buenos Aires”.

Para finalizar, Carlos Olivera Pastor califico la situación de nuestra frontera y de nuestra provincia, como “grave, porque hay que intensificar muchos más los controles en la frontera, que es ahí el punto crítico, porque si la droga no ingresa al país no se puede distribuir y vender, no podría destruir nuestra juventud que esta lamentablemente consumida por la droga, además la droga que ingresa con cierto grado de pureza y para sacarle mas ganancia se le agregan elementos de corte que son dañinos afectan mucho más rápido al organismos de la persona que lo consume, como el paco”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.