¡Para salir de Jujuy hay que pagar!

En el último editorial del 2011 hice mención a un tema que para algunos sonó como neurálgico y para otros, podríamos decir, casi secundario. El hecho es que así como el título lo dice “para salir de Jujuy, hay que pagar” y, por lo contrario, para entrar a Jujuy, es gratis (Eso si no tenemos en cuenta que para llegar a Jujuy hay que entrar por Salta y ahí si se paga para entrar –y también para salir-).

Sin adelantarme mucho al objetivo de este comentario de inicio de año, va quedando claro que en Jujuy habría que tomarse en serio eso de que no todo puede ser gratis y mucho menos, para todos.

En diciembre viajé en auto a Santiago del Estero, por supuesto salí de Jujuy, libremente, sin pagar ningún peaje. Cuando pasé la rotonda de Torzalito (Salta), ahí nomas, a pocos kilómetros de una ruta maravillosa (comparable con las nacionales de Jujuy), en Cabeza de Buey, hay una primera estación de peaje (se paga $ 2,50), luego, en Tucumán esta la estación de peaje Molle Yaco -con una discutible calidad en la cinta ásfaltica-, se deben pagar otros $2,50 y por último está la estación La Florida en Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) donde se debe pagar otro peaje. Bien, como se puede observar para salir de Jujuy hasta Santiago hay que pagar tres veces.

Si desandamos el camino, volvemos a Jujuy, deberemos pagar para salir de Santiago, para entrar en Tucumán y a Salta. Para entrar a Jujuy, nada, es gratis.

Todos sabemos que en Jujuy hay unas rutas de enorme calidad, la cinta asfáltica desde el puente Perico (donde comienza una autopista) hasta La Quiaca es inmejorable, no hay rugosidades ni deformaciones de ningún tipo. Actualmente se construye una multitrocha desde el Acceso Sur hasta Yala.

También sabemos que hay un nutrido tráfico desde el Aeropuerto hasta La Quiaca, probablemente muchos más recalan en Purmamarca (Jama), Tilcara y Humahuaca. Lo que aún no se sabe es quien deberá mantener las rutas (nacionales) en condiciones y con qué presupuesto. El uso y hasta abuso de la ruta Nacional N° 9 seguramente provocará un previsible deterioro y alguien deberá tener la responsabilidad y el dinero para repararla.

Ahora ¿todos los que usan la ruta 9 lo hacen por necesidad y/o urgencia, o porque están lucrando con el transporte de mercaderías, personas, etc?.

Algunos legisladores nacionales por Jujuy –también algunos provinciales- presentaron sendos proyectos para que se preserve la marca Humahuaca y no se pueda lucrar con ella ofreciéndola, por ejemplo, en paquetes turísticos. Lo único que se consiguió fue unos centímetros de diarios y unos minutos de TV pues el objeto de las declamaciones, discursos, proyectos y toda otra movida tendiente a “preservar” una marca, en los hechos, no produjo efecto alguno.

Jama, como otras, es una ruta comercial y la N° 9 también, entonces, si es comercial ¿porque no nos tomamos el sano derecho de requerir un arancel a quienes son sus usuarios, no por la construcción o por el uso (eso se paga con impuestos a los combustibles), sino por el mantenimiento y hasta la mejora y ampliación futura, a través de un peaje?

Lo dicho más arriba tiene que ver con varias cosas, primero con que no es posible que nosotros, los jujeños, transitemos por rutas de otras provincias y debamos pagar para hacerlo y que quienes vienen a Jujuy, desde esas mismas provincias en las que nos vemos obligados a pagar, lo hagan en forma gratuita. Por ejemplo, si queremos salir de Jujuy, insisto con esto, SALIR DE JUJUY, nos vemos obligados a pagar un peaje, sea si vamos a la ciudad de Salta o a Tucumán. Teniendo en cuenta que el camino alternativo, gratuito, para llegar de Jujuy a Salta es la cornisa, aunque lo de gratuito es relativo pues este se paga con más tiempo y riesgo.

Con lo dicho no estoy queriendo proponer que los salteños o los tucumanos dejen de cobrar el peaje, todo lo contrario, creo que es hora de que si quieren vender a Humahuaca como destino turístico desde otros distritos –por supuesto violando una norma- al menos que dejen un tributo que permita, entre otras cosas, generar puestos de trabajo para jujeños y un fondo de preservación de las rutas, sin hablar de un acto de reparación a los derechos que nos asisten.

