Para la municipalidad de Jujuy, la venta de alimentos en la vía pública es ‘un problema social y de costumbre’

Jujuy al día® – El director de Seguridad Alimentaria de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Diego Rotela, se refirió, en una entrevista con nuestro medio, al problema sobre la venta de comidas en puestos callejeros en nuestra ciudad, manifestando que “en el año 2009, los vendedores ambulantes eran alrededor de 900, quienes, al ver mejorada la comercialización, en vez de formalizar su actividad, replican los puestos. Este es un problema social y económico, es una cuestión de oferta y demanda; si sigue habiendo demanda, la oferta va a seguir”.

El Director de Seguridad Alimentaria del municipio capitalino, Diego Rotella, comentó en diálogo con JUJUY AL DÍA® la situación actual de los vendedores ambulantes en nuestra capital, expresando que “en el último relevamiento socioeconómico que se realizó a través de la Dirección de Comercio en el año 2009, los vendedores que estaban en forma permanente o distintos horarios o eventos, eran alrededor de 900. Ante esta realidad debemos decir que muchas veces algunos vendedores, al ver mejorada la comercialización, en vez de formalizar su actividad, replican los puestos”. Sostuvo que “fue la primera vez que en Jujuy se pudo realizar una planteo sincero, el vecino puede ver que hay muchos lugares de la ciudad que antes eran símil a una feria y que hoy esos espacios fueron recuperados como ser Dorrego y Gorriti, la escuela Normal, peatonal Belgrano y muchos lugares que eran constantemente ocupados por los vendedores”.

Consultado sobre la situación actual respecto al 2009, Rotela señaló que “lo analizamos en base a los lugares que se fueron recuperando, en muchos casos, como la primera cuadra de Dorrego, si hay una gran parte de vendedores que ya no están, el vecino es testigo como se fueron registrando ferias en distintos lugares de  la ciudad, y algunos que desalojamos se ubicaron al algún otro lugar”.

El Director de Seguridad Alimentaria se refirió a los riesgos de comprar comida en la vía pública, indicando que “el riesgo es amplio, una intoxicación alimentaria por una mala conservación, por una mala elaboración, mala manipulación o por utilizar productos cuyo medio de producción no es industrial, sino más bien caseros, pueden producir en el organismo un infección leve, con una simple descompostura, una infección media, y una infección grave que puede perjudicar la vida de las personas, y de esto uno tiene que ser consciente”.

Al respecto indicó que “si uno adquiere una pila en la vía pública, y esa pila no funciona más, nos podemos sentir estafados y puede que la próxima vez no compremos ese producto en la vía pública. La gente lo que tiene que entender de una vez por todas, que con los alimentos, esa segunda vez, quizás no exista, porque puede haber una infección muy grave, incluso la muerte, en especial de los más pequeños o de los ancianos, quienes son los que poseen las defensas más bajas”.

También, nuestro medio le consultó sobre la dificultad que le representa al municipio poder erradicar estos puestos de comida, a lo que Rotela expresó que “en realidad la gran mayoría de los casos, el problemas no es solo la ocupación de la vía pública, es un problema social que está ampliamente relacionado con la economía, donde podemos ver que todos los resultados en materia económicas que hubo desde hace un tiempo hasta ahora, no fueron trasladado a la gente. hay mucho de costumbre, es una cuestión de herencia familiar: ellos van a la calle porque los padres se dedicaron a esto y ellos lo siguen haciendo, indicó” y agregó que “además debemos analizar las conductas de cada uno y darnos cuenta este es un problema social y económico, esto es una cuestión de oferta y demanda, si sigue habiendo demanda, la oferta va a seguir, y cuando como vecinos podamos dilucidar cuales son los productos que se pueden conseguir en la calle y cuáles no, esto va a disminuir”.

Agregó que “también existe la falta de interés de las autoridades provinciales sobre el tema, hay falsificación de leyes de marca, evasión de la ley impositiva, hay que hablar de productos cuya comercialización constituye un delito de índole federal, pero no hay acompañamiento por parte de los organismos provinciales”, declaró finalmente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.