Informe de coyuntura

Jujuy al día® – La fase cíclica de reanimación de la economía Argentina  iniciada en el primer semestre del año 2002, basada en la devaluación del peso argentino en relación a la divisa norteamericana, muestra algunos signos de desaceleración como consecuencia de la crisis mundial, a lo que se agrega el factor climático que provocará reducción de los volúmenes de producción de maíz y soja. Durante el periodo 2003/2011, con excepción del año 2009, nuestro país creció en promedio un 9 % anual, las proyecciones para el 2012 indican que se podría llegar a crecer hasta un 5 %, lo que sigue siendo una buena meta dada las dificultades en  el escenario mundial.

Al inicio de la campaña 2011/2012 se  estimaba cosechar 29 millones de toneladas de maíz y 52 millones de toneladas de soja, actualmente según el informe del INTA, preparado para evaluar los efectos de la sequía sobre la producción pampeana, se calcula que será a lo sumo de 21 y 47 millones respectivamente. El daño provocado por la sequía es enorme y la lluvia de los últimos días no alcanza a revertir la situación, desde el gobierno nacional se ha creado una Comisión de Emergencia y el fondo destinado a créditos y asistencia directa a productores hasta el momento asciende a $ 2.800 millones, para el fisco nacional el menor volumen de producción y de exportaciones junto a la caída interanual  del precio de la soja en el mercado internacional,  significa una disminución en los ingresos por derechos de exportación, lo que también repercutirá en el monto de  ingresos que por dicho concepto reciben las provincias a través del Fondo Solidario.

Por su parte la Provincia de Jujuy ha presupuestado para el año 2012 un crecimiento muy importante de ingresos provenientes de la coparticipación federal de impuestos, automática y diaria para hacer frente al gasto corriente. Lo sucedido en el mes de enero de 2012 presenta una evolución en los recursos superior en un 33 % respecto de igual mes del año pasado, atento a que las remesas diarias y automáticas ascendieron a $ 340 millones, en tanto que en el año 2011 fueron de $ 256 millones. Teniendo en cuenta que en el presupuesto 2012 se calculó un incremento anual promedio del orden del 48 %, la diferencia del 15 % en si misma configura un dato relevante para seguir  la ejecución presupuestaria.

La otra cara en materia de ingresos públicos consiste en la firma de convenios con Nación para el financiamiento de obras de infraestructura vinculadas a la  producción agropecuaria. Se trata de $ 216 millones que tendrán como destino las obras hídricas en el Dique Los Molinos y los canales del Río Grande e Intervalles. Ligar la inversión pública en infraestructura relacionándola a mejorar las condiciones para aumentar la producción de bienes es al mismo tiempo la manera mas adecuada de avanzar en la modificación de la estructura ocupacional  de la fuerza de trabajo,  que aún en una gran proporción no es creadora de valor y permanece relacionada a los recursos que se destinan a los subsidios por desocupación. Este tipo de inversión necesariamente debe ser acompañada por una política de gran incentivo a la creación y fomento de pequeñas y medianas empresas industriales manufactureras,  que multipliquen también la generación de trabajo genuino.

En estos días se volvió a tratar públicamente el tema de la explotación del litio en Jujuy y lo más significativo es que desde áreas oficiales se reafirma el objetivo de localizar su máxima industrialización en nuestro territorio provincial.

 

Jujuy, 31 de enero de 2012

 

Blanca Juárez

Presidenta del C.P.C.E.J.