Alto Comedero: se instalará el segundo Centro de Atención Integral de la Violencia Familiar Municipal

Jujuy al día® – Será inaugurado por el Intendente Jorge, la semana que viene. En estos tres años, el Centro de Bustamante 84 atendió 5.500 casos, con asistencia legal y protección familiar. El proyecto es llegar a cuatro centros, accesibles desde todos los barrios.

La comunidad que reside en los sectores de Alto Comedero, contará desde la semana venidera con un Centro de Atención Integral de la Violencia Familiar Municipal, que será inaugurado por el Intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl “Chuli” Jorge, anunció la Secretaria de Desarrollo Humano, Ada Galfré.

“En el transcurso de la semana venidera, la comuna capitalina dejará inaugurado el Segundo Centro de Atención Integral de la Violencia Familiar, en Barrio Alto Comedero”, dijo la funcionaria, que fundamentó la medida advirtiendo que “a lo largo de estos tres años, hemos atendido cinco mil quinientos casos de violencia”, en el centro en funcionamiento en la sede de Bustamante Nº 84.

Seguidamente, explicó que “la atención es integral, tal cual lo estipula la Ley Nº 5107; en ese marco, nosotros acompañamos a las víctimas a hacer la denuncia, precisamente ese acompañamiento y esa atención es para evitar la violencia institucional”.

Servicio gratuito de abogados para litigios

Resaltó, asimismo, que dicho Centro “es el único y el primero en el país que litiga en nombre de las víctimas, o sea, las personas no tienen que ir a la Defensoría de Pobres y Ausentes para conseguir un abogado, sino que el propio municipio paga a los letrados para que lleven los casos adelante, y ese es un logro muy importante, porque permite que las personas no dilaten el trayecto para recuperar su autoestima y sus derechos, plantándose cómo una persona que no merece ser castigada, como así también ninguna persona lo merece”.

Luego, detalló que las víctimas provienen de cualquier parte de la ciudad: “la violencia no tiene clase social, no tiene días, horarios; por eso, en Bustamante 84, donde se atiende a estas personas, consideramos que para que ellas lleguen hasta el Centro –sito en el centro de la ciudad- es dificultoso, por eso se propuso para el segundo mandato del Intendente Raúl Jorge, contar, al menos, con cuatro Centros de Violencia en distintos puntos de la ciudad”.

“En estos días, se alcanzará el Segundo Centro, en un lugar estratégico en la Avenida Teniente Farías, muy cerca del Puesto de Salud que está a dos cuadras de la Policía, frente a la parada de colectivos, lugar donde se hará prevención, asesoramiento, acompañamiento en el tema de las denuncias, tratamiento integral, porque es para la víctima y para el entorno familiar, como así también para el victimario, porque este círculo se tiene que cortar”, afirmó.

“Sabemos que no es fácil, que la gente comienza, deja y vuelve a retomar, porque el círculo de la violencia es así, no es que a los primeros golpes se hace la denuncia y se sigue adelante, sino que hay un problema de la autoestima grande, de desvalorización, al principio las personas creen que se lo merecen, formando parte de ese proceso de la violencia familiar, para ello se incorporaron nuevos profesionales destinados a Alto Comedero”.

También el Programa de Maternaje

Galfré explicó, por otra parte, que el nuevo Centro de Atención Integral de Violencia Familiar Municipal también funcionará el Programa de Maternaje destinado a las mujeres embarazadas, que se brindará en forma gratuita, como se hace en la actualidad los martes en las dependencias de Bustamante 84, en el centro de la ciudad, con gimnasia preparto y posparto, con profilaxis para el parto, entre otras; de igual manera se hará en Alto Comedero”.

“Se pondrá especial énfasis en las embarazas adolescentes, acompañándolas desde que se enteran que van a ser madres, el paso para enfrentar a la familia, a la pareja, si no la tienen, así rápidamente entran en el circuito de salud, para que ese bebé se tenga iguales oportunidades desde el momento que ha sido engendrado”.

Por otra parte, señaló que “también se las prepara para que no dejen de estudiar o para que comiencen a estudiar, armando nuevos proyectos de vida, que puede ser dificultosos, pero no imposibles, que siga funcionando con la edad que tiene con una vida normal, que tome la responsabilidad de ser la mamá de su hijo y evitar, como ocurre muchas veces, que por la obra social, entre otros aspectos, los padres inscriben a los niños como si fueran de ellos y cuando las niñas crecen y quieren ser las mamás, en realidad son las hermanas de los chicos, y eso genera un problema de identidad, de relación fuerte y peligrosa, y desagradable, de manera que se debe evitar de antemano”.

Finalmente reflexionó que “por ello, desde las distintas áreas de esta Secretaría, estamos dispuestos a acompañarlas, para que las chicas puedan sacarse los miedos, para ello se hacen las diez preguntas de temor, como que por ser chica se lo van a sacar, que se lo van a  quitar, o que mejor  lo dé, porque ella no va a poder criarlo, ante esto se quiere romper con esos mitos, sacar las malas influencias y hacer que los bebés nazcan con los mismos derechos que otros chicos, que no estén en desventaja desde el vientre materno, para que no nos encontremos con bebés de bajo peso, por  ello de todo eso nos ocupamos en nombre de los derechos de los niños y niñas, evitando las desigualdades desde temprana edad”.