En Jujuy, menos del 50% de las madres continúa dando el pecho a los bebés luego de los 6 meses de vida

Jujuy al día® –  Así lo manifestó a nuestro medio Carlos Quinteros,  Jefe del Servicio de Neonatología del Hospital San Roque, en el marco de la Semana de Lactancia Materna.

En una entrevista con nuestro medio Carlos Quinteros se refirió a la cantidad de mujeres que salen del servicio amamantando, indicando que “entre un 85%-90% de las mamás salen de acá dándole el pecho a los bebés, pero ¿qué pasa? Acá solo están tres días, y lo importante es toda la vida que va por delante, por eso es que nosotros estamos muy preocupados, porque en los Centros de Salud empieza disminuir la lactancia”, sostuvo.

Comentó que “está completamente comprobado, sale de acá un 85%, a los dos meses es el 70%, a los 4 meses es el 60%, y a los 6 meses a veces no llega al 50%”. Respecto a las causas de este marcado descenso, señaló que se debe “a la incorporación de la madre al mundo laboral, cuando vuelve a trabajar”, y explicó que “también tiene que ver con el desconocimiento de la mamá. No sabe que puede sacarse la leche, que en la heladera va a durar 3 días; que, a temperatura ambiente, siempre que no sean más de 38°, va a durar 6 horas, y en un freezer dura 6 meses, y esto es por desconocimiento de las madres”.

El jefe del Servicio de Neonatología del San Roque recalcó la importancia de la leche materna para la vida de un bebé, “es fundamental, sobre todo durante los primeros 6 meses de vida. Se puede extender hasta el año o hasta los 2 años, pero hasta los 6 meses no necesita nada, la mayor parte de los chico se puede alimentar al pecho exclusivo, siempre con el control del médico, siempre con saber cómo va su evolución en peso, en desarrollo, esas cosas también tiene que seguir haciéndolo. La cuestión está en que se abandona mucho, porque la mujer vuelve a trabajar y ésta entrada al mundo laboral hace que disminuya este tipo de cosas”.

Indicó que los beneficios del dar el pecho son muchos, “desde el punto de vista de salud, es como si uno lo estuviera vacunando todos los días, lo defiende contra muchas enfermedades como diarreas, infecciones respiratorias, porque no toma contacto con otros alimentos. Al tomar contacto con otros alimentos, como leche de vaca, por más que se diga maternizada, es leche de vaca y no de persona. También es importante tomar conciencia por ese lado, además la comodidad que se presenta, cuando uno tiene que salir con el bebé, no tiene que llevar el termo, el tarro de leche, gasta menos. Aparte, de todos los beneficios para la salud, también está disponible en cualquier momento, no hay que hacer absolutamente nada, nada más que darle el pecho, y acá no hay esas miradas cuando una mujer le da el pecho en cualquier lugar, acá no hay problema, en otros lugares sí”, mencionó.

Por otra parte, el medico se refirió a las situaciones respecto a la lactancia con madres jóvenes, indicando que “ellas preguntas, la cuestión esta que uno sepa dar respuestas”. Señaló que una de las inquietudes más frecuentes es “si van a aumentar mucho de peso, y es al contrario, van a disminuir dando el pecho, porque el organismo está hecho de determinada manera que durante el embarazo va acumulando reservas, si lo alimenta al pecho va a eliminar todo eso y va a quedar completamente distinta. Además tiene que tener en cuenta que las mujeres que han alimentado con su pecho, raramente van a tener cáncer de pecho, raramente  van a tener cáncer de ovario, y así hay otras cosas que son beneficios para la mujer, no solamente para el chico”.

Por último, hizo referencia a los sectores en la capital, y en otras zonas de la provincia, donde las madres amamantan con mayor frecuencia a sus bebés, y comentó que “hay una encuesta que dice que hay lugares que se alimentan muy bien al pecho: la capital está dividida en 23 Centros de Salud, de estos hay centro en los cuales se alimentan bien al pecho y en otros lugares en que no, estos son en los que hay que trabajar, pero en los lugares donde se alimentan, como el Puesto de Salud de La Viña. Sin embrago hay otros puestos que tiene una baja incidencia de lactancia materna y mucho destete. Hay que ver qué pasa, quizás no hemos llegado a convencer a la persona de que lo haga”, y agregó que “en el interior, esto está cayendo en crisis, ha disminuido en algunos lugares, hasta en La Quiaca lo hemos visto. Ya hay mamaderas en los servicios de neonatología, son costumbres que hay que reforzarlas y son buenas costumbres. No abandonemos las buenas costumbre, esto es muy importante, alimentar con el pecho a los chicos los defiende, les da más posibilidades de reacción ante enfermedades, se enferman distintos lo que toman el pecho, si tienen una diarrea es difícil que lleguen a deshidratarse gravemente, puede pasar, pero es difícil que pase, así que sigan dándole el pecho”, concluyó