Podría proponer que se licite el mantenimiento de la ruta Nacional N° 9 desde el puente Perico hasta La Quiaca y viceversa, cuyo sostén sería sin duda el cobro de un peaje. Podría proponer que el peaje lo paguen todos los que hagan uso de las rutas concesionadas pues dentro de la provincia hay rutas alternativas y muy buenas. El que no las quiera utilizar, que pague el peaje.

Lo último dicho seguramente suena a algunos oídos muy mal, seguramente tendrá que ver con aquellos que se dedican a reclamar por el derecho de otros (“todos”) y a promover ninguna obligación, tratando de ocultar su propia avaricia y necesidad de obtenerlo todo gratis. Seguramente a estos no les importa que se puedan generar unos 40 o 50 puestos de trabajo directo y muchos otros en forma indirecta, mientras que sus intereses se mantengan intactos. A algunos puede que la propuesta les permita comenzar a utilizar los medios como para hacerse ver e iniciar así la construcción de un espacio de poder con el cual negociar algo personal en el futuro. Pero también, con seguridad, habrá quienes tomen este tema con la seriedad que amerita y lo analicen con quienes saben del tema y escuchen sus consejos.

Amigos la dignidad es un concepto que viene sufriendo un tremendo desgaste desde hace muchos años y la falta de un genuino uso la orada minuto a minuto, es por ello que cabe mencionar que Dignidad para la filosofía se explica como la “autonomía” del ser humano, en el sentido de gobernarse a sí mismo, siendo señor de sus acciones y por lo tanto libre. Para el derecho, la Dignidad Humana está asociada con la libertad e igualdad de los hombres. Para la teología judeo-cristiana, el concepto de dignidad hace alusión directa al hombre como una creación divina y que por ello no sólo es algo, sino alguien. Entonces, en este marco apelo a la dignidad para que nuestra autonomía sea verificada, que la libertad e igualdad sea ratificada y que ser alguien sea un hecho que despierte el respeto de aquellos que aún creen que sólo somos algo. Por todo ello me pregunto ¿Es digno pagar para salir de Jujuy?

Gandhi

 

2 COMENTARIOS

  1. Aclaro un poco más mi comentario de ayer. Entre Rosario de la Frontera y la rotonda de uníón conla autopista a Salta las Rutas Nacionales Nº9 y Nª34 se encuentran compartiendo la misma traza.El llamado Desvío Sur es la Ruta Nacional Nº66, mientras que el Desvío Sur es la Provincial Nº53. Ambos desvíos enlazan a la Nº34 con San Salvador de Jujuy, empalmándose en Perico

  2. Gandhi, te equivocas. Los peajes por los que pagas al salir de las provincias de Santiago del Estero, Tucuman y Salta es porque se tratan de Ruta Nacional Nº9 en concesión de mantenimiento y reparación otorgado desde el Gobierno Nacional. Si se pretende hacer lo propio en Jujuy, debería hacerlo sobre la misma ruta que une Salta con Jujuy. A Partir de la rotonda de acceso a la autopista a Salta hacia nuestra provincia la Ruta concesionada es la Nº34 que cubre el tramo hasta la rotonda norte de San Pedro de Jujuy y cuyo peaje es cobrado en Cabeza de Buey (Salta). La ruta principal de ingreso a San Salvador de Jujuy es provincial que con aporte de la nación se convirtió en autopista desde Perico a San Salvador. Si se trata de promover un ingreso por peaje sugiero que se encare la construcción de una autovía que una desde la rotonda a Salta-Guemes-Pampa Blanca, San Pedro de Jujuy-Libertador Gral.San Martín como prologación de la Ruta Nacional Nº34 (Corredor 1) y las derivaciones de dicha Ruta hacia Perico en ambos sentidos (Desvio Sur) y (Desvío Norte) permitiendo asi una mayor fluidéz de tránsito interurbano, turísitico y de transporte de mercancias hacia y desde el norte. Eso me parecería mas correcto que cobrar un ingreso a la provincia o a la capital provincial que podría ser utilizado en igual sentido por otras localidades.¿A beneficio de quien?

Comments are closed.