En Jujuy existen, estadísticamente, más casos de cáncer de cuello de útero que de mama

Jujuy al día® – Así lo indicó en una entrevista con nuestro medio, Américo Fabián Flores, especialista en Oncología Ginecológica, quien se desempeña en el consultorio de Mastología del hospital Pablo Soria, quien además se refirió a los índices de lesiones mamarias que se presentan en las mujeres de nuestra provincia indicando que “tenemos un índice altísimo: entre un 70 a 80% con lesiones avanzadas, y muchas no operables, a las que hay que hacerles otro tratamiento para poder operarlo, y es muy bajo el índice  de pacientes con lesiones iniciales”.

Esta patología afecta a 20.000 mujeres argentinas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cuales, algunas, no logran detectar precozmente este tipo de lesiones que derivan en un cáncer mamario.

Flores señaló en diálogo con JUJUY AL DÍA® que “es poca la consulta de pacientes sin síntomas que vienen a controlarse las mamas; generalmente viene ya con alguna molestia. Si bien atiendo muchas pacientes oncológicas, pero igual van pacientes para atenciones en los que respecta  las mamas, no son muchas las que viene directamente, serán entre 2 o 3 las que se quieren realizar el control. Es muy bajo el número de pacientes que vienen a ese control espontáneamente al consultorio”.

Se refirió a las estrategias que usan para la detección precoz de las lesiones mamarias, indicando que “es importante lo que hace el camión sanitario en cuanto  a control oncológico, y en el consultorio de ginecología general se asumió desde hace tiempo el pedido de la mamografía en una mujer que va a realizarse cualquier tipo de estudio ginecológico, en especial a mujeres a partir de los 45 años”, y agregó que “hemos tenido un par de reuniones con gente del Ministerio de Salud para formar el Comité de Diagnóstico Precoz de Cáncer Mamario, que actuaría conjuntamente con el  camión que va a diversos centros donde se hacen mamografías, ecografías mamarias y toma de PAP”.

Asimismo, manifestó la importancia de la detección precoz de lesiones mamarias, señalando que “como el hombre nace con el riesgo de cáncer de próstata, la mujer tiene el riesgo del cáncer de mama. Por las estadísticas se sabe que la mujer que llega a los 80 años, 8 de cada 10 tendrán cáncer de mamas, y si ese cáncer es encontrado de forma inicial, a los 40, 50 años, el cáncer es curable”. Sostuvo que “las mujeres corren riesgo de muerte, ya que como todo cáncer, puede tener una metástasis en alguna otra parte del cuerpo. Además la calidad de vida es  desastrosa; también el gasto a nivel salud es enorme: cada paciente con los tratamiento de hoy, hablamos de un gasto de 150 mil pesos cada tratamiento. Si todo eso lo podemos evitar haciendo un diagnostico precoz y curativo, la posibilidad de curarse se eleva. Este cáncer en todo el mundo es preocupante, encabeza la lista el cáncer de mama, pero en Jujuy tenemos estadísticamente más cáncer de cuello de útero que de mama”.

En relación a las lesiones que se detectan en las mujeres jujeñas, Américo Flores, manifestó que “tenemos un índice altísimo, entre un 70 a 80% con lesiones avanzadas, y muchas no operables, a las que hay que hacerles otro tratamiento para poder operarlo. Es muy bajo el índice  de pacientes con lesiones iniciales que tenemos, teniendo en cuenta que en los centros especializado ese índice ronda alrededor de un 25% de lesiones iniciales, y nosotros no tenemos ni por asomo ese índice, no sé si llegamos al 5%”, reconoció.

Respecto a las edades más frecuentes de las pacientes en las cuales se detectan las lesiones, Flores indicó que “es variado, el índice es después de 50 años, pero las lesiones iniciales, no solo en Jujuy, en el mundo, se están encontrando en pacientes jóvenes pre menopáusicas, en edad fértil”. Sobre las causas de la detección en mujeres jóvenes, el especialista agregó “la mujer en todo el mundo ha retrasado su fertilidad para desarrollar su potencial, tener trabajo, potenciarse y después tener un hijo. Eso pasa en el mundo, y  hace que haya cada vez más mujeres después de 35 años embarazadas por primera vez y vemos más pacientes  jóvenes con cáncer. El tema en discusión es cómo preservar la fertilidad tratando un cáncer”.

Por último, brindó algunas consideraciones sobre los cuidados que deben tener en cuenta las mujeres de nuestras provincia, y mencionó que “si nos ponemos a hablar sobre los factores de riesgo, hasta los anticonceptivos pueden presentar riesgo, pero en realidad no es para tener miedo de ir al médico y realizarse un control. La paciente con un familiar con problemas mamarios, le aconsejamos que después de los 25 años se haga un estudio mamario. Mientras más precoz sea el diagnóstico, el cáncer se cura. Si no tiene antecedentes, después de los 45 años debe hacerse el estudio. Debemos resaltar el autocontrol mamario, si bien, es cierto que no es de gran sensibilidad, pero es importante que se conozcan los pechos, que se toquen, aprendan a conocer la contextura de su mama y ante una pequeña duda consultar al médico”, concluyó.