A seis meses de implementarse el nuevo Código Procesal Penal, “la Policia Judicial esta clamando por su necesidad de creación”

Jujuy al día® – Al cumplirse los primeros seis meses de la implementación del nuevo Código Procesal Penal de la provincia, nuestro medio entrevisto a uno de sus autores, el Juez del Tribunal en lo Criminal, Luís Ernesto Kamada, quien se refirió acerca de su funcionamiento, sus deficiencias y lo que falta para su plena implementación.

En relación a su funcionamiento, al cumplimiento de sus objetivos primarios, Luís Kamada manifestó que “en términos generales puedo decir que si cumplió, esto dicho con el escaso tiempo que tiene de recorrido este nuevo Código Procesal Penal, pero es natural advertir ciertas deficiencias que se van a ir corrigiendo con el tiempo, no nos olvidemos que este nuevo código modifica diametralmente el paradigma del proceso penal que existía en la provincia de Jujuy, un proceso penal que fue dictado en el año 1978, con lo cual se darán cuenta de cuál era la impronta que tenía ese código”, y agregó que “este nuevo Código Procesal modifica radicalmente el modelo a seguir a la hora de investigar delitos, y es el que se adecua a la Constitución de la Nación”.

Del mismo modo comentó que “uno de los objetivos buscados con la implementación es precisamente la celeridad y descomprimir el sistema, pero no es el más importante, para decir esto tomo palabras del doctor Binder, uno de los más eminentes procesalita del país, ‘si vamos a buscar modernizar solamente para que disminuya la cantidad de trabajo, en realidad estamos buscando poco’, el objetivo primordial y es eso lo que no debe perderse de vista, es recordar consiste en preservar las garantías constitucionales”, y añadió que “a favor de lo que significa el nuevo Código, las nuevas causas que están llegando con la impronta de este código, hoy por hoy tienen un volumen mucho menor, también llegan de una manera más rápida, esto es una evaluación de carácter cuantitativo, cualitativamente se verá en los juicios que se vayan haciendo, y ya tenemos causas con detenidos y sin detenidos que tramitan con este código, ahí veremos cómo está rodando”.

También opinó acerca de como notó que fue tomado por sus pares del Poder Judicial, expresando que “puedo decir que en todo orden de ideas y cosas, y tomando como base la idea de Thomas Kuhn, sobre los cambios de paradigmas, cuando se cambia hay interrogantes que quedan sin respuesta o que requieren nuevas respuestas, y sin desatender que se trata de naturaleza humana, esto hace que haya quienes mantienen una posición conservadora, hay quienes mantienen una posición renovadora y hay otros con una posición expectante, otros indiferentes, hay de todo, pero en su  gran mayoría podemos destacar el gran entusiasmo en la implementación, que gana frente a cualquier perspectiva menos alentadora”.

Además comentó desde su criterio cual es uno de los puntos fundamentales de este nuevo Código Procesal Penal de la Provincia, mencionando que “seria la nueva modalidad dialéctica de debate entre el acusador y el acusado, hasta hace unos meses tras estábamos acostumbrados a que sean los jueces quienes llevaban adelante las investigaciones y  generaban pruebas, hoy por hoy, el fiscal es quien se enfrenta directamente sin intervención ni interfería de nadie con el acusado, solamente se recurre a los jueces en aquellos caso donde se afectan garantías constitucionales como la libertad,  intimidad, propiedad, más allá de eso, la fiscalía y el imputado tienen absolutamente libertad para moverse en paridad de condiciones para llevar adelante la investigación”.

Al analizar algunas de las deficiencias que ha notado durante la implementación de este código, su autor manifestó que “las deficiencias que podemos ver radican en las practicas, una ley o norma cualquiera no es nada sin las practicas que tiene como finalidad hacerla realidad, por allí pecan en alguna deficiencia, y más que nada tiene que ver  con la modificación de la filosofía del Código y por allí existe cuestiones que nos son debidamente interpretadas y comprendidas”.

En relación a lo que considera que falta para la plena implementación, Luís Kamada expresó que “ciertamente que gran parte de la implementación depende del pleno funcionamiento de todos los institutos que se han previsto para su cabal funcionamiento, por ejemplo la Policía Judicial, que está prevista largamente en la Constitución de la provincia de Jujuy, la cual estaría bajo la dependencia del Poder Judicial pero a los fines prácticos y funcionales de los fiscales”, y agregó que “este instituto es el que ya esta clamando por su necesidad de creación, lo vemos operar en otras jurisdicciones, obviamente muchos más antigua en lo que hace a los Códigos Procesales Penales que la nuestra, como en Córdoba o provincia de Buenos Aires, esas experiencias son las que deben ser implantadas en nuestro ámbito de forma tal de ir dando la terminación correspondiente a los institutos que deben  llevar adelante la aplicación del código”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.