“Hogares de Belén”: lugares donde bebés y niños jujeños aguardan por una familia

Jujuy al día® – América de Leona es Coordinadora del Servicio del Movimiento Familiar Cristiano, más conocidos como “Hogares de Belén”, los cuales cumplen con la función de recibir y atender a los bebés que se encuentran a la esperan que la Justicia determine que están en condiciones de ser adoptados. Conozca más sobre estos lugares leyendo esta nota.

Los “Hogares de Belén” son familias que reciben a los bebés que se encuentran abandonados. Los mismos están trabajando en forma anónima en nuestra provincia, y cumplen una función de suma importancia a pesar de no estar dentro de lo que es proceso de adopción.

Su coordinadora, América de Leona, en una entrevista con JUJUY AL DÍA®, comentó un la laborar y función de los “Hogares de Belén” indicando que “no tenemos nada que ver en la adopción, nuestra labor empieza cuando nos llaman por teléfono y necesitan un hogar para un bebé con ciertas características, buscamos entre nuestros hogares cual sería el más apto, lo retiramos de los hospitales y los incorporamos a la familia. Luego nos avisan que el expediente está en las vocalías del Tribunal de Familia y ya sabemos que están próximos a partir”, y agregó “nos avisan para prepararnos, si bien es una partida que te produce sentimientos encontrados, hay que prepararse. Insistimos en ayudarnos porque si esa familia no lo puede soportar perdemos un hogar”.

Asimismo la coordinadora del servicio del Movimiento Familiar Cristiano explicó que “hay que recalcar algo, porque muchas veces la gente cree que siendo un Hogar de Belén se llega más rápido a la adopción, y no es así, nuestra primera cláusula es muy clara :‘no quedarnos con el bebé’, si tenemos el interés o la necesidad de ser padres adoptivos tenemos que hacer el mismo trámite que hace todo el mundo y esperar que llegue nuestro turno; ‘no investigar sobre el pasado del bebé’, no nos importa saber quién es la mamá, porque lo dejaron, solo lo debe saber el juez, nos dan la información si necesitamos saber algo que pueda ayudarlo, sobre su salud por ejemplo; y la última es ‘no intervenir en la decisión del juez’”, precisó.

Al respecto señaló que “para llegar a ser un Hogar de Belén no nos piden un requisito de un bienestar económicos, tenemos distintos pasares económicos y no todos podemos tener todo que queremos, entre nosotros nos ayudamos y también mucha gente lo hace. Hay muchos papás adoptivos de niños que han estado con nosotros que saben de nuestra labor y cuando los chicos se hacen grandes nos pasan sus cosas, pero tenemos de todas las condiciones económicas. El único requisito para serlo, es que tengamos mucho amor para dar”.

De Leona, se refirió a la cantidad de Hogares de Belén que están actualmente brindando este servicio en nuestra ciudad, señalando que “en estos momento tenemos funcionando con bebés 10 hogares y estamos de descanso 2, que hemos entregado hace poco a los bebés. No tenemos todos los que necesitaríamos, pero también se van renovando, los viejos somos los que vamos quedando más firme pero sigue entrando gente nueva”, y añadió al respecto que “en nuestro caso estamos hace 16 años, y somos inmensamente felices al poder servir a Dios atendiendo a los niños. Por nuestra casa han pasado 42 niños a lo largo de ese tiempo y hay hogares que han tenido 12, u 8, han tenido muchos chicos los Hogares de Belén”.

Por otra parte, la coordinadora de los hogares se refirió al modo de manutención que tienen estos hogares y sus mayores necesidades para poder cumplir son sus objetivos, mencionando que “hay muchos católicos y gente que nos conocen que nos dan una mano cuando lo necesitamos. No estamos subsidiados por el Estado, si en algún momento nos pueden y quieren ayudar, recibimos la ayuda, pero no es obligación, no recibimos dinero, ni siquiera como donaciones, pero si recibimos leche, pañales. No tenemos subsidios, además no los queremos porque cambiaría todo el sentido de lo que son los Hogares de Belén” y agregó que “siempre necesitamos leche maternizada, por ejemplo en estos momentos tenemos más chiquitos grande que bebés, que están cumpliendo un año, que no toman esa leche, pero siempre necesitamos leche y pañales, también coches, moisés que no se usan, cuna, todo es bienvenido” comentó.

Por último, De Leona brindó algunas palabras acerca de la adopción, “los bebés pueden llegar al mundo de dos maneras distintas, por la panza de la mamá, y otras por la panza de otras mamás, que por distintas razones no lo puede tener, pero tiene la valentía de dejarlo llegar con vida, de cumplir los nueve meses de gestación o dejarlo nacer. Esto es muy importante, porque de esa manera tiene una oportunidad de tener una familia que los ame y contenga. No tengan miedo de ser papás adoptivos, no tengan miedo de ser Hogares de Belén, creemos que si no llega por la panza de la mamá, llegan por el corazón. Muchas veces escucho a los padres decir que hace mucho tiempo están anotados y no llegan, es probable que su bebé no haya llegado, no este entre nosotros, sepamos esperar y tengamos mucha fe”.

Los interesados en convertirse en un “Hogar de Belén” o aquellos quienes quieran colaborar, se pueden comunicarse al teléfono 0388 – 154074577 o acercarse a cualquier parroquia y preguntar por los Hogares de Belén del Movimiento Familiar Cristiano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.