”Los jujeños somos dos tercios más pobres que hace treinta años”

Jujuy al día® – Así lo indicó a nuestro medio el reconocido economista jujeño Juan Ljungberg al realizar un análisis de los datos sobre el crecimiento económico de la provincia desde los últimos treinta años hasta la actualidad.

En una entrevista con JUJUY AL DÍA® Juan Ljungberg sostuvo que “la historia del crecimiento de Jujuy, en relación a su Producto Bruto Geográfico (PBG), copia de alguna manera el del Producto Bruto Interno (PBI) nacional. Hoy la participación de Jujuy en el PBI nacional ha ido decreciendo en los últimos 30 años: ha pasado del 1,2% del PBG a 0,6%, quiere decir que hemos perdido importancia relativa, casi por la mitad, quiere decir que en relación al país, Jujuy creció la mitad de lo que creció el país. Es un dato significativo”, señaló.

Al comparar la relación entre el PBG de Jujuy con los datos de la población de la provincia, respecto al último censo, el economista comentó que “Jujuy hace unos 30 años tenía el 1% de la población del país, y producía el 1,2 del PBI, tenía por lo tanto alrededor del 1% del PBI per cápita; hoy en día Jujuy tiene el 1,7% de la población del país según el último censo y produce el 0,6% de la riqueza, quiere decir que per cápita tenemos el 0,35%, es decir un tercio de lo que teníamos hace 30 años”.

Explicó que esto “se refleja en las condiciones de vida y por lo tanto quiere decir que Jujuy hoy está dos tercios por debajo de lo que estaba hace 30 años, y si se compara con otras provincias, en cifras muy groseras, por ejemplo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires debe tener el 2,5% del producto per cápita, que comparado con el 0,35 que tiene Jujuy, tiene 7 veces más, son 7 veces más ricos, o nosotros 7 veces más pobres que el habitante medio de la ciudad de Buenos Aires; y con respecto a San Luis que tiene el 1% de la población y el 1% del producto, somos tres veces más pobres que ellos”. Señaló que “lo que aquí importa como tendencia general, es esto, la caída que hubo en 30 años en Jujuy, respecto a su importancia relativa en el conjunto nacional, no por el lado de la población, que ha ido creciendo y por lo tanto la situación del jujeño medio es un tercio de lo que era hace 30 años”.

Consultado sobre una posible solución para revertir esta situación, Ljungberg mencionó que “no es fácil, porque estas cosas son estructurales, son procesos de largo plazo. Si hubiésemos tocado eso hace 30 años, probablemente hoy no tendríamos esta situación tan grave. Jujuy no ha cambiado su estructura económica, es más, se ha primarizado y terciarizado, hace 30 años una estructura industrial más fuerte aunque tecnológicamente muy atrasada, pero su peso era más importante que lo que es hoy”. Comentó al respecto que “la transformación de Zapla, la perdida de todo el parque metalmecánico, trajo aparejado eso y ha quedado basado básicamente en producciones como el azúcar o el tabaco, que si bien es cierto tiene un proceso industrial, el azúcar principalmente, en el tabaco tiene poco valor agregado porque se exporta casi en bruto. Con la minería que ha perdido muchísima importancia en los últimos 30 años también pasa lo mismo, se está recuperando pero tiene poco agregado local, este es el desafío de Jujuy”.

Además indicó que “necesitamos una política consistente y de largo plazo, aumentar la generación de mayor valor agregado, a la industrialización de los productos primarios, sean del agro, de la minería que se producen en Jujuy. Para lograr esto, los instrumentos principales son la política económica nacional y no así de la provincial y aquí esta como se posiciona Jujuy frente a la Nación para lograr factores que discriminen positivamente a la región para atraer inversiones que permitan agregar valor en origen, pero eso significa un posicionamiento de los gobernadores, de los legisladores nacionales”.

En relación a este crecimiento del PBG de la provincia y a las perspectivas para el año que viene, el economista jujeño manifestó a nuestro medio que “esto en realidad hace que le pegue menos fuerte la crisis, pero también una reacción más lentamente a las situaciones de bonanzas, con lo cual uno podría esperar que esta situación más retroactiva del primer semestre, sobre todo del año que viene, en Jujuy se note un poco menos, porque Jujuy es muy dependiente como otras provincias chicas, del sector público. Si este sector no se ve comprometido en el cumplimiento de sus pagos salariales, el  impacto es menor en comparación al nivel nacional, pero esto va a estar muy de la mano de la posibilidad del gobierno provincial de cumplir esos pagos. También mientras que el crecimiento de precios se achique va a haber un menor poder de compra en la población, también en Jujuy, pero se va a sentir un poco menos que a nivel nacional”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.