Jujuy es la única provincia del NOA sin transmisión de Chagas por vinchucas

Jujuy al día® – “El Chagas supo ser la enfermedad endémica más importante de la provincia de Jujuy durante mucho años”. Así lo manifestó a nuestro medio el Director Provincial de Programas Sanitarios, Carlos Ripoll, quien hizo referencia sobre la situación actual en nuestra provincia, indicando que “en este momento, en Jujuy, tenemos un 0,00,01% de casas con vinchucas. Hemos cortado la transmisión vectorial y transfusional”.

Esta enfermedad es producida por un organismo unicelular llamado Trypanosoma cruzi, y dicha enfermedad se transmite de diferentes maneras como ser a través de la picadura de la vinchuca, con la contaminación de su materia fecal; por pasaje de una mamá infectada a un bebé; por una transfusión de sangre que no esté controlada, y algunas otras formas que son excepcionales, y solo un 25, 30% pueden desarrollar alteraciones que se traduzcan en síntomas, tales como problemas cardiacos, problemas del funcionamiento del corazón que lleve a su dilatación y luego tener insuficiencia cardiaca, dilatación del aparato digestivo con la formación del megaesófago y megacolon. Algunos pueden tener problemas neurológicos, pero la mayoría de los infectado no tiene problemas, y muchos de los que lo tienen son leves y perfectamente controlables con otros  medicamentes sintomáticos y no curativos.

El chagas es una enfermedad exclusiva de América, que se extiende desde el sur de los Estados Unidos hasta la Patagonia Argentina. En la actualidad hay 21 países que son endémicos de la enfermedad, con aproximadamente 40 mil casos nuevos por año en todos esos países, aunque se ha logrado grandes avances en el control de esa enfermedad. Algunos países como Chile, Uruguay han cortado la transmisión por la picadura de la vinchuca. Argentina todavía no lo ha logrado. Bolivia avanzó mucho aunque queda mucho por hacer, lo mismo en Perú, Colombia y Venezuela.

Ripol se refirió a la actual situación que se vive en relación a esta enfermedad señalando que “en la Argentina tenemos una zona central que es de más alto riesgo donde todavía se ven casos agudos por transmisión a través de la vinchuca, sobre todo en las provincias de  Chaco, Formosa, Santiago del Estero, en algún sector de La Rioja, Mendoza, en el norte de Córdoba y en la provincia de San Luís”.

Señaló que “del NOA, la única provincia que ha llegado a certificar ante la Organización Mundial de la Salud, la Oficina Sanitaria Panamericana y la Iniciativa del Cono Sur, sobre la interrupción de trasmisión, es la provincia de Jujuy, que desde el año 2001 salió una resolución donde se la declara libre de transmisión”.

En declaraciones a nuestro medio, el Director Provincial de Programas Sanitarios comentó sobre las actuaciones que se realizaron para lograr estar libres de transmisión de Chagas por  picaduras de vinchuca, indicando que “el programa de control en Argentina comenzó en  1962, y también en la delegación Jujuy, y se inició la etapa de fumigación, donde se ha llegado hace en zonas infectadas de vinchucas. Se empezó en el año ’62 con el 44% de las viviendas con vinchucas, en los ’80 bajo el porcentaje a 5% de viviendas afectada, en los ‘90 había una infección de viviendas mínimas, el 1%, y en este momento estamos en el 0,0-  0,01; estamos encontrando 2 o 3 casas por año con vinchucas, aunque tuvimos una breve alarma en el 2007”. Al respecto indicó que “decidimos instalar la vigilancia del Chagas, porque si queríamos vigilar a la enfermedad con el caso agudo, este es tan poco sintomáticos, sería difícil. Algo similar pasa con la búsqueda del caso crónico, ya que se debe haber infectado por lo menos hace 10 o 20 años, entonces decidimos que la vigilancia se va a hacer buscando la vinchuca, y para ellos  instalamos un sistema de vigilancia con los Sistemas de Atención Primaria, con lo agentes sanitarios”.

Ripol comentó acerca de una problemática que se presenta al momento de seguir con las medidas de prevención, manifestando que “resulta  que tenemos una generación de población que nació en un área limpia, no han visto nunca una vinchuca, por ello no hay nivel de alarma. El viejo habitante de Jujuy habían visto una vinchuca, en cambio ahora no, entonces ¿qué estamos haciendo?, cursos con los docentes, para que les trasmitan a los niños qué es una vinchuca”.

También se refirió a los casos de infección que se están presentando en Jujuy, señalando que “sangre que se transfunde está controlada, la positiva no se transfunde, entonces esa vía está cortada. No tenemos vinchucas, esa vía también está cortada. Pero si tenemos problemas hoy en día, con los niños recién nacidos de mamás chagasicas, son mamás que quedaron de antes, donde en algunos casos no se han identificado o se perdieron en el control, y no le podemos hacer el tratamiento, porque es un adulto, no hay un tratamiento efectivo, o porque están embarazadas. Entonces hay que trabajar fuertemente en la aplicación de las normas correspondiente para que ninguna mamá llegue al parto sin hacérsele análisis de Chagas. Además tratamos de recuperar niños que no hayan sido detectados al nacer, ya vamos  haciendo cerca de 5000 encuestas en las escuelas y  de los cuales tenemos un 0,04% de positivos, y testeamos a las mamás de esos niños, todas resultaron positivas, eso ya nos indica que hay trasmisión conatal, pero no vectorial”.

El especialista sostuvo que “tenemos mucha migración, somos una provincia limítrofe. Si tomas 1000 personas argentinas, jujeñas, que no hayan salido de Jujuy, vas a encontrar, más o menos, que el 7% tiene Chagas. Si tomas 1000 personas bolivianas que viven en Jujuy, el 50% tiene Chagas. La gran infestación que hubo y el gran movimiento de personas de migraciones laborales sobre todo en nuestra provincia nos permitió contar con una masa de personas migrantes infectadas casi en un 50%, o más”.

Por ultimo comentó sobre la problemática en el momento de la cura de esta patología, señalando que “como es producida por un parasito sumamente complejo, que se puede parecer a las células humanas, un medicamento que actúe contra este parasito tendría acción contra el organismos que lo reciba”. En relación a este tema añadió que “sin embargo hay dos medicamentos que curan la enfermedad aguda, la que recién comienza, tiene algunos meses de evolución, o aquella enfermedad que se produce en niños hasta cerca de los 14 años, pueden ser también curados, pero a medida que aumenta la edad aumentan los efectos colaterales y disminuye la eficacia de medicamento. No nos olvidemos que, de las personas que se infectan, el 70, 75% se mueren de viejos, muchos ni se enteran que tiene la infección”.

Además afirmó que “hoy en día la proporción de pacientes que tengan un Chagas severos en la provincia de Jujuy es muy baja, desde que se logró el control de la transmisión fue disminuyendo paulatinamente la cantidad”, concluyó.