¿De dónde provienen las motos que utilizan los “motochorros” en Jujuy?

Jujuy al día® – Ante los asaltos producidos por motochorros, los cuales se están viendo con más frecuencia en nuestra provincia, nuestro medio consulto sobre este tema al Director de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia, Comisario Inspector Carlos Ayarde, quien explicó el modo en el cual estos delincuentes adquieren los rodados para perpetrar los delitos.

Ayarde sostuvo que los delincuentes obtienen las motocicletas de tres maneras distintas: “en algunas oportunidades es facilitado por otro tenedor que la tiene legalmente, pero en algunos casos desconoce la actividad que realiza la persona que comete estos hecho. En otros casos la persona que comete este ilícito aprovecha la tenencia legal del rodado para cometer este tipo de ilícito, o también se da un tercer caso que la moto que se secuestra, utilizado por estos malviviente, resulta que es sustraída producto de un ilícito anterior”.

El Director de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia comentó que los vehículos que son ‘robados para robar’, también corren otra suerte, señalando que “en algunas oportunidades el que roba el motovehiculo, aprovecha para venderlos a menor precio sin documentación. La persona que adquiere esa moto sabe en qué condiciones lo está adquiriendo, si una está saliendo en la actualidad 4 mil pesos, es bastante subjetivo que lo compre a un precio de 120 o 200 pesos”, y añadió que “la persona que compra un bien sin los recaudos correspondiente, tiene que saber que esto  trae dolores de cabeza, porque cuando se hacen procedimientos, se secuestra el motovehiculo, y se queda sin nada. Convengamos que en este tipo de ilícitos el delincuente también se vale de estas personas que compran bienes adquiridos en forma incorrecta, con un precio inferior y sin la documentación”.

El comisario también indicó otro de los destinos que tienen estas motocicletas robadas, “existen veces, que los delincuentes aprovechan la situación para vender las motos robadas a determinados talleres donde se las desarman, arman otro moto vehículo para después ofrecerla a la venta a menor costo”. En referencia a esto, comentó que “la Brigada de Investigaciones en la ciudad de Palpalá, a través de investigaciones que ellos estaban realizando a través de contacto o información reservadas, allanó hace poco un taller mecánico donde había motores de motocicletas y cuadros. En algunos casos se pudo determinar que los elementos  o autopartes eran sustraídos de otro lugar, de San Pedro, o en capital, que posteriormente eran armadas en este lugar con un motor con otro chasis. Een algunos casos se adulteraba la numeración en forma bastante pronunciada ya que rebajaban la numeración para no poder identificarlas”.

Por último, el Comisario Inspector Ayarde destacó los resultados de los operativos que se realizan a estos vehículos, indicando que “la División de Sustracción de Automotores esta desde hace tiempo trabajando en forma incansable. Tenemos el secuestro de varios vehículos, automotores y moto vehículos, algunos de los cuales fueron ingresando a la provincia sin la documentación legal y otros que presentaban adulteraciones en cuanto al número de motor y chasis. Las Brigadas del interior, en especial la de Humahuaca, también implementa sus controles preventivos. Días Pasados se trasladó a ciudad de La Quiaca, que es una ciudad fronteriza, y se secuestraron 80 moto vehículos, de eso se fueron descartando en principios aquellos que presentaron posteriormente la propiedad, de todo esos secuestros quedaron 2 motocicletas de gran cilindrada que están afectadas a un expediente informativos para establecer la procedencia de los mismos”. Además añadió que “las Brigada de San Pedro y Libertador, por estas tareas preventiva, últimamente tuvieron secuestros de motos que en principio, hicieron una verificación física en cuanto a motor y chasis y se determinó en  ciertas oportunidades que al estar adulterado el motor quedan momentáneamente secuestrados  a disposición del juzgado o en otros casos carecen de documentación y se determina que son  productos de ilícitos ya sea cometidos en capital o en el interior”, concluyó.