En el Día de la Madre: “madres del corazón”, mujeres con vocación de amar

Jujuy al día® – Orlandina del Valle Piazzi, es una mujer con una característica particular: es lo que llamamos una “madre del corazón”. Hace 8 años pudo lograr lo que la vida le negaba, pudo cumplir con el deseo de toda mujer, poder brindar amor incondicional  a un hijo. Hoy, en el Día de todas las Madres, nuestro medio les cuenta su historia, una verdadera historia de amor.

Luego que los médicos les dieran la mala noticia en la que les anunciaron que no podrían ser padres, y tras sufrir una grave crisis que casi les cuesta el matrimonio, una pareja, como tantas otras en el mundo, no renunciaron a la idea de ser padres, e ingresaron en el sistema de adopción. Así comenzó la historia de Orlandina del Valle Piazzi, una mamá jujeña de 50 años.

Piazzi contó a nuestro medio que “cuando supimos que no íbamos a poder tener bebés empezamos la gestión para ser ‘padres del corazón’, lo decidimos al momento de enterarnos que no podíamos ser padres biológicos. Nos importó el hecho de poder estar al lado y ayudar a un niño, pero uno se siente ayudado, ellos nos ayudan a nosotros, nos fortalecen como pareja, al matrimonio, ser madre sin importar el hecho de no ser madre biológica, cuando te dice ‘mamá’ se siente que no hay necesidad que haya salido de una, no hay nada más importante que eso”.

Esta “madre del corazón” lo que significó la inclusión de la bebé a su matrimonio y comentó “no costo para nada incluirla, es más, mi esposo pudo conocer antes a nuestra hija, se enamoró de ella en la iglesia, cuando la vio con ‘Arita’ (América de Leona, de los Hogares de Belén). Fue de inmediato, fue amor antes de la adopción”, aseguró.

Relató que “cuando nos dijeron que estábamos en condiciones de adoptar,  llamamos Arita para saber si la iba a entregar y nos dijo que no, nos pusimos muy tristes, porque creíamos que esa era nuestra hija, y cuando finalmente sucedió, cuando el juzgado lo determinó,  la vi y me puse tan feliz, a nuestra hija ya la teníamos incorporada sin saberlo”.

Además hizo referencia al sistema de adopción, a los tiempos de espera, y lo que significo esto para ella, señalando que “es un buen sistema, en nuestro caso duró un año el proceso completo, cumplimos con todo lo que la ley pide, con todos los requisitos, lo hicimos con tanta fe y con tanto amor, porque sabíamos que en algún momento íbamos a ser padres. Dios allana los camino cuando uno tiene mucha fe”, dijo y añadió “la espera tiene mucha más intensidad que tenerlo en la panza, porque una sabe que a los nueve meses va a nacer, acá no sabíamos cuánto podría haber durado nuestra ‘gestación’, fue duro ese tiempo, a veces parece poco un año, pero en la espera es muchísimo”.

Al hablar de su hija, Piazzi, con los ojos llenos de lágrimas de emoción manifestó que “mi hija se llama Sofía, es una nena muy bonita, es bella, hermosa y tiene muchas inquietudes. Tratamos de llenarla de valores, asique está con gente que le puede inculcar valores, como los scout, como también la escuela de música. Tratamos de llevarla por un camino de amor a la familia y de respeto al prójimo”. Señaló que ella “es todo en mi vida, es todo para mí, es el sol que ilumina mis días, no me imagino un día sin que ella este incluida en mi vida”.

“Cuando la tuve en mis manos, era una bebé, me dije ‘¡Dios mío, que pedí!, pedí una parte tuya y ahora qué hago, ¿seré tan responsable para tener un hijo?’, todo el miedo y todos los conflictos que podrían venir, al verla todo, todo se superó”.

También le preguntamos sobre como maneja esta situación, ante las preguntas que su hija les trasmite, la mujer respondió que “el tema con ella es simple, siempre, desde que ella me pregunto si estuvo en mi pancita, le conteste con la verdad al decirle que no, que ella nació del corazón y de la espera a que ella llegara y que Dios la pusiera en mi camino, tratamos siempre de ser así”.

Por ultimo brindó algunas palabras para las mujeres que están a la espera de que llegue su hijo, ese que tanto anhelan, y expresó que “no pierdan la fe, en ese camino es el que te ayuda a librar muchas batallas, no bajen los brazos si quieren ser madres, deben darse esa oportunidad de serlo, no tengan prejuicios porque no es su hijo, si es el color de tu piel, de tus ojos, que sean iguales a ustedes, no miren eso, miren el corazón y que tanto amor pueden dar, van a ver que el amor que le dan a  ese niño va doblemente para vos, porque te llena de amor, en fin uno piensa que va a ayudar a un niño y uno sale ayudado”, concluyó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.