Deliberó en Jujuy el Comité de Cuenca del Rio Pilcomayo

Jujuy al día® – Con el objetivo de avanzar en el desarrollo de políticas de estudio, planificación y ejecución de proyectos que ayuden a mejorar la habitabilidad y desarrollo de más de un millón de personas, delibera en nuestra Provincia el Comité Interjurisdiccional de la Cuenca del Río Pilcomayo, en su octavo encuentro.

De la reunión tomaron parte el Ministro Plenipotenciario de la Cancillería Argentina y Primer Delegado de la Comisión Trinacional, Gabriel Maffei; el ingeniero  Andrés Rodríguez, Director Nacional de Conservación y Protección de los Recursos Hídricos de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación quien ejerce la función de subdelegado en ambos agrupamientos; el Ministro de Producción, Gabriel Esteban Romarovsky y representantes de las provincias de Formosa, Salta y Jujuy.

Trabajo conjunto con las Comunidades

En la oportunidad el Ministro Romarovsky explicó que junto a las autoridades nacionales y provinciales que están generando y propiciando el encuentro, ahondaron en el tratamiento del tema de las cuencas hídricas y su impacto en los diferentes ámbitos nacionales, provinciales y regionales.

En este caso, dijo, las provincias de Formosa, Salta y Jujuy participan del Comité de Cuencas del Pilcomayo en la búsqueda de los aportes que se puedan hacer junto al trabajo de las comunidades en el cuidado de las cuencas, lo que implica una interrelación con el cuidado del medio ambiente.

Indicó que se está terminando de conformar el comité, especialmente en algunos aspectos legales como en el caso de nuestra Provincia, lo que se estima que se solucionarán a la brevedad. En ese sentido se avanzará con el Sub Secretario de Recursos Hídricos de la Nación, para la presentación de un Proyecto de Ley de manera de darle más cuerpo al Comité, al tratamiento y solución de todos los problemas de la cuenca.

Para nuestra Provincia, apuntó, ese tratamiento es muy importante y por ello se han integrado al encuentro representantes de Recursos Hídricos, de Planificación, Recursos Naturales y técnicos del Ministerio de Producción.

En el caso de Jujuy, por ejemplo, se avanza en la planificación conjunta con la comunidad de Pozuelos que tiene directa injerencia en el Pilcomayo. Será la comunidad la que presente los planteos que luego desde el Ministerio se trasladará a la Subsecretaria de Recursos Hídricos para su estudio y tratamiento.

Puntualizó que por tratarse de la primera reunión del Comité que se desarrolla en Jujuy, se buscará darle el mejor tratamiento posible de manera que se puedan ir incorporando en el futuro a la mayor cantidad de comunidades posibles.

Por su parte, el Ministro Gabriel Maffei destacó, como representante de Cancillería, la importancia del trabajo conjunto de tantos actores involucrados, atendiendo a la forma federal en que se busca de dar soluciones prácticas en equipo, de manera seria y responsable.

Puntualizó que la Sub Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación y la Cancillería han llegado a un acuerdo por el cual la Cancillería se encarga de financiar los gastos de los organismos internacionales que son la Comisión Trinacional y la Comisión Binacional, mientras que la Subsecretaría hace el esfuerzo mayor porque se encarga de financiar las actividades de esos organismos, incluso, los relacionados con temas provinciales.

Monitoreo y sistema de alarmas: Soluciones viables

Más adelante, el ingeniero Andrés Rodríguez señaló como un hito que por primera vez la Comisión Interjurisdiccional del río Pilcomayo se reúne en Jujuy de la mano de un Ministro, lo que le da un encuadre muy importante desde lo político.

El Río Pilcomayo presenta para los habitantes de su cuenca en los tres países, Argentina – Bolivia – Paraguay, desafíos todos los días. Hay más de 20 etnias viviendo y coexistiendo en la cuenca lo que representa casi una totalidad de un millón de personas.

Todos esos habitantes, apuntó, están lejos de los centros de toma de decisiones de poder y de las capitales, por lo que tienen necesidades que no son menores. Al respecto, puntualizó que el Estado tiene la obligación de estar en los lugares donde están las necesidades y darles soluciones.

En ese sentido, dijo, la Subsecretaria de Recursos Hídricos tiene un compromiso creciente en acompañar a éste nuevo organismo de cuencas y para ello en 2012 se cuenta con fondos para cofinanciar actividades principalmente relacionadas al monitoreo integral de la cuenca.

Esa tarea, apunto, implica el monitoreo de los ríos y caudales de manera de establecer sistemas de alerta que permitan pronosticar con tiempo de anticipación y tiempo real, las crecientes que bajan desde Bolivia, midiendo esos indicadores en Villamonte y Misión la Paz, para planificar evacuaciones, evitar desbordes y poner en marcha acciones de emergencia con Defensa Civil y las Provincias.

Indicó que se trata de un sistema que se viene desarrollando y que ya cuenta con el aporte de Gendarmería Nacional y otros organismos nacionales de seguridad de manera de ir perfeccionado el sistema. A ello se le suma el trabajo de campo y estudios que no atiende ya sólo la urgencia sino, más bien el mediano plazo y el pronóstico.

Reflexionó que el otro extremo de las crecidas son las sequías. Así como las crecidas nos obligan a tener pronósticos en horas o días, las sequías nos exigen poder prepara el escenario en meses, un año o dos, de manera de planificar las reservas de agua poniendo como ejemplo el caso del bañado La Estrella en la Provincia de Formosa.

Si se sabe con anticipación cuales serán los regímenes y caudales tanto de creciente como de sequía, se podrá anticipar la dosificación de los usos.

Explicó que los proyectos en el ámbito de la Comisión están destinados a las acciones no estructurales, porque ellas tienen otros instrumentos de financiación a través de ministerios de obras o infraestructura. Lo que se financia desde el organismo a su cargo es planificación, monitoreo y estudios, más todo otra urgencia o proyectos que prioricen en menor escala las propias provincias, como lo son en el caso de Jujuy, las cocinas solares.

La complejidad del Pilcomayo

Al ser consultado sobre el avance de obras sobre la cuenca, el ingeniero Andrés Rodríguez señaló que para entender ese aspecto no se lo puede controlas desde una visión clásica de la ingeniería. “No hay obras para manejar un sistema fluvial de la naturaleza y complejidad del Pilcomayo”.

No se puede pensar que el río, que no esta regulado y trasporta casi 140 millones de toneladas por año de sedimentos, puede ser controlado con obras, lo cual no implica que exista una planificación y obras por realizar. Ejemplificó en ese sentido los controles para inundaciones en los puntos críticos y zonas de desbordes o protección como la margen argentina aguas arribas del Puente Misión La Paz. También hay obras que se van concretando por intermedio de las provincias y de los canales de financiación de Infraestructura.

El organismo de cuencas, sintetizó, busca el consenso  y de discusión de política, planificación y de priorización de obras que luego se trasladan a los carriles de financiación que pueden ser el Crédito BID para el Norte Grande; Financiación del Fondo Hídrico, Fondos del Tesoro o de las propias provincias. Los organismos de cuencas no están concebidos como ejecutores de obas en su mayoría, pero si como organismos que acompañan el estado de la población y a las acciones no estructurales.

La ronda de exposiciones se extendió durante toda la jornada tras la cual se elaboró un acta donde se exponen los alcances del encuentro, copia que se elevará a los organismos nacionales e internacionales que la integran.