Economista advierte que la política sobre las importaciones puede generar un incremento en la inflación

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, Juan Ljumgberg, se refirió a los riesgos de la política implementada por el gobierno nacional en relación a las trabas en las importaciones, manifestando que “las empresas que se enfrentan a un mayor nivel de riesgo por dificultades en el aprovisionamiento externo van a buscar mayor rentabilidad, significa mayores precios, y esto termina repercutiendo en el incremento de la tasa de inflación. Además las empresas chicas que no tienen la espalda para soportar un periodo grande de inactividad van a tener inconvenientes, y puede llegar a poner en riesgo la existencia misma de la firma”.

Respecto a esta medida adoptada por el estado nacional, en la cual se realizan más controles en las importaciones, Juan Ljumgberg expresó en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “un país tiene la posibilidad y derecho de administrar su comercio exterior, pero el mecanismo idóneo y aceptado internacionalmente, incluso por la Organizaron Mundial de Comercio, es estableciendo impuestos sobre las importaciones que pueden ser diferencial según rubros; es lo racional, aceptado mundialmente”.

Señaló que esto “no se está haciendo, porque acá se han impuesto restricciones a las importaciones, no fruto de una política sino por la urgencia de las dificultades en la balanza de pagos del país, la escasez de divisas, y se empezó a manejar ‘a lo bruto’, poniendo presión puntual, no con instrumentos generales como se debiera administrar esto, sino incluso dependen de la voluntad de una persona”.

Además sostuvo que “todos saben que habrá reglas de juego y están dispuesto a aceptarlas, siempre y cuando sean estables, permanentes, que cambien de tanto en tanto. Este tipo de control trae consecuencias en lo inmediato. Algunos sectores económicos denuncian problemas para importar materia prima, repuestos, que indudablemente tiene su afectación en lo inmediato”. Añadió “distinto hubiera sido si se hubiera hecho un plan diciendo que en un año de plazo serían otros los valores de importación, a los productores de los productos mas caros le dan una señal para que preparen ellos mismos porque afuera va a ser mas caros, esto seria una transición ordenada, algo que no esta ocurriendo”.

En relación a los riesgos de estas medidas, Juan Ljumgberg mencionó que “si no se corrige, los operadores no tiene la certeza de las reglas de juego, esto aumenta las incertidumbre y el riesgo de operar en la Argentina, y ahí hay dos componentes que van de la mano riesgo y rentabilidad, quien asume mayor riesgos pide mayor rentabilidad, para operar con ese riesgo”.

“Las empresas que se enfrentan a un mayor nivel de riesgo, por dificultades en la logística de aprovisionamiento externo, van a buscar mayor rentabilidad y esto significa mayores precios. Lo esperado en esto es que el precio de los productos afectados aumenten y esto termina repercutiendo en el incremento final de precios, en la tasa de inflación”, explicó.

“Si algunas empresas sufren las restricciones de los de insumos básicos que no pueden reemplearse a nivel nacional corren el riesgo de interrumpir su cadena productiva, y mas en empresas chicas que no tienen la espalda para soportar un periodo grande de inactividad, esto va a traer inconvenientes, recortes de horas extras, suspensión de trabajadores, y puede llegar a poner en riesgo la existencia misma de la firma”, advirtió.

En otra parte de la entrevista con JUJUY AL DÍA®, el economista opinó acerca de la decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la prestigiosa revista “The Economist”, quienes no tomarán en cuenta los datos económicos del INDEC, por considerarlos “pocos confiables”. Al respecto indicó que “esta decisión es la conclusión de un largo proceso de descrédito en el que ha caído el INDEC sobre todo en el manejo de algunas estadísticas, principalmente sobre los índices de precios al consumidor, la inflación, y su repercusión en otros indicadores como los del crecimiento del PBI. Esto es algo que ya tiene muchos años, la manipulación de esta información hace que organismos internacionales no confíen en la veracidad de los datos”, y agregó que “las estadísticas sirven para conducir la economía tanto macro como micro y si no hay buenos indicadores de la situación se pueden tomar decisiones equivocadas y se pueden tener consecuencias no deseadas”.

“Lamentablemente el INDEC es poco confiable en determinado tipo de información y esto da señales equivocadas, y los que están fuera del ámbito nacional, quienes miran la economía  a través de estos indicadores, hace que su grado de incertidumbre aumente y seguramente se va a arriesgar menos a invertir en el país, porque no están seguro si esos datos reflejan la realidad o son un ‘dibujo’ de ella. Se debe volver al cuidado de las estadísticas publicas porque sirven a todos los operadores económicos nacionales e internacionales, el prestigio del INDEC debería ser recuperado cuanto antes, no pareciera que en lo inmediato, seguramente van a pasar varios años para recuperarse”, concluyó Ljumgberg.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.