Desde el Obispado de Jujuy señalaron que hay “situaciones de deterioro social a las que no se atiende con suficiente premura y eficacia”

Jujuy al día® – Ante los hechos de violencia acaecidos en la zona de Ledesma, los pastores de las Diócesis de la Provincia de Jujuy, junto con sus presbíteros y delegados de las diversas pastorales queremos ofrecer a toda la sociedad jujeña una palabra que nos ilumine, nos una y nos serene.

•           NOS SOLIDARIZAMOS CON LAS FAMILIAS DE LAS VÍCTIMAS. Toda vida es sagrada y tiene un valor que nos trasciende y nos lleva a respetarla siempre y en toda circunstancia.

•           LAMENTAMOS TODO HECHO DE VIOLENCIA que se produce de manera descontrolada e irracional, pero entendemos que seguimos viviendo, en nuestra querida provincia, situaciones de deterioro social a las que no se atiende con suficiente premura y eficacia.

•           INVITAMOS A TODAS LAS FUERZAS VIVAS DE LA SOCIEDAD JUJEÑA A UNIRSE para salvaguardar la calidad de vida de nuestras comunidades, en especial las más expuestas a la marginación y al abandono.

•           INVITAMOS A TODA LA SOCIEDAD JUJEÑA, Y DE MODO ESPECIAL, A LOS DIRIGENTES DE LAS DIVERSAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS a vivir el tiempo de las campañas electorales con horizontes más amplios. La Patria y la vida están por encima de cualquier agrupación, partido o tendencia política. La unidad de la sociedad jujeña  su crecimiento en mayor calidad de vida exigen cuidar el lenguaje que se utiliza, hacer propuestas realistas en el corto plazo y buscar consensos que nos integran como sociedad de hermanos.

•           INVITAMOS A TODOS LOS CREDOS RELIGIOSOS Y A TODA PERSONA DE BUENA VOLUNTAD a implorar la bendición de Dios, Padre de la Vida, para que nos conceda por intercesión de Santa María del Rosario de Río Blanco y Paypaya vivir como hermanos, construyendo juntos proyectos sociales y culturales solidarios y que nos identifique.