En Jujuy, destacada jurista brindó detalles sobre la reforma del Código Civil Argentino

Aída Kemelmajer de Carlucci

Jujuy al día® – En el marco de las Jornadas Preparatorias de las XXIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil que se realizan en el Colegio de Abogados de nuestra provincia, nuestro medio dialogó con una de los miembros de la actual Comisión de Reforma del Código Civil Argentino, Aída Kemelmajer de Carlucci.

La doctora Aída Kemelmajer de Carlucci se refirió al trabajo que están realizando respecto a la reforma de nuestro Código Civil, y comentó que la Comisión de Reforma está integrada por 3 personas, “los doctores Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, y yo, que conformamos unas 32 comisiones que se ocupan de diferentes partes. Estas comisiones están terminando sus trabajos, además que hay partes del Código que estamos redactando nosotros mismos. Toda esa gente nos está dando sus trabajos y nosotros ahora estamos coordinando esa tarea”.

La jurista indicó que en la parte de familia del Código, hay tres comisiones se encargan de Filiación y Patria Potestad, otra de Matrimonio, Divorcio, Nulidad, y otra del Régimen Patrimonial del Matrimonio. “A esas 3 comisiones las coordino, y hay una que ya entregó todo: la del Régimen de Filiación y Patria Potestad. Este es un tema muy conflictivo porque tenemos que regular las técnicas de reproducción asistidas, en las que  prácticamente hay un nuevo tipo de filiación”.

En relación a la regulación de las técnicas de reproducción asistida, Kemelmajer de Carlucci señaló que “un caso de reproducción asistida, donde se ha utilizado material  genético de un tercero, de un donante, en el régimen actual, el niño que nace de esas técnicas podría reclamar filiación a esa persona que donó ese material genético. Pero si eso fuese así nadie donaría material genético porque  ese es un acto de simple donación de algo que integra el cuerpo como puede ser la sangre”, y explicó “en estos casos lo que tiene que regir es la ‘voluntad procreacional’, tiene que ser padre el que consintió ese tratamiento aunque el gen sea de un tercero. Estos temas son muy conflictivos porque tienen una carga ideológica importante”.

En diálogo con Jujuy al día®, Aída Kemelmajer de Carlucci mencionó además durante esta reforma se incorporó el matrimonio de personas del mismo sexo y opinó al respecto que “esas personas también quieren ser padres y madres”, y citó un ejemplo: “en el caso de  una pareja de lesbianas, una de las mujeres es inseminada con material genético de un  tercero. Este niño que nace de esta pareja, que a lo mejor está casada y que la ley dice que este matrimonio tiene exactamente los mismo efectos que produce el matrimonio heterosexual, el niño que nace en este matrimonio de dos mujeres homosexuales tiene que nacer como el niño que nace en la pareja heterosexual, y si sus padres están casados, automáticamente, tiene un papá y una mamá, tiene doble vinculo. Este niño, por el ‘principio de igualdad’, si nace en un matrimonio de dos personas homosexuales también tiene que tener doble vínculo y será que tiene dos mamás. Estas son cosas que nuestra sociedad no siempre está acostumbrada a aceptar, son materias muy difíciles de regular”, aseguró.

Por último reflexionó sobre el objetivo de esta reforma del Código Civil y expresó que “lo que pretendemos es un código que no aliente los procesos, que facilite la interpretación de los textos. Intentamos que el código sea claro, pero esto forma parte de una política global que a veces escapa al Código Civil”, concluyó.