Afirman que en Jujuy ninguna obra social reconoce los gastos del celíaco por no reconocer como enfermedad a la celiaquía

Jujuy al día® – Así lo manifestó la responsable del Área de Capacitación de la Dirección de Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, Silvia Alejandra Alfaro, al referirse a los problemas que presentan las personas que padecen de celiaquía en nuestra provincia.

Diferente informes a nivel nacional señalaron que durante los últimos 15 años en la Argentina se habría duplicado el número de personas que padecen de celiaquía, enfermedad autoinmune que se manifiesta por la intolerancia permanente al gluten, intolerancia al conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales, la cual sin un diagnóstico temprano o un tratamiento adecuado podría causar distintos tipos de cáncer relacionados al sistema digestivo y posteriormente la muerte.

La celiaquía, según distintas estadísticas, afecta a 1 de cada 100 argentinos, y se estima que detrás de 1 celiaco diagnosticado, hay 9 que no saben que padecen esta enfermedad.

Por ello, JUJUY AL DÍA® consultó a Silvia Alejandra Alfaro, responsable del Área de Capacitación de la Dirección de Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, sobre la situación de incidencia de la celiaquia en nuestra provincia, quien sostuvo que en Jujuy no tiene una estadística, “lo que si tenemos es una base de datos de las personas que están registradas dentro de lo que es el programa de asistencia alimentaria para celiacos. Aproximadamente tenemos 100 personas celiacas de diferentes grupos etarios, que van desde los 2 años hasta personas de 75 años de edad que se han diagnosticado en diferentes momentos de su vida, con lo cual no quiere decir que esta sea la única población afectada”.

Indicó que “hay una estadística subclínica, que dice que la enfermedad esta, pero esta ‘oculta’ porque no se diagnostican a tiempo, por la sintomatología de esta enfermedad que es muy variada que la hace difícil de diagnosticar”.

Respecto a este tema, añadió que “en la provincia de Jujuy tenemos afectadas personas de diferentes edades, pero el grupo más afectado, por la cantidad, son niños entre 2 a 10 años de edad, luego le sigue el grupo de más de 50 años. Muchas de estas personas han sido diagnosticadas tardíamente y obviamente que mientras más rápido sea el diagnostico, se logra un mejor tratamiento y por lo tanto se previenen muchas secuelas a largo plazo”.

Por otro lado, Alfaro se refirió a varios de los problemas que sufren los enfermos de celiaquía en nuestra provincia, expresando que “en lo que respecta a los alimentos está muy controlado, incluso tiene todas las cantidades aceptadas de gluten para una persona celiaca”, pero indicó que no suceden lo mismo con los medicamentos, “no los específicos para los celiacos, sino en general, ya que varias industrias usan el gluten en los medicamentos,  por ello los celiacos están padeciendo eso en este sentido”.

Mencionó que “otra de las dificultades que tienen las personas celiacas es que en la provincia no hay disponibilidad ni variedad de alimentos sin gluten, si bien existen, son muy pocas y escasas en razón de cantidad y variedad. Además se suma el costo, ya que estos alimentos cuestan entre 2 a 3 veces más que los ‘comunes’”. A modo de ejemplo, “un kilo de harina común puede costar alrededor de los 6 pesos, y a ellos, la harina que deben consumir les cuesta entre  18 a 20 pesos el medio kilo”.

También comentó cómo estos problemas afectan los tratamientos de los celiacos, señalando que “de por si es caro el alimento, sobre todo los alimentos carbohidratos. Se le suma a esto las familias que están en vulnerabilidad socioeconómica: tenemos, por ejemplo, familias en Punta Diamante que tiene 2 niños que son celiacos, se le complica muchísimo, más aún porque las obras sociales en la provincia no han adherido a la ley que establece que deben cubrir los gastos de diagnósticos y controles, porque deben realizarse cada 6 meses los niños o cada año los adultos, en la provincia no hay ninguna obra social, hasta el momento, que adhiera a la ley y por lo tanto no reconoce los gastos del celiaco porque no la reconoce como una enfermedad”, afirmó.

Por último, la responsable del Área de Capacitación de Seguridad Alimentaria sostuvo que desde el área “tratamos siempre de orientar e informar sobre el tema del rotulado de los alimentos: deben aprender a leer el rotulado. Además desde que salió la ley del celiaco, la ley  26588, el  gobierno de la provincia adhiere al artículo 10 el cual establece que Desarrollo Social debe proveer las harinas sin gluten, en premezclas, y todos los alimentos sin gluten destinadas a la población de mayor vulnerabilidad socioeconómica celiaca”, y agregó que “desde hace más de un año venimos distribuyendo modulo alimentarios a todas las personas que están inscriptas en el programa. Estos módulos contienen distintos tipos de harinas, féculas de maíz, harina de arroz, fideos de harina de arroz, una variedad entre aceite, leche y dulces sin gluten. También reciben un asesoramiento nutricional sobre cómo realizar la dieta y a cómo preparar estos alimentos, para así poder mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad”, concluyó.