Para la Iglesia de Jujuy la legalización del aborto no garantiza que disminuya la tasa de mortalidad materna

Jujuy al día® – Hoy en día en nuestro país, y en nuestra provincia, se han reflotado temas muy controversiales como ser la legalización del aborto y la muerte digna, dos temas que se están tratando en el Senado de la Nación. Nuestro medio consultó a representantes de la Iglesia de Jujuy, para que emitan su opinión al respecto. Tal es el caso del Párroco de la Iglesia Catedral, Padre Rene Ruiz, quien sostuvo que “la vida humana es sagrada, por lo tanto irrumpirla o determinar cuándo es su muerte, sería ponernos en una situación de que somos los dueños de la vida, y no, la vida es un don que la debemos administrar de acuerdo a como Dios la da”.

En referencia al proyecto de legalización del aborto, el Padre Ruiz señaló que “el aborto es matar a un hijo. Una vez leí que el vientre materno es el lugar más peligroso para el ser humano; no entendía, el vientre materno, que tendría que ser el lugar más seguro para la vida humana, ahora se ha vuelto peligroso, y todo por la determinación que pueda tomar una persona”.

Sostuvo que la vida humana “es sagrada, y lo que es sagrado no nos corresponde determinar a nosotros, el primer derecho humano es vivir entonces la vida desde que es concebida tiene que ser respetada, partimos de esa base todo derecho humano es el derecho a la vida por lo tanto hay que defender la vida desde antes de nacer, sin entrar en el terreno religioso donde nosotros sabemos perfectamente que si la vida la ha dado Dios no nos corresponde a nosotros truncarla”.

Ruiz también se refirió a la elevada tasa de mortalidad materna relacionada con abortos, en especial abortos clandestinos, expresando que “la legalización del aborto no garantiza que puedan realizarse mejor o que a la madre se la salve. Por otro lado es una contradicción, muchas de esas mamás mueren por que buscan una solución rápida a un problema y no es problema, es una vida humana”, indicó y opinó que “para mí el aborto no es el problema que se debe resolver, es un problema de conciencia de cada ser humano. En estos 26 años de sacerdocio, muchas veces tuve que hablar con personas que han abortado y su conciencia quedó marcada para siempre y son las personas  que no se perdonan a sí mismas el haber destruido una vida humana”.

Indicó que los abortos, y las muertes se podrían evitar “con una buena educación sexual, no simplemente dar preservativos o pastillas, sino educar a los jóvenes en el valor de la vida y en el valor del cuerpo y lo que es el amor. La relación sexual es una de las partes del amor, no lo es todo, entonces tratamos que en nuestra Iglesia entiendan que  toda esa relación de amor esta con la relación sexual pero no es lo único, que nuestros jóvenes entiendan que a veces vale la pena esperar, que vale la pena valorar el cuerpo y la persona para que así, puedan después, entregarse en cuerpo y alma. Es una de las cosas que hay que trabajar”.

Sostuvo que desconoce cómo está manejándose la temática de la educación sexual en los colegios jujeños y recordó “una vez escuche decir a una pareja, que estaba dando en un encuentro de matrimonio, que si la relación se mira, se ama, entiende al otro y  no solo mira el cuerpo, es buena, pero si solo mira el cuerpo, llego a decir esta persona, que es una masturbación de dos, que solo buscamos placer”.

Durante la entrevista con Jujuy al día®, el párroco de nuestra iglesia Catedral, también se refirió a la muerte digna, un tema que está en boca de la sociedad luego que conociera el caso de Camila, una bebé que lleva 2 años en estado vegetativo, cuya madre reclama que se quite el soporte que la mantiene con vida. Al respecto Ruiz opinó que “salieron documentos de la Iglesia en el año 1990, de la parte de la doctrina de la fe asesorándonos a todos sobre el tema de la vida, indicando que la vida humana es sagrada, por lo tanto irrumpirla o determinar cuándo es su muerte sería ponernos en una situación de que somos los dueños de la vida y no, la vida es un don que la debemos administrar de acuerdo a como Dios la da. Creo que en esta situación, no solo de la beba, sino en situaciones de personas mayores, se pide esta especie de asistencia: la asistencia sería darle lo mejor, pero tampoco buscar que viva a toda costa con aparatos. Que tenga una buena atención y que se pueda ayudarla hasta último momento, la vida humana es sagrado desde que es concebida hasta la muerte”.

“Si esta en vida vegetativa sabemos perfectamente que no está sufriendo, si tuviera un cáncer terminal tienen mucho sufrimiento y normalmente pasan a un coma farmacológico, o sea no sufren, no tiene conciencia del sufrimiento, por lo tanto no podemos determinar su muerte, eso lo determina Dios y la persona misma, porque es verdad, hay personas que piden en sus testamentos que a la hora de la muerte puedan pedir esto, eso está en la conciencia de quien está sabiendo y asistiendo, en este caso los médicos, de poder determinarlo, pero es muy difícil, siempre el medico trata y busca salvar la vida hasta el último instante”, manifestó.

Agregó que “la Iglesia nunca va a apoyar nada que tenga que ver con una muerte que determine otra persona, porque es destruir la vida del otro, hacerse Señor de la vida del otro”.

El Padre Ruiz afirmó “que se pueden dar las leyes como se dieron en muchos países, creo que se pueden dar, pero como cristianos debemos formarnos no tanto para decir no, sino para educar para la vida, en toda nuestra predica y formación es educar para la vida, para valorar la vida, no tanto para decir no al aborto, no a la muerte asistida, sino en cómo podemos atender mejor a nuestros moribundos, a las que padecen estos males, como se logra, son elementos para tener en cuenta, no es tanto el legalizar algo, si no concientizar para el valor de la vida”, concluyó.