Sin subsidios al transporte: el boleto urbano en San Salvador de Jujuy se iría a 4 pesos

Oscar Inklemona

Jujuy al día® – Tras los anuncios de la conformación de una comisión que revería los subsidios que se entregan a las empresas de transporte, entre otras empresas, nuestro medio consultó al Presidente de la Cámara de Transporte de Jujuy, Oscar Inklemona en referencia a los posibles efectos que tendría sobre el precio en el boleto de transporte urbano de pasajeros una eventual quita de subsidios. Al respecto manifestó que sin el subsidio “el boleto urbano podría aumentar considerablemente, estimo que aumentaría a los valores que se hablaban a nivel nacional que sería de 4 pesos”.

En diálogo con JUJUY AL DÍA®, el Presidente de la Cámara de Transporte de Jujuy, Oscar Inklemona, se refirió a los subsidios que recibe el trasporte en nuestra provincia en la actualidad, señalando que “a los empresarios de la provincia habría que dividirlos en tres: el sector urbano, interurbano provincial y el de larga distancia. En el sector urbano, en la ciudad capital, recibe un subsidio en dinero equivalente a un porcentaje de los litros de gasoil que deberían gastar. Además, otro en efectivo por el mantenimiento de tarifas y sueldos al personal. En el caso del interurbano provincial, son muy pocos los reciben dinero y en casi todos los casos reciben un subsidios por el combustible”.

Señaló que en el caso de la larga distancia reciben subsidio solo por el combustible, “la única línea de larga distancia de la provincia, que es la empresa Balut, recibe aproximadamente un subido por el combustible que utiliza, estamos hablando de un  50% del combustible que usan, pero en términos generales son bastantes menores a los que se entregan  al transporte urbano a nivel nacional”.

Inklemona brindó su opinión respecto a la quita del subsidio al combustible y a cómo afectaría a los medios de transporte de nuestra provincia, expresando que “ya se ven quitas paulatinas y  permanentes en la adjudicación. Si me corresponden por decir 100 mil litros, hoy me están dando 50 mil litros, es decir el 50%, cuando antes nos daban el 85%, el 90%, pero nunca dieron el 100%, en el caso del interprovincial y larga distancia, pero si en el urbano nacional en Buenos Aires y en las grandes ciudades.

Añadió que otra quita que están haciendo “es sobre el combustible subsidiado,  antes valía un peso, hoy vale uno treinta y cinco, por ejemplo, o sea no solo reducen la cantidad de litros adjudicados subsidiados, sino que están aumentando el precio del combustible subsidiado, es decir que paulatinamente nos van restringiendo ese subsidio”.

En cuanto al subsidio en dinero, Inklemona indicó que también ha sufrido algunas restricciones “pero todavía se mantiene. Pienso que el futuro de los subsidios es una disminución con dos posibles consecuencias: sacar el subsidio de forma abrupta significaría aumentar la tarifa, como también va a significar un quiebre empresarial que nadie espera, entonces la tendencia es sacarlo pero no en el corto plazo”.

Asimismo el Presidente de la Cámara de Transporte de la provincia manifestó a JUJUY AL DÍA®, respecto al aumento del boleto urbano que se podría realizar por la eventual quita de los subsidios al transporte, que “las estimaciones que se han hecho a nivel nacional es que el boleto debería costar unos 4 pesos aproximadamente, sin los subsidios. El boleto urbano, podría aumentar considerablemente, estimo que aumentaría a  los valores que se hablaban a nivel nacional, que eran de 4 a 5 pesos, aunque 5 pesos me parece muy exagerado, pero  entre 4 o 3,50 es a lo podría debería irse”, afirmó.

Añadió que esto no pasaría en el precio del boleto de larga distancia porque se rige de otro modo, “tiene mucha competencia, es más complicado”.

Por otro lado, hizo referencia al abastecimiento de combustible en la provincia y las consecuencias para el sector del transporte manifestando que “es complicado, hay un combustible subsidiado que esta difícil de conseguir, hay días que no lo entregan, estamos consumiendo combustible tanto de YPF como de Venezuela, entonces si el barco de Venezuela no llega debemos esperar, no digo que este faltando, pero sí que hay escasez”. Señaló que el otro combustible, el 50% que no es subsidiado, “lo compramos a granel, es un 20% más caro para las empresas, en relación a lo que paga el usuario común, por un lado tenemos un ahorro con el combustible subsidiado y por el otro el  combustible común nos es 20% más caro, esto es un desatino, pero así son las reglas del juego”.

Por último, consultamos a Inklemona sobre la implementación del boleto electrónico en Jujuy, quien comentó que “debemos tener en cuenta dos cosas: primero quien va a administrar el sistema, las empresas quieren administrarlo, y el Estado también, se tiene que poner de acuerdo; por otro lado han faltado los créditos suficientes para comprar el equipamiento, porque comprar las máquinas para este servicio es una inversión considerable. El  Estado nacional debería haberse preocupado mas ya que ‘con bombos y platillos’ anunciaba que daba los créditos y regalaba las maquinas, las que –según afirmó- a Jujuy  no ha llegado, ni los créditos, ni las maquinas”.

“Esto aún no se ha implementado en las grande ciudades y se pretende implementarlo primero en ciudades como Jujuy, y los empresarios no dudan que es un sistema beneficioso para la gente, practico y seguro, están  de acuerdo con el sistema, pero también debe ser algo organizado y no de hacerlo por hacerlo o como capricho, para que sea acá antes que en el resto del país. El tema tiene que madurar, hay que conversarlo para poder  implementarlo, pero el Estado Nacional debería haber dado los instrumentos para que esto suceda”, indicó finalmente.