La Policía Federal de Jujuy secuestró un importante cargamento de mercadería ingresada ilegalmente al país

Jujuy al día® – La Delegación Jujuy de la Policía Federal Argentina, recientemente realizó un  procedimiento en esta ciudad, por infracción a la ley 22.415 (Infracción aduanera), logrando incautar una gran cantidad de mercaderías de origen extranjero, ingresadas al territorio nacional por pasos fronterizos no habilitados, transgrediendo a las leyes federales vigentes.

El procedimiento de referencia se llevó a cabo en la Ruta Provincial Nro. 66, a la altura de la Localidad de El Pongo,  (distante 27 Km. de este asiento, donde luego de varios días de tareas investigativas se pudo establecer que un camión de gran porte se aprestaba a partir con  mercaderías de distinta índole (mercadería perecedera y no perecedera).

Fue así que durante varios días y luego de que se chequearan informaciones se estableció que una carga de gran volumen estaría por ser destinada al conurbano bonaerense y a la provincia de Mendoza,  ya que un masculino se encontraría acopiando mercaderías de origen extranjero, ante tal situación se implementó una  vigilancia sobre varios de los domicilios investigados y sobre los movimientos de vehículos en particular, motivo por el cual personal de la Brigada  de esta Dependencia que  implemento  un control sobre la ruta antes mencionada,  procediendo a   interceptar un Camión marca Scania de color blanco, con semirremolque metalizado cerrado, el que a simple vista denotaba estar cargado con bultos de grandes dimensiones.

Por tal motivo se procedió a identificar a los ocupantes del rodado, con las formalidades que para ello requiere  siendo algunos de nacionalidad boliviana pero con domicilio en esta ciudad capital.

Del rodado de mención se procedió al secuestro de rollos de serpentina de cotillón origen peruano, bolsas de arpillera conteniendo papel picado, perfumes con la inscripción “Aguas de Florida” ( origen peruano ) y mercadería perecedera que  continuación se detalla: latas de salsa de soya con inscripción “Aji-No-Sillao”, latas de leche evaporada marca “Gloria” de origen peruanas, latas de sardinas con la inscripción “Lidita”, bultos de Ají Locoto, Bultos de Harina de maíz morada -API-(de origen boliviano), bultos conteniendo distintas especies (comino, pimienta blanca y pimentón), bultos conteniendo caldos cajas de caldos marca “Knnor”, bultos conteniendo cereales,  bultos conteniendo jugos, bultos de distintas dimensiones y peso conteniendo legumbres, y verduras que por el modo de ser transportados no serían aptos para consumo humano, carente de las medidas sanitarias pertinentes.

Estas mercaderías  carecían de documentación legal que avale su tenencia y traslado, siendo todas ellas de procedencia peruana, boliviana y colombiana, las cuales carecían de documentación legal que avale su tenencia, traslado, comercialización y venta, sin sello de cualquier resguardo

Se labraron las actas de estilo conforme a derecho con intervención del Juzgado Federal 2 de Jujuy, a cargo del Dr. Carlos Miguel OLIVERA PASTOR, por ante la Secretaria Nº 4 del Dr. Federico ZURUETA, la Fiscalía Federal Nro. 1 A/C del DR. BATULE., con intervención de la Aduana – Jujuy – consulta con el SE.NA.SA, y de la División de Bromatología  de la Ciudad de San Salvador de Jujuy.

Sobre este procedimiento, es notorio “RECOMENDAR” que al observarse gran cantidad de mercaderías perecedera y no perecederas lista para la comercialización, distribución  y venta, la población debería extremar las medidas de precaución para el consumo de éste tipo de  mercadería y/o producto de dudosa procedencia y/u origen ya que entre los elementos incautados se detectaron productos con fecha de vencimiento y en estado descomposición ya que el manipuleo del mismo sin las normas de asepsia, higiene y cuidado hasta podría resultar nocivo para la población toda. Es de vital importancia que todos los elementos en tránsito cualquiera fuere deben de conservarse bajo extremas normas adecuadas de salubridad, envases adecuados y resguardados con las certificaciones según corresponda llámese Certificado Fitosanitario emitido por la Organización Nacional de Protección Fitosanitaria (O.N.P.F.)  del AFIDI  o del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentario o algún órgano de control autorizado. Resulta de ello que es notorio remarcar que todas aquellas mercaderías de origen animal y vegetal , como así también aquellos productos agropecuarios que no respondan a los autorizados por el ente respectivo , ni cuenten con la autorización previa o con las certificaciones correspondientes que se detecten en los controles que se llevan a cabo, podrían ser decomisados, desnaturalizados y destruidos según corresponda, con conocimiento del Juzgado actuante, previa acta respectiva y con las consultas que el órgano judicial así lo considere, ya que si el producto que se intenta comercializar no se haya apto para  consumo sería viable ese destino .