Para Remondegui hablar de conducta sexual de riesgo “es un poco discriminativo”

Jujuy al día® – Carlos Remondegui, Jefe del Servicio de Infectología del Hospital San Roque, se refirió en una entrevista con nuestro medio sobre por qué se habla de “conducta de riesgo” en una relación sexual entre personas del mismo sexo, y sobre cómo afecta esto a la hora de donar sangre, indicando que “con respecto a conducta sexual hoy prácticamente no se usa ese término, y el tema de conducta de riesgo, es un poco discriminativa en realidad”.

Remondegui explicó que “ya no se habla de conductas de riesgo, el factor de riesgo que se llama conducta de riesgo ha sido como un vocabulario nuevo para definir una situación de salud que quizás en el análisis era planteado como nuevo. Nadie está planteando que la homosexualidad es nueva, los conceptos de salud y de intervención de salud masiva era una cosa nueva, entonces cuando apareció el HIV y apareció en personas homosexuales y adictos a drogas endovenosas, entonces de ahí ha quedado estigmatizada la situación”.

El especialista señaló que “con respecto a conducta sexual prácticamente no se usa y el tema de conducta de riesgo, son un poco discriminativas en realidad y pueden tenerlo un montón de gente. Hoy ya no se usa el termino de conducta de riesgo, nosotros en la actividad medica rápidamente lo usamos, pero no es un término que sea aceptado ahora”.

El Jefe de Infectología del San Roque mencionó las razones médicas por las cuales se pude considerar como ‘situación de riesgo’ a las relaciones sexuales entre hombres, argumentando que “’la situación de riesgo’ entre dos personas del mismo sexo puede ser por el hecho de ser receptor sobre todo por vía anal, o sea el colon porque es una parte del intestino grueso que tiene la función de absorber, es un tejido permeable, en cambio la vagina es una pared epitelializada o forrada con células que le brindan protección básicamente”. Añadió que “las personas homosexuales, en este caso varones tiene otra patologías de trasmisión sexual que se dan en el colon, no así en la población heterosexual que no tienen la relación homosexual como activo- pasivo en los hombres. Por supuesto que la mujer que tiene relación sexual rectal está en la misma situación, no es que la situación es particular del hombre, sino del que hace de receptivo anal, sea mujer o varón, porque si una mujer es receptiva anal también podría estar en la misma categoría”.

Remondegui recalcó “que quede claro, el que hace de receptivo siempre va a tener el mismo riesgo, también es cierto que para quien es activo a veces es igual de traumático la relación anal, para ambos, entonces pueden haber fisuras o micro fisuras o cortes que de pronto no se dan casi en la relación vaginal y eso implica un riesgo para ambos, ya sea de Hepatitis B si tiene o HIV o HTLV o lo que sea para ambos esa situación puntual de microtraumas, pero el riesgo esta para quien lo haga, para quien practica esa actividad, sin importar sus preferencias sexuales”, concluyó.