Gerardo Morales objetó que se haya delegado en organizaciones sociales la construcción de viviendas

Jujuy al día® – “El Gobierno Nacional ha puesto en marcha un esquema que revela una suerte de privatización de políticas sociales” afirmó el senador Gerardo Morales en la ciudad de San Pedro de Jujuy y objetó que “se haya delegado en organizaciones de la sociedad civil la construcción de viviendas sociales, una política que corresponde a las obligaciones ineludibles del Estado porque tutela un derecho fundamental que debe ser especialmente protegido”.

Morales quien buscará renovar su escaño en la Cámara Alta, estuvo en el barrio La Merced de la ciudad de San Pedro, donde la UCR brindó un servicio solidario a la comunidad del sector que se ubica dentro de la población con necesidades básicas insatisfechas. Allí Morales, junto al candidato a Gobernador por la Unión para el Desarrollo Social, Mario Fiad, el candidato a diputado nacional Miguel Giubergia y el candidato a Intendente de San Pedro, Cesar Baigorrí, cuestionó al Gobierno nacional por haber dejado en mano de organizaciones sociales la realización de planes de viviendas sociales.

El Presidente del Bloque de Senadores de la UCR, explicó que “en los 90 se dio un fuerte proceso de privatización de servicios esenciales, así YPF, Gas del estado, los ferrocarriles pasaron a manos de concesionarios. Ahora, pareciera que estamos asistiendo a un segundo proceso de privatización que tiene que ver con la construcción de viviendas”.

“El Gobierno ha pretendido que haya un Estado ausente en algunas materias y ha delegado en organizaciones de la sociedad civil, obligaciones que son inherentes al Estado, como la construcción de viviendas sociales”, añadió.

Interpretó el líder radical que esto ha provocado una serie de problemáticas porque se ha confiado a organizaciones que han tenido históricamente otras funciones, una política que es propia del Estado. “La ineficacia en el manejo de los fondos y el clientelismo que se ha desarrollado en torno al acceso a la vivienda” son algunos de los resultados de esta decisión política que, abundó Morales, representa una tendencia privatizadora de un servicio del estado.

“La vivienda social es un bien que realiza un derecho ciudadano, sin embargo con la delegación de su construcción y adjudicación a organizaciones sociales se ha generado un sistema clientelar, abusivo que pone de rehenes a los adjudicatarios de las unidades habitacionales”, explicó el senador radical y señaló que “no es posible sostener ese sistema que convierte a las personas en rehenes de un plan de vivienda y hace descansar la entrega de las escrituras en un sistema de de lealtades”.

“Me parece que todo esto terminó constituyendo un esquema de privatización de políticas sociales que debe ser revisado porque revela que el Estado está eludiendo una responsabilidad que es básica” concluyó